27 de mayo de 2020
3 de diciembre de 2014

RSC.-La empresa Signus apuesta por el polvo de neumático fuera de uso para la construcción de infraestructuras

La Comunidad de Madrid ya ha asfaltado 100 kilómetros de carreteras con material procedente de neumáticos reciclados

MADRID, 3 Dic. (EUROPA PRESS) -

La empresa Signus apuesta por el polvo de neumático para la construcción de infraestructuras, un material del que han desvelado este miércoles sus ventajas, como una mayor resistencia al agrietamiento, en una jornada en la que han contado con la colaboración de la Asociación Española de Fabricantes de Mezclas Asfálticas (ASEFMA) y la participación de la Comunidad de Madrid.

Con la jornada Sigmus ha tratado de acercar a la Administración y a las empresas del sector las ventajas técnicas, ambientales y económicas de la utilización del polvo de caucho procedente de los neumáticos fuera de uso en las mezclas bituminosas.

El uso de este material ha demostrado una mayor resistencia al agrietamiento, al envejecimiento y a la oxidación, además de una mejora en la adherencia de los vehículos al asfalto y la prolongación del tiempo de contraste de las marcas viales.

La jornada ha sido inaugurada este miércoles por el viceconsejero de Transporte e Infraestructuras, Borja Carabante, y por el director general de Signus, Gabriel Leal, quien ha incidido en que "es necesaria la implicaciones de la Administración para el fomento de la utilización de las mezclas bituminosas con polvo de caucho".

El principal objetivo de la jornada ha sido dar a conocer las distintas alternativas que se pueden obtener de la transformación de un residuo como el neumático fuera de uso en un valioso recurso para el personal técnico de la Administración y las empresas de ingeniería y de asfaltos.

Los diferentes ponentes han presentado distintas opciones de empleo de polvo de caucho para la modificación de betunes y mezclas bituminosas a través de la experiencia de universidades y empresas con tradición en estos usos.

NUEVO USO PARA 375.000 NEUMÁTICOS

La Comunidad de Madrid ya ha asfaltado cien kilómetros de carreteras con material procedente de neumáticos reciclados. Desde que empezó a apostar por este nuevo tipo de asfalto en 2006 se han utilizado 125.000 toneladas de mezcla en los trabajos de asfaltado de estas vías, lo que permitido dar un nuevo uso a 375.000 neumáticos, evitando su combustión y contribuyendo a preservar el medio ambiente.

Así lo ha explicado en las jornadas el viceconsejero de Transportes, Infraestructuras y Vivienda, Borja Carabante, que ha destacado que el uso de estos materiales reciclados, especialmente el procedente de polvo de neumáticos, permite reducir tanto el impacto ambiental como los costes durante el ciclo de vida del asfalto, pero además mejora su calidad porque el resultado es "más resistente y duradero y requiere un mantenimiento menor".

El uso de neumáticos reciclados evita su posterior tratamiento por combustión y la utilización de vertederos, lo que contribuye a evitar un importante impacto en el medio ambiente. En este sentido destaca que la acumulación de neumáticos usados en España alcanza los 35 millones al año.

Además, la Comunidad de Madrid utiliza de forma habitual asfalto reciclado en sus trabajos de refuerzo de firme asfalto. Para ello se utiliza in situ una maquinaria específica para reciclar sobre el terreno con cemento las capas de firme constituidas por mezclas bituminosas y materiales granulares, con un espesor total compactado de 25 centímetros.

Con ello se consigue mejorar la capacidad de soporte de la base de la carretera, para posteriormente extender dos capas de mezclas bituminosas en caliente, es decir, la mejor base es la propia carretera.