9 de abril de 2020
7 de enero de 2015

El Foro Social para la Integración, también contra las devoluciones en caliente

El Foro Social para la Integración, también contra las devoluciones en caliente
STRINGER . / REUTERS

MADRID, 7 Ene. (EUROPA PRESS) -

   El Foro Social para la Integración de Inmigrantes, un órgano consultivo dependiente del Ministerio de Empleo, también se opone a la legalización de las devoluciones de migrantes a pie de valla en Ceuta y Melilla que supondrá la aprobación de la nueva Ley de Seguridad Ciudadana, en la que el PP ha incluido una disposición adicional para modificar la normativa de Extranjería.

   Así lo recoge en un informe monográfico sobre la frontera sur aprobado en pleno este mes de diciembre en el que este organismo expresa su "preocupación" por las expulsiones sumarias y su "total oposición" a una reforma que permitirá devolver a Marruecos a cuantas personas sean interceptadas en el salto de las vallas sin que medie el preceptivo expediente administrativo.

   "El Foro quiere poner de manifiesto su total oposición a la referida disposición, y la modificación de la ley de extranjería, mediante un procedimiento que adolece de la legalidad Internacional y Europea suficiente, y que va en contra de los tratados y acuerdos internacionales firmados por España, considerando que ya existen en la actual Ley de Extranjería procedimientos legales suficientes que permiten actuar a las autoridades frente a los intentos de entrada irregular", dice el informe.

   Este organismo, creado a la luz de la Ley de Extranjería y en el que tienen vocalía tanto las administraciones públicas como las asociaciones de inmigrantes y las ONG especializadas, recomienda además que "se elimine" esta práctica al "no garantizar el cumplimiento de los derechos humanos y no estar acorde con la legislación internacional y nacional".

   El Foro se suma así a las voces discordantes con esta reforma iniciada en el Congreso mediante una enmienda al proyecto de Ley de Seguridad Ciudadana. Tanto ACNUR como el Consejo de Europa y Naciones Unidas se han mostrado contrarias a esta práctica que supondría, entre otras, una conculcación del Protocolo 4 del Convenio Europeo de Derechos Humanos que prohíbe expresamente las expulsiones en grupo.

   En España, más de 130 ONG, asociaciones y colectivos; la Iglesia, la Defensora del Pueblo, la Abogacía Española, partidos políticos y sindicatos se han posicionado contra esta práctica vigente en las vallas de Ceuta y Melilla desde hace al menos una década, según las organizaciones que trabajan sobre el terreno, y que fueron documentadas y reconocidas de forma oficial a raíz de la tragedia de El Tarajal, en la que perecieron 15 personas el pasado mes de febrero.

SE HA OLVIDADO LA EMIGRACIÓN

   "Cada país se indigna y denuncia con la máxima severidad el Telón de Acero, el Muro de Berlín o el Muro de la Vergüenza de los demás, y no se le ocurre superponer las imágenes de los fugitivos de Berlín Este con los heridos por las concertina y los ahogados en el mar de nuestra frontera Sur", plantea el informe del Foro Social.

   En esta línea, denuncia que Europa no ha pensado "colectivamente" que estos obstáculos, como la valla de Melilla, "nunca han frenado unas olas migratorias henchidas de mortal desesperación" y recuerda en este sentido que "el desierto de Sonora sigue acogiendo a los muertos de fatiga y de insolación, pero los latinoamericanos siguen, también, pasando como pasan el Mediterráneo los levantinos a pesar de los miles que yacen en el fondo".

   Asimismo, denuncia que se ha "olvidado el tiempo" en el que "vaporcitos pesqueros irrisorios zarpaban de Canarias rumbo a Venezuela cargados de candidatos a la emigración y se les acogía allí como a héroes". "Los más llegaban y algunos no", sentencia.