30 de octubre de 2020
20 de mayo de 2008

Corbacho afirma que en España no se hacen redadas contra inmigrantes y se respetan sus derechos individuales

   MADRID, 20 May. (EUROPA PRESS) -


   El ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, afirmó este martes que en España no se están realizando redadas contra inmigrantes y se protegen sus derechos individuales con garantías jurídicas, tal y como ocurre, en su opinión, en el aeropuerto de Madrid-Barajas, donde "muchas veces llegan personas ilegales y lo primero a lo que tienen derecho es a una asistencia jurídica".

   A preguntas de los periodistas, Corbacho se refería así a la polémica suscitada entre Italia y España por las críticas que la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, lanzara el pasado viernes, cuando tildó de "xenófobas" las iniciativas del Ejecutivo Berlusconi en materia de inmigración.

   El ministro aseguró que este asunto compete "al ámbito de las relaciones internacionales" y no quiso "dar pie a una polémica" que, apuntó, "hay que dar lo antes posible por superada".

   Dicho esto, diferenció las políticas en materia de inmigración que realizan Italia y España. "Un retorno de una persona ilegal en España nunca se podrá hacer a la fuerza y no respetando los derechos humanos que le asisten y que están garantizados en la ley", aseveró.

   El titular de Inmigración recordó que la Ley de Extranjería únicamente permite residir en España a los ciudadanos de la UE y a los inmigrantes extracomunitarios siempre y cuando, en este último caso, posean un permiso de residencia o un contrato de trabajo.

   "A partir de ahí, la ley con todas las garantías y con toda la asistencia jurídica es la que puede proceder a un retorno y con acuerdo también del país", insistió Corbacho.

   El ministro defendió la posibilidad de que España cuente con toda la inmigración que necesite, siempre que sea "reglada y legal". "El que no tenga contrato de trabajo sabe que el único destino final será el retorno, eso sí, por medio, con todo el respeto a la situación individual y jurídica de la persona", concluyó.