20 de octubre de 2019
  • Sábado, 19 de Octubre
  • Viernes, 18 de Octubre
  • 15 de marzo de 2019

    "Proyecto IDEA, una apuesta por liderar la innovación social". Por Javier Arroyo, de Fundación Juan XXIII Roncalli

    "Proyecto IDEA, una apuesta por liderar la innovación social". Por Javier Arroyo, de Fundación Juan XXIII Roncalli
    FUNDACIÓN JUAN XXIII

    Nos encontramos en un entorno complejo que evoluciona a gran velocidad, y donde la digitalización y la automatización de procesos son cada vez más crecientes a un ritmo vertiginoso. Todos debemos ser capaces de adaptarnos a estos cambios para no quedarnos fuera del mercado laboral, y ese 'TODOS', en mayúsculas, debe incluir por supuesto a las personas con discapacidad intelectual. Desde Fundación Juan XXIII Roncalli nos hemos propuesto que este avance tecnológico, que en ocasiones se puede presentar como una amenaza, se convierta en un camino lleno oportunidades. Y precisamente las personas más vulnerables en este sentido no pueden verse apartadas de este nuevo paradigma. Más bien al contrario: estos avances deben ser la herramienta que les permita trabajar incluso en puestos o sectores a los que antes no tenían acceso.

    "El estereotipo de que las personas con discapacidad intelectual deben estar relegadas a tareas de poca cualificación porque no son capaces de desarrollar tareas más complejas no se ajusta a la realidad. Con la formación y apoyos necesarios, pueden prestar servicios de calidad competitivos".

    Es decir, debemos acoger a las nuevas tecnologías como una ayuda para mejorar la vida de todos y que abrace la diversidad que compone nuestra sociedad, favoreciendo una sociedad más inclusiva, y no al contrario. Por ello, el lema de Proyecto IDEA, que responde a las siglas de 'Innovación Disruptiva Empresarial de Alto Valor', es ¿Nos remangamos?, planteándole este reto a las empresas y a toda la sociedad para ponernos manos a la obra. Y ponerse a trabajar supone investigar, en primer lugar, aquellos nuevos negocios que va a traer consigo la transformación digital para que no dejen fuera a nadie y todos tengamos un papel en ese nuevo panorama. Tradicionalmente, se ha tenido a las personas con discapacidad intelectual relegadas a tareas manuales, de poca cualificación, bajo el prejuicio de que no eran capaces de desarrollar tareas más complejas. Han venido trabajando en labores elementales vinculadas a la manipulación de productos sencillos, a la limpieza, a la jardinería más básica... Nosotros, por nuestro más de medio siglo de experiencia, podemos afirmar que este estereotipo debe derribarse porque no se ajusta a la realidad.

    Con la formación y los apoyos adecuados, las personas con discapacidad intelectual pueden ofrecer servicios de calidad y ser competitivos, y parte de nuestra misión es concienciar de ello a toda la sociedad. Consideramos que esa apuesta por la inclusión y por una sociedad donde cabemos todos es una responsabilidad de toda la sociedad. Ejemplos como la premiada película 'Campeones' vienen a demostrar, no sólo lo que son capaces de hacer, sino la importancia de darles visibilidad social.

    IDEA es un proyecto de innovación social diferente, un reto que supone una manera distinta de mirar la realidad. Una mirada hacia el futuro. Es decir, lo que nos hemos propuesto es, dentro de ese contexto en el que nos movemos tan cambiante, identificar tres ideas de negocio capaces de generar empleo de calidad; ideas innovadoras que aporten valor añadido. Y lo vamos a hacer dentro de tres sectores diferentes: el ámbito de la logística, el de la alimentación y el de la energía. Está todo por descubrir, y esa es una enorme motivación porque queremos liderar esta innovación social y no esperar a que los cambios se produzcan para luego adaptarnos a la transformación. Nos hemos subido a este tren desde el principio para seleccionar esas tres ideas de negocio en una primera fase y, en una segunda, estudiar cómo ponerlas en marcha, como implementarlas, desarrollando tres planes de viabilidad que estarán listos en junio.

    El objetivo final es obviamente que el proyecto genere un resultado real de generación de empleo, con una previsión de un mínimo de 50 trabajadores por cada una de esas tres ideas. Está, por tanto, directamente alineado con la misión de Fundación Juan XXIII Roncalli, que no es otra, desde hace más de medio siglo, que la inclusión sociolaboral de las personas con discapacidad intelectual.

    "No podemos esperar a que los cambios se produzcan para luego adaptarnos: queremos liderar esta innovación social desde el principio para generar empleo de futuro de calidad para las personas con discapacidad intelectual en un entorno de digitalización y robotización que está por descubrir".

    Todo este proceso solo es posible gracias al compromiso de un total de dieciséis entidades de primer nivel nacional se han embarcado ya con nosotros en esta aventura y han decidido sumarse y apoyar nuestra misión de forma totalmente desinteresada. Se trata de Alcampo, Coca-Cola y Compagnie Frutière en el ámbito de la alimentación; Bombardier, CBRE y Correos en el de la logística; Enagás, Sacyr y Gonvarri en el plano energético y en calidad de expertos la Universidad Politécnica de Madrid, la Universidad Autónoma de Madrid, X TART CUBE, Indra, CT Ingenieros, Fujitsu y el Observatorio de la Industria 4.0.

    El compromiso de todas estas empresas nos está permitiendo ya contar con la experiencia y el conocimiento de profesionales de estos sectores que conocen mejor que nadie la situación del mercado. Forman parte del equipo distintos profesionales del área de sostenibilidad, responsabilidad social, transformación digital... En definitiva, expertos y referentes para inspirar, asesorar y facilitar este proceso y lograr así tres ideas viables de negocio que den respuesta real al verdadero objetivo del proyecto. Juntos, organizaciones sin ánimo de lucro, empresas y expertos, podemos dibujar un futuro sociolaboral inclusivo; juntos, y sólo si permanecemos de ese modo, estaremos preparados para superar los retos que están por venir.

    Javier Arroyo es el director general de la Fundación Juan XXIII.