5 de abril de 2020
22 de julio de 2008

Oceana denuncia que cinco pesqueros sicilianos usan redes ilegales para la pesca de pez espada en aguas de Túnez

MADRID, 22 Jul. (EUROPA PRESS) -

La organización internacional de conservación marina Oceana ha denunciado cinco pesqueros italianos que utilizaban redes de deriva ilegales para la pesca de pez espada en aguas de Túnez, según informó hoy en un comunicado.

La institución señala que las redes de deriva que emplean los buques italianos ('Andrea Doria II', 'Ausonia', 'Saratoka', 'Ross Lucy', o 'Federica Secona') están prohibidas por la Unión Europea desde 2002 para todos sus barcos en cualquier zona del mundo, y en todo el mar Mediterráneo por la Comisión Internacional para la Conservación Atlántica del Atún (ICCAT) y la Comisión General de Pesca del Mediterráneo (CGPM).

Por su parte, el director ejecutivo de Oceana Europa, Xavier Pastor, insistió en la necesidad de acabar con la pesca ilegal, ya que, según apunta, algunos de estos rederos ilegales "son viejos conocidos de la organización, han sido observados y denunciados en años anteriores por usar redes de deriva e incluso, en algunos casos, han sido subvencionados para reconvertirse a otros artes de pesca más sostenibles".

Las redes de deriva italianas son una de las principales causas de mortandad de cachalotes y otros cetáceos en el Mediterráneo. Con el buen tiempo inician la campaña de pesca que conlleva la aparición de cachalotes enmallados, muertos o moribundos que generalmente arriban a las costas de Calabria, dice Oceana. Recientemente, uno de estos cetáceos apareció en Islas Baleares, arrastrado por las corrientes y rodeado por restos de ese tipo de red.

La institución lleva a cabo un proyecto conjunto con la Fundación Marviva en el mar Mediterráneo destinado a la protección de recursos pesqueros como el atún rojo, o la denuncia de actividades de pesca ilegal, y la protección de hábitats marinos en peligro.