25 de febrero de 2020
21 de noviembre de 2018

González (BBVA) critica que incluso los líderes mejor informados tienen compromisos por el clima menores de lo esperable

González (BBVA) critica que incluso los líderes mejor informados tienen compromisos por el clima menores de lo esperable
BBVA - ARCHIVO

MADRID, 21 Nov. (EUROPA PRESS) -

El presidente del BBVA, Francisco González, ha cuestionado a los dirigentes políticos que siguen negando o deflactando la evidencia sobre la gravedad del desafío ambiental, pero ha criticado también "otros líderes y decisores mejor informados" que, sin embargo, apenas expresan un "compromiso genérico, tibio, muy por debajo de lo esperable".

Durante la ceremonia de entrega de la XIII edición de los galardones de la Fundación BBVA a la protección de la naturaleza, González ha destacado el impacto social de las organizaciones en defensa de la naturaleza y ha recordado que anteriormente la labor conservacionista estaba circunscrita a organizaciones minoritarias. Sin embargo, ha añadido que afortunadamente en la actualidad el público ha interiorizado "bastantes elementos de la visión conservacionista".

En este contexto, ha dicho que existe un "amplio espectro" de organizaciones, locales y globales capaces de dar vida a programas significativos; unas veces a través de formas de acción colectiva y demandas a los decisores públicos y privados, otras impulsando y gestionando programas conservacionistas. "Ambas son estrategias imprescindibles dada la magnitud de los retos a abordar en esta primera parte del siglo XXI", ha apostillado.

Asimismo, ha advertido de que la sociedad sigue sin ser "plenamente consciente" de su dependencia de la biodiversidad y ha recalcado que sin insectos polinizadores, o sin el plancton sostenedor de la cadena trófica, no es posible la civilización.

El presidente del BBVA ha advertido de que se da por hecho la obtención "ininterrumpida" de estos servicios proporcionados por los ecosistemas. "Y, sin embargo, estamos alterándolo gravemente", denuncia.

En su opinión, contraponer la especie humana a las demás es "una visión errónea" porque los humanos también están en el escenario de la naturaleza y son actores "protagonistas" de lo que en ella ocurre.

Así, ha insistido en que la propia supervivencia depende de que los seres humanos sean capaces de preservar la "extraordinaria riqueza" del hogar planetario, la casa común de la Humanidad, el único lugar del universo donde, hasta el momento, se tiene la certeza de que ha surgido la vida.

Complementando esta visión de la biodiversidad -el llamado "conservacionismo utilitario"-, Francisco González ha defendido también el "conservacionismo biocéntrico, la actitud de conservar porque se reconoce que todas las formas de vida del planeta son "valiosas en sí misma y merecedoras del respeto".

En la presente edición de los galardones, se ha premiado a dos actuaciones de conservación extensas en el tiempo y que fomentan una relación humana sostenible con el entorno, beneficiosa tanto para la naturaleza como para sus pobladores.

Se trata de la Fundación Naturaleza y Hombre, por su proyecto para proteger el Oeste Ibérico, en la categoría de España; la Fundación Moisés Bertoni para la Conservación de la Naturaleza de Paraguay, por su trabajo en la Reserva de Mbaracayú, en la nueva categoría Mundial de los premios; y los periodistas Rafael Serra, José Antonio Montero y Miguel Miralles, por su labor al frente de la revista Quercus, en categoría de Difusión del Conocimiento y Sensibilización.

PREMIADOS

En concreto, en la categoría de España, el premio ha recaído a la Fundación Naturaleza y Hombre, por su proyecto para proteger el Oeste Ibérico. El presidente de la entidad, Carlos Sánchez, considera que "aún se presta muy poca atención a la conservación de la biodiversidad, pese a lo abrumadora de la situación".

"Naciones Unidas ha advertido que la pérdida de biodiversidad es tan peligrosa como el cambio climático. Detenerlo es responsabilidad de la sociedad y las instituciones", ha añadido Sánchez que al recibir el premio ha recordado que allí donde trabajan ayudan a la conservacion de especies y de los hábitats, pero también al desarrollo humano. "Nuestra labor es un encuentro entre la sociedad y la naturaleza", ha destacado.

En la nueva categoría Mundial de los galardones, el premio se ha otorgado a la Fundación Moisés Bertoni para la Conservación de la Naturaleza de Paraguay, por su trabajo en la Reserva de Mbaracayú, un bosque reliquia de los que hace menos de un siglo cubrían la región.

Su director, Yan Speranza, ha resaltado en su discurso su "convicción de que la creación de valor económico, social y ambiental al mismo tiempo y en el territorio es la forma de entender el verdadero desarrollo, eso que llamamos desarrollo sostenible".

Para Speranza, "el paradigma de la conservación no puede estar separado de la gente, como protegiéndose de la misma, sino que debemos seguir integrándonos activamente a las comunidades. Por ello, ha dicho que el premio les compromete a seguir innovando, desarrollando tecnología social de vanguardia que nos permita precisamente identificar nuevas oportunidades para resolver los problemas complejos que se presentan en los territorios.

Mientras, en la categoría de Difusión del Conocimiento y Sensibilización el premio se ha concedido a los periodistas Rafael Serra, José Antonio Montero y Miguel Miralles, por su labor al frente de Quercus, la revista decana del medio ambiente en España.

El director de la revista, Rafael Serra, ha declarado que "Quercus es un milagro mensual" y ha subrayado que si ahora mismo se proyectara algo parecido como la publicación "cualquier mente sensata lo rechazaría por inviable". "Pero ahí está, a punto de cumplir 37 años y 400 números", ha elogiado.

Finalmente, el periodista ha celebrado el hecho de que esta sea la primera vez en la historia que los galardones reconocen a un equipo o colectivo que ha dedicado su vida a que Quercus siguiera publicándose "regularmente" porque hay tres profesionales que siempre creyeron que "era una revista necesaria".

Los Premios Fundación BBVA a la Conservación de la Biodiversidad fueron creados en 2004 para reconocer actuaciones de conservación basadas en el conocimiento científico y con énfasis en la obtención de resultados de amplio impacto, además de la labor de sensibilización social.

La ceremonia de entrega de la XIII edición de estos galardones ha congregado este miércoles en la sede madrileña a numerosos representantes de la comunidad de conservación, entre ellos naturalistas, investigadores, miembros de organizaciones ambientales y comunicadores.

Para leer más