26 de febrero de 2021
14 de marzo de 2008

(Ampli.)La Policía Nacional desarrolla cinco operaciones contra la inmigración ilegal y detiene a 52 personas

MADRID, 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Cuerpo Nacional de Policía dio hoy un duro golpe a las redes de inmigración ilegal y tráfico de personas con la desarticulación de un total de cinco infraestructuras y la detención de 52 individuos en operaciones desarrolladas en Ávila, Badajoz, Gran Canaria, Jaén y Madrid según informaron a lo largo de la jornada las distintas unidades implicadas en cada caso.

En Ávila, agentes de la Brigada Provincial de Extranjería y Documentación detuvieron a una ciudadana de Perú con nacionalidad española como presunta autora de un delito de favorecimiento de la inmigración clandestina, por haber conseguido que varios ciudadanos de su país llegasen a España previo cobro de una cantidad de 6.000 euros, según informó a Europa Press la Comisaría de Policía de la ciudad.

En el caso de Badajoz, funcionarios de la UCRIF-Central de Madrid y de la Brigada Provincial de Extranjería y Documentación, a partir de la denuncia de una víctima, desarticularon un grupo organizado dedicado a la introducción de mujeres de nacionalidad rumana en España para su explotación sexual en clubes de la provincia. La operación se saldó con la detención de tres presuntos miembros de la red, tal y como informó en una nota el Cuerpo Nacional de Policía.

En la llamada 'Operación Cracy', iniciada en marzo de 2007, la Unidad Contra las Redes de Inmigración y Falsedad de la Brigada Provincial de Extranjería y Documentación de Las Palmas de Gran Canaria, desarticuló una red nigeriana de tráfico de personas que operaba en Las Palmas y en Madrid, actuación que se saldó con catorce detenidos, nueve de los cuales ya están en prisión, según informó hoy el Ministerio del Interior en nota de prensa.

Por otra parte, la Brigada Provincial de Extranjería y Documentación de Jaén desmanteló una organización que introducía en España a mujeres extranjeras "engañadas" para ejercer como prostitutas en un club de alterne de la localidad de Andújar. El resultado de la intervención policial ha sido la detención de seis personas.

La operación desarrollada en Madrid, que se inició el pasado mes de agosto y que ha contado con la labor de 500 agentes, ha culminado con la desarticulación de una red internacional que se dedicaba al tráfico ilegal de ciudadanos chinos y la detención de 28 personas, seis de las cuales eran 'cabezas de serpiente' mientras 22 eran inmigrantes ilegales que vivían hacinados y en pésimas condiciones de salubridad en los diez pisos patera que la Policía Nacional también ha desmantelado, según informó la Jefatura Superior de Policía de Madrid.