1 de diciembre de 2020
19 de junio de 2020

La marroquí Soumia Jaity, ganadora del concurso 'Voces sin olvido' para la integración de migrantes y refugiados

La marroquí Soumia Jaity, ganadora del concurso 'Voces sin olvido' para la integración de migrantes y refugiados
Foto recurso concurso 'Voces en el olvido' - CONCURSO 'VOCES EN EL OLVIDO'

   MADRID, 19 Jun. (EUROPA PRESS) -

   La marroquí Soumia Jaity con su relato 'Voces de la mar' ha sido la ganadora del concurso 'Voces sin olvido' que otorga la Universidad Nebrija y su Cátedra Global Nebrija-Santander del Español como Lengua de Migrantes y Refugiados en el contexto del Día Mundial de las Personas Refugiadas que se celebra este sábado 20 de junio.

   En segundo lugar quedó la griega Danai Pelipetrou con 'El periplo', mientras el también marroquí Mehdi El Messouari se alzó con el tercer premio con un video que lleva por título el propio lema del certamen 'Voces sin olvido'.

   En su primera edición, el certamen planteó a migrantes y refugiados que aprenden español el reto de elaborar una composición poética, musical o reflexiva sobre lo que les suscita el lema "voces sin olvido" mediante vídeo, audio o texto escrito.

   El jurado del concurso, compuesto por el poeta y director del Instituto Cervantes, Luis García Montero; el director de Comunicación y Relaciones Informativas del Teatro Real, José María Noguerol; y la representante de ACNUR en España, Sophie Muller, fue el encargado de desvelar los nombres de los premiados en un acto online.

   Luis García Montero destacó de 'Voces de la mar' su "calidad literaria y humana" porque está contra el silencio y a favor del compromiso de la literatura. "Es un texto que reivindica las voces condenadas al olvido, las voces sumergidas en el mar", añadió.

    Además, el poeta granadino identificó la labor de la Cátedra Global Nebrija-Santander del Español como Lengua de Migrantes y Refugiados con la del Instituto Cervantes. En este sentido, ha añadido que, "hay que seguir trabajando en la reivindicación de la diversidad y el diálogo de las civilizaciones como una seña de identidad democrática".

   Por su parte, Soumia Jaity ha reivindicado el "transformador" papel de la literatura "para reivindicar y luchar" y "no olvidar la voz de esas personas que, como ocurre en el Mediterráneo, están tan cerca". Las primeras líneas de su relato, 'Voces de la mar', ya sugieren esa línea de pensamiento: "Después de cruzar comprendí que hay voces vivas de cuerpos muertos en los libros, que puedes escuchar esas voces sin olvido las veces que quieras y que así jamás las podrás olvidar".

   La entrega de los galardones estuvo enmarcada en una jornada online que se sumó al Día Mundial de las Personas Refugiadas y que estuvo respaldada por la Fundación Antonio de Nebrija. La Cátedra Global Nebrija-Santander del Español como Lengua de Migrantes y Refugiados organizó, con la moderación de su coordinadora Margarita Planelles, un espacio de encuentro y diálogo entre refugiados, migrantes y miembros de la comunidad universitaria.

   La directora general de la asociación Karibu y miembro del Consejo Asesor de Casa África, Nicole Ndongala, y el doctor en Humanidades por la Universidad Carlos III de Madrid y máster en Enseñanza del Español como Lengua Extranjera por la Universidad de Valladolid, Roméo Gbaguidi, disertaron sobre los retos y dificultades de las mujeres migrantes y refugiadas en su incorporación a una nueva realidad lingüística, cultural y social.

   Asimismo, los estudiantes de los Grados de Educación Infantil y Primaria, y Lenguas Modernas de la Universidad Nebrija integrantes del proyecto interdisciplinar Refugio presentaron sus propuestas para una educación inclusiva que dé respuesta a la diversidad lingüística y cultural.

   En el acto, los organizadores difundieron el proyecto 'Red de Amigos de la Cátedra', un espacio de colaboración entre todo tipo de personas y entidades que, desde una perspectiva multidisciplinar y transversal, comparten el objetivo de contribuir al bienestar lingüístico, social, identitario y emocional de migrantes y refugiados, así como a la visibilización y concienciación de la población de acogida para favorecer una participación plena en la sociedad".

   La directora de la Cátedra, Juana Muñoz-Liceras, instó a todos a integrarse en esta Red, que quiere reflejar entre todos "un acervo interactivo" y mostrar "un bello, fuerte y poderoso mosaico social".