2 de diciembre de 2020
28 de octubre de 2020

Empresas y organizaciones ven como salida única a la crisis la apuesta real por la sostenibilidad y la acción climática

Empresas y organizaciones ven como salida única a la crisis la apuesta real por la sostenibilidad y la acción climática
Expertos de empresas, intituciones, organizaciones empresariales, la OCDE participan en el II encuentro virtual BFor Planet. - YON RECIO/EUROPA PRESS

   MADRID, 28 Oct. (EUROPA PRESS) -

   Empresas, organizaciones e instituciones han coincidido en que la crisis económica y social provocada por la inesperada COVID-19 han mostrado de manera más cruda que el futuro debe encaminarse a lograr la sostenibilidad, el cumplimiento de los objetivos de desarrollo sostenible de la ONU, la llamada Agenda 2030 y a acelerar toda esta acción para, al mismo tiempo, frenar la emergencia climática.

   Durante el evento virtual B-For Planet Live, que ha celebrado este miércoles el 'II encuentro por un modelo productivo sostenible', se ha analizado como afrontar la reconstrucción de la economía y hacerlo de forma sostenible.

   En ese sentido, el presidente de la Fira de Barcelona, Pau Relat, ha lamentado que la pandemia impidiera celebrar el evento de manera física y confía en poder celebrar el próximo evento, de manera física, en mayo de 2021. Así, ha reiterado compromiso de la institución ferial con la reconstrucción económica pero también con el cumplimiento de la Agenda 2030 ya que considera que tras el impacto del COVID-19 se ha generado una mayor conciencia de la necesidad de avanzar en el Pacto Verde. A su juicio, la normalidad vendrá determinada por la capacidad de las empresas para adaptarse a las nuevas necesidades tecnológicas, sociales y medioambientales.

   En esa línea, el fundador de Bforplanet, Francisco Lombardo, ha defendido que en el camino de la transformación sostenible "nadie puede quedarse atrás" y que sin cooperación, tanto el riesgo como las ganancias serán "a medias", de modo que opina que en estos tiempos "excepcionales" la colaboración y la cooperación entre instituciones y empresas serán el "eje fundamental" de la recuperación y la transformación social.

   En el evento han participado representantes de empresas multinacionales, así como de pequeñas empresas y autónomos que, junto con instituciones y organizaciones han coincidido en que ya no es momento de soñar sino de actuar y de acelerar la acción para llegar a cumplir los compromisos asumidos en la Agenda 2030.

   Así, el director general de Aguas de Barcelona (AGBAR), Narciso Berberana, ha hecho hincapié en que es hora de trasladar los sueños a acciones concretas y ha reflexionado sobre la interconexión de todos los ámbitos, desde los deportes a la filosofía o la economía, por lo que ha insistido en que se debe se debe avanzar en el conjunto de los ODS y con todas sus variables.

   Berberana ha explicado asimismo la conexión entre los ODS y la lucha contra el cambio climático pero lo importante, a su juicio, es que este es ya "el tiempo del verbo, de la acción".

   En el contexto de la pandemia, considera que el entorno se ha acelerado y que las transformaciones necesarias se anticipan en el tiempo porque hay que acelerar el paso al futuro de la transición ecológica, digital y social en la que "todo el mundo" es necesario en un mundo sin fronteras a consecuencia del cambio climático pero con finitas posibilidades.

   No obstante, ha manifestado la urgencia de establecer hitos intermedios en la consecución de los sueños futuros y en ese ámbito ha presentado el proyecto de biofactorías desarrollado por Suez en Chile. La planta gestiona los 2 millones de toneladas de aguas residuales de la capital chilena, ya que ha recordado que el agua residual es el "principal residuo de las ciudades" y ha logrado no generar "ni un solo residuo", mediante la regeneración del agua, la creación de biogas, el autoabastecimiento energético de la misma y, además, ha permitido regenerar ecosistemas del entorno y regenerar el tejido social de las comunidades vecinas, lo que le ha valido a la empresa el reconocimiento de la ONU.

   "Este es un sueño conseguido y es bueno compartirlo para dar empuje al optimismo", ha concluido el director general de AGBAR, que ha recordado también la contribución de la compañía a pronosticar el riesgo o evolución del COVID-19 en las ciudades a través del análisis de las aguas residuales o las soluciones al entorno inmediato, como la transformación de sus instalaciones del Delta del Ebro, que se han convertido en un centro de fauna salvaje.

UN ELEFANTE EN LA SALA

   En la misma línea de puesta en valor de la cooperación, el director de comunicación, asuntos corporativos y sostenibilidad de BASF, Xavier Ribera, ha sentenciado que se ha terminado el tiempo de los discursos y las buenas intenciones porque si el reto es que exista un futuro sostenible "hay que crearlo". En su opinión, la sostenibilidad no es una alternativa sino "la única opción" y tiene además una fecha límite: 2030.

   Al respecto, ha alertado de que ha transcurrido el 33 por ciento del tiempo desde que hace cinco años se aprobaron los ODS pero no se ha recorrido el 33 por ciento del camino, por lo que ha insistido en que hay que empezar a poner soluciones. "Nos toca investigar para hacer un futuro más sostenible. Las soluciones vamos a encontrarlas y las empresas deberán transferir conocimientos", ha reflexionado.

   En ese contexto, ha expuesto la estrategia de sostenibilidad de BASF, cuyo camino se inició hace ya un cuarto de siglo cuando lanzó la primera estrategia global de sostenibilidad y en 2014 dio el paso de cambiar de "propósito" la corporación centenaria para dejar ser una empresa química y convertirse en una empresa que "crea química para un futuro sostenible".

   De ese modo, ha incidido en la importancia de que las empresas tengan un propósito, algo que a BASF le ha llevado a plantear la sostenibilidad en toda la cadena de valor, según Ribera, que se analiza desde que se extrae o compra materia prima, hasta que el producto llega al consumidor final.

   El responsable de sostenibilidad de BASF ha explicado algunos ejemplos de la compañía, como el desarrollo con una marca de café de cápsulas biodegradables; la conversión de residuos plásticos en un aceite que se reintroduce de nuevo en la cadena de valor o el ChemCycling en el sector de la automoción y una nueva alianza con Addidas con la que fabricarán unas zapatillas de termopoliuretano que al final de su vida útil serán recuperadas por la marca y se transformarán en nuevas zapatillas, unas "eternas".

   "El objetivo de BASF es que nuestros productos aporten valor para hacer un mundo sostenible", ha concluido Ribera que, más allá de la crisis de la pandemia ha recordado que hay un elefante en la habitación que es la emergencia climática y por ello ha urgido a aprovechar los diez años de Agenda 2030 para cumplir retos y objetivos.

   En la misma línea, la directora del Pacto Mundial, Cristina Sánchez, opina que cada Gobierno, empresa y cada persona deben pensar cómo pueden contribuir a los ODS y, por tanto, ha manifestado la urgencia de elevar el nivel de ambición mediante compromisos cuantitativos que se introduzcan en las estrategias empresariales así como buscar soluciones innovadoras que se impulsen con alianzas sectoriales y público-privadas.

   En definitiva, ha apelado apela a la necesidad de reconstruir mejor ya que la crisis del COVID-19 ha dado un "impulso" para situar a la Agenda 2030 en el centro de las decisiones de gobiernos y empresas.

   Para la presidenta de la Red Española de Desarrollo Sostenible (REDS), Leire Pajín, España está bien encaminada a ser uno de los líderes en el cumplimiento de los ODS con una apuesta de cooperación entre empresas, gobiernos y en alianza con la sociedad civil.

   En el evento han participado también el director de medio ambiente de la OCDE, Rodolfo Lacy; el CEO de Corporate Excellence, Ángel Alloza; la presidenta de la Comisión Agenda 2030 de Foment de Treball, Marta Anguierri; la directora de comunicación y sostenibilidad de Unilever, Ana Palencia; el director global de Negocio Responsable de BBVA, Antonio Ballabriga; la responsable de gestión de sostenibilidad de Iberdrola, Mónica Oviedo; el director de sostenibilidad para España e Italia de Amazon, Nacho García-Valdecasas y el presidente de PIMEC, Josep González.