25 de enero de 2021
11 de diciembre de 2007

La desnutrición afecta a 143 millones de niños en el mundo, según UNICEF

La desnutrición afecta a 143 millones de niños en el mundo, según UNICEF

Más de 500.000 mujeres mueren cada año por complicaciones en el embarazo o el parto, la mitad de ellas en África subsahariana

MADRID, 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

En el mundo hay 143 millones de niños con problemas de desnutrición pese a que la prevalencia del bajo peso en los países en vías de desarrollo ha disminuido desde 1990, según los datos del informe 'Progreso para la infancia: Un examen estadístico de Un mundo apropiado para los niños', publicado este lunes por el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF). Dicho documento, denuncia además que 500.000 mujeres mueren al año por complicaciones en el embarazo y el parto.

El año 2006 fue el primero en la historia reciente en que la mortalidad infantil en niños y niñas menores de cinco años se situó por debajo de los diez millones. Sin embargo, la directora ejecutiva de UNICEF, Ann M. Veneman, advirtió de que "aunque los datos muestran progresos considerables, todavía queda mucho por hacer".

'Un mundo apropiado para los niños' --sexto de una serie de informes de UNICEF iniciada en 2004-- señala un descenso en la prevalencia del bajo peso en la infancia, del 32 por ciento en 1990 al 27 por ciento en 2006, pero subraya que aún son 143 millones los menores de cinco años afectados por la desnutrición, de los que más de la mitad se encuentran en Asia meridional.

El informe señala el paludismo y la neumonía como las principales enfermedades infantiles, responsables del 27 por ciento de todas las muertes anuales de menores de cinco años en el mundo, mientras que la cobertura en el tratamiento de estas dolencias se amplía muy lentamente.

La muerte de más de 500.000 mujeres cada año debido a complicaciones durante el embarazo o el parto viene a sumarse a los problemas de desnutrición infantil, ya que la lactancia materna temprana y exclusiva es una práctica que puede evitar el 13 por ciento de las muertes de menores de cinco años en los países en desarrollo.

La mitad de las muertes de mujeres embarazadas se registran en África subsahariana, región en la que una de cada 22 mujeres corren el riesgo de fallecer durante su embarazo o parto, frente al índice mucho menor que existe en los países industrializados, en donde el riesgo es para una de cada 8.000 mujeres.

El informe realizado por UNICEF --basado en los datos de la propia agencia de la ONU y de sus asociados en la supervisión de las condiciones de las mujeres y los niños en todo el mundo-- recoge otras causas que inciden en el alto número de muertes de menores de cinco años, como son las condiciones sanitarias o la incidencia del virus VIH y del sida.

Así, indica el documento, la falta de saneamiento básico, junto a la higiene deficiente y la falta de agua potable, contribuyen a causar la muerte de más de 1,5 millones de niños y niñas debido a enfermedades diarreicas todos los años. En 2004, el 41 por ciento de la población mundial --2.600 millones de personas-- no utilizaron instalaciones mejoradas de saneamiento y aunque desde 1990 se han logrado algunos progresos, mantener el ritmo del crecimiento de la población sigue siendo un problema importante.

Con respecto a los casos de infección por el virus VIH y de sida, en muchos países los nuevos casos se están concentrando sobre todo en los jóvenes, que representan el 40 por ciento de los 4,3 millones de nuevas infecciones que se produjeron en 2006. Sin embargo, este colectivo vulnerable sigue careciendo de un conocimiento preciso sobre el virus y su prevención.

MEDIDAS PARA MEJORAR LA SALUD INFANTIL

La nueva edición de 'Progreso para la Infancia' "ofrece numerosos datos sobre los Objetivos de Desarrollo del Milenio", apuntó Veneman durante la presentación del informe, el cual incluye cifras sobre las medidas aplicadas que contribuyeron a la mejora de la salud infantil, entre ellas aquellas que podrían generar mayores reducciones en la mortalidad de menores de cinco años durante los próximos años.

En sus conclusiones, el informe destaca como logros alcanzados en materia sanitaria que entre los años 1990 y 2004, más de 1.200 millones de personas tuvieron acceso al agua potable, así como que los países afectados por el paludismo han aumentado la utilización de mosquiteras tratadas con insecticidas para los niños, y muchos de ellos han triplicado por lo menos la cobertura desde 2000. Además, entre 1996 y 2000, las tasas de lactancia materna temprana y exclusiva aumentaron en muchos países y el documento pone como ejemplo el aumento de la lactancia materna en un 20 por ciento en siete países de África subsahariana.

UNICEF destaca en su informe que el acceso a los medicamentos antirretrovirales que reducen el riesgo de transmisión del VIH y el sida de las madres a sus hijos aumentó del 7 por ciento al 11 por ciento para las mujeres infectadas en los países de bajos y medianos ingresos entre 2004 y 2005. El acceso al tratamiento antirretroviral para los niños también se incrementó en gran parte del mundo.

Además, el número de niños que recibieron las dos dosis recomendadas de suplementos de vitamina A, que reduce las posibilidades de muerte infantil por enfermedades comunes, se cuadruplicó entre 1999 y 2005.

EDUCACIÓN

Junto a las mejoras con incidencia directa en la supervivencia infantil, el informe de UNICEF menciona otros progresos logrados en los ámbitos de la educación, de la igualdad entre los géneros y de la protección de la infancia.

Entre 2002 y 2006, el número de menores en edad escolar primaria que, sin embargo, no fueron escolarizados se redujo en un 20 por ciento, al aumentar el índice de matriculación y el de asistencia a la escuela. Además, tanto en esta franja escolar como en secundaria, la diferencia de género es cada vez menor y, a pesar de que las niñas siguen estando desfavorecidas, dos terceras partes de los países del mundo lograron la paridad en la educación primaria en 2005.

Finalmente, el documento concluye que si bien el ritmo de los cambios es lento, la práctica dañina de la mutilación/escisión genital femenina ha descendido en los últimos 15 años, y que el matrimonio infantil es cada vez menos frecuente.