4 de abril de 2020
2 de mayo de 2018

El responsable de ACNUR para el sur de Europa: "Hay que revitalizar el sistema de asilo"

El responsable de ACNUR para el sur de Europa: "Hay que revitalizar el sistema de asilo"
ACNUR

   MADRID, 2 May. (EUROPA PRESS) -

   El nuevo representante de ACNUR para el Sur de Europa, Felipe Camargo, cree que hay que "destrabar" y "revitalizar" el sistema de asilo en España ante el aumento de la llegada de personas que solicitan protección internacional, y ve necesario "agilizar" los tiempos del procedimiento.

   En una entrevista concedida a Europa Press, Camargo ha destacado la "fragilidad" del sistema de asilo actual, al tiempo que ha reclamado un proceso de respuesta "más efectivo" para conceder protección en España. "Nos gustaría que se revise el sistema para agilizarlo y evitar que se formen esos números de personas en el limbo sin que se determine su condición", ha apuntado.

   Camargo, que se unió a ACNUR en 1995 y tiene una larga trayectoria en misiones humanitarias desarrolladas en los cinco continentes, ha dicho que el sistema de protección español "tiene debilidades y se podría hacer más de lo que se hace", pero ha subrayado que, en comparación a otros países de la Unión Europea, "funciona".

   Según datos oficiales, el año 2017 cerró con 34.871 demandas de protección internacional pendientes de resolver. Los expedientes resueltos fueron 14.667, de los que 4.818 fueron favorables --4.126 protección subsidiaria y 626 estatutos de asilo--, según precisó el Gobierno en una respuesta parlamentaria al diputado del PSOE David Serrada, a la que ha accedido Europa Press.

BUSCAR ALTERNATIVAS

   Ante este escenario, Camargo cree que hay que "explorar alternativas" para permitir que algunos de los solicitantes de asilo puedan beneficiarse de otros tipos de protección, como la subsidiaria o la que se concede por razones humanitarias.

   "Las cifras de llegadas de personas solicitando protección han aumentado muchísimo y el sistema tiene que responder a esas necesidades que son evidentes con las cifras", ha argumentado. De acuerdo a datos del Ministerio del Interior, el 2017 fue un año record en llegadas de pateras: 22.103 personas en 1.280 embarcaciones. Ante este escenario, Camargo ha insistido en que "lo lógico" es que "aumente la capacidad de protección y de integración" de estas personas.

   Para el representante de ACNUR, el "fortalecimiento" del sistema implica más recursos económicos y más capacidad humana en la gestión del procedimiento para que "las decisiones se tomen de manera más rápida". "La excusa no puede ser la falta de recursos", ha agregado.

COORDINACIÓN INSTITUCIONAL

    En su opinión, también es necesario revisar la coordinación de los actores que intervienen en la concesión de protección internacional, tanto a nivel central, como autonómico y municipal. En este sentido, ha defendido que se puede dar "mayor autonomía" a las comisiones territoriales y locales en todo el proceso de asilo que, a su juicio, "está muy centralizado".

   El elevado número de resoluciones pendientes, según ha explicado, "mucho tiene que ver con esta fragmentación institucional": "Se necesitan establecer mejores mecanismos de coordinación y comunicación", ha añadido, para después destacar la necesidad de "aprovechar" el ofrecimiento de muchas comunidades autónomas y municipios de acoger e integrar a más refugiados.

REUNIONES CON INTERIOR Y EMPLEO

   Camargo ha trasladado estos planteamientos al secretario de Estado de Seguridad, José Antonio Nieto, con quien se ha reunido recientemente en el marco de su visita a España tras su nombramiento. De hecho, ha destacado la "receptividad" del Ministerio del Interior, que ha escuchado sus recomendaciones. También ha mantenido encuentros con responsables del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, del Gobierno vasco y de varias organizaciones sociales, ha detallado a Europa Press.

   Durante este viaje por España, Camargo ha ofrecido una serie de recomendaciones con el objetivo de mejorar el sistema de asilo y de integración de refugiados, prestando la ayuda de ACNUR de cara a conseguirlo.