26 de noviembre de 2020
21 de agosto de 2007

Organizaciones ecologistas piden que se extraiga el pecio y se recupere el litoral ibicenco afectado por el Don Pedro

PALMA DE MALLORCA, 21 Ago. (EUROPA PRESS) -

Las organizaciones ecologistas GEN-GOB Eivissa, Greenpeace, WWF/Adena y Ecologistas en acción solicitaron hoy que se extraiga el pecio y se recupere el litoral ibicenco afectado por el hundimiento el pasado día 11 de julio del buque Don Pedro de la compañía Iscomar.

Según un comunicado emitido hoy por las organizaciones ecologistas Mariano Marí, de GEN-GOB, apunta que "es inaceptable la falta de medios de prevención en una zona de riesgo como Baleares. Para combatir eficazmente un accidente como el del Don Pedro es imprescindible dotar a los puertos de Baleares de un Plan de Emergencias que disponga de todo lo necesario para controlar, y de forma inmediata, la contaminación en caso de accidentes como este", añadió.

Asimismo, buena parte del combustible almacenado en el pecio del Don Pedro ha sido extraído, solucionando así uno de los peligros ambientales potenciales, pero la alarma ambiental no esta solucionada. Así, una vez extraído en su integridad el combustible, es el momento de proceder a la retirada del barco del fondo marino.

Sobre el proceso de descontaminación del litoral afectado, al margen de la zona turística y más comercial, resulta preocupante el estado en que puedan quedar islotes, litoral rocoso, en especial, en el interior del Parque Natural, y el propio lecho marino. Por ello, las ONG solicitan información sobre los estudios realizados y las prioridades y métodos que se piensa poner en marcha desde la administración central para facilitar su recuperación.

Además, solicitan al Ministerio de Fomento que, de acuerdo con el artículo 325 del Código Penal, exija a la naviera Iscomar, con independencia de otras posibles responsabilidades penales, el pago de todos los gastos derivados del accidente, incluidas las partidas de descontaminación.

Asimismo, desde las cuatro organizaciones se reclama un plan de recuperación de la zona afectada que tendría que comenzar con la delimitación cartográfica de las diferentes zonas, hábitats y ambientes afectados, y la progresiva descontaminación de las mismas.

En relación a esto último, piden a la administración que no use fórmulas de limpieza agresivas con el medio ya que pueden ser de mayor impacto que el propio vertido.