28 de septiembre de 2020
13 de agosto de 2020

El programa 'Origins' de Kellogg busca mejorar la sostenibilidad en los arrozales del Delta del Ebro

El programa 'Origins' de Kellogg busca mejorar la sostenibilidad en los arrozales del Delta del Ebro
El programa 'Origins' de Kellogg busca mejorar la sostenibilidad en los arrozales del Delta del Ebro - KELLOGG

MADRID, 13 Ago. (EUROPA PRESS) -

Mejorar la sostenibilidad desde un punto de vista económico, social y medioambiental en los arrozales del Delta del Ebro son los principales objetivos del programa 'Origins' de Kellogg, según informa la compañía.

Entre los proyectos que se están llevando a cabo durante 2020 destaca la creación de márgenes florales, que consiste en la siembra de plantas nativas en los márgenes de los cultivos, una técnica pionera en España que fomenta la aparición y multiplicación de varios tipos de insectos favorables para el cultivo que se alimentan de otros insectos más pequeños como el Chilo Supressalis o Barrenador del arroz, la Pudenta o la Piricularia, mejorando así el control de estas plagas de forma natural y favoreciendo la biodiversidad.

Otra de las nuevas innovaciones es la instalación de nidos de golondrinas, aves migratorias muy beneficiosas para los cultivos, ya que se alimentan exclusivamente de insectos que capturan en vuelo. Una sola golondrina puede llegar a comer en torno a 850 insectos al día en un diámetro de un kilómetro, lo que supone hasta 55 kilos de insectos al año. Su rol en los cultivos es de controladoras de plagas de quironómidos o barrenadores y de otros vectores de enfermedades asociadas a humanos, como son los mosquitos, tan abundantes en los humedales.

También este año se han puesto en práctica los cultivos invernales, que consiste en la siembra de plantas leguminosas y gramíneas durante el periodo en el que los campos de arroz estarían normalmente en barbecho, como estrategia para mejorar la fertilidad y calidad del suelo gracias al aumento del stock de carbono.

Los resultados de estas innovadoras investigaciones, que se realizan por primera vez en los campos de arroz del Parque Natural del Delta del Ebro, serán aplicables a los cultivos de otros cereales, como el trigo, el maíz o la avena, en otras regiones agrícolas del mundo.

Actualmente Kellogg tiene en marcha más de 40 programas OriginsTM activos en el mundo, creados para ayudar a los agricultores a implementar prácticas de agricultura sostenible y así facilitar a Kellogg el aprovisionamiento responsable de los ingredientes que forman parte de sus alimentos.

Como recuerda Kellogg, los agricultores participantes en el programa desde 2013 ponen en práctica en sus propios cultivos las estrategias desarrolladas por el IRTA (Instituto de Investigación y Tecnología Agroalimentaria), que este año se están centrando en proteger y fomentar la biodiversidad.

Cuando nació Origins hace ocho años, 17 agricultores formaban parte del mismo, cifra que hoy en día se eleva a 68, que cultivan 5.687 hectáreas aplicando los aprendizajes acumulados desde el comienzo del programa.