9 de abril de 2020
5 de junio de 2015

La inversión acumulada de Endesa en activos medioambientales superó los 1.369 millones de euros entre 2008 y 2014

MADRID, 5 Jun. (EUROPA PRESS) -

La inversión acumulada de Endesa en activos medioambientales superó los 1.369 millones de euros entre 2008 y 2014, según figura en su último Informe de Sostenibilidad.

Con motivo del Día Mundial del Medio Ambiente que se celebra este viernes, Endesa ha recordado que al cierre de 2014 el 100% de la energía producida en España y Portugal procede de instalaciones certificadas según la norma ISO 14001, así como la totalidad de las terminales portuarias y mineras y de las instalaciones de transformación y distribución.

En este sentido, ha destacado que se encuentran certificados por la misma norma 18 edificios de oficinas en España. "A través de este compromiso se pretende minimizar el impacto de la actividad industrial de Endesa en el medio natural en el que opera", ha asegurado.

Por otra parte, la compañía ha señalado que sigue ampliando el parque de instalaciones registradas en el Sistema Europeo de Ecogestión y Ecoauditoría, Eco-Management and Audit Scheme (EMAS), y ha agregado que en 2014 se han registrado las centrales térmicas de Jinamar y Llanos Blancos y se ha realizado la implantación del sistema en Candelaria y El Palmar.

El EMAS requiere que un organismo verificador acreditado valide una Declaración medioambiental anualmente --cantidad de residuos generados durante ese año, cantidades de gases emitidas ese año a la atmósfera, etc.--, cuyos datos deben ser comprobados antes de su publicación por dicho organismo acreditado, según ha apuntado.

Igualmente, ha detallado que la empresa realiza acciones de formación específica a todo su personal en materia medioambiental, manteniendo en todos sus centros un control permanente del cumplimiento de la legislación vigente y revisando periódicamente el comportamiento medioambiental y la seguridad de sus instalaciones.

Así, ha implementado en sus instalaciones actuaciones dirigidas a cumplir la reglamentación vigente en materia medioambiental y a favorecer el compromiso real de los trabajadores con la minimización de impactos medioambientales, mediante el reciclado de materiales y también, más recientemente, medidas de eficiencia energética, contribuyendo con ello al uso responsable de los recursos de electricidad, agua y papel.

"El objetivo es fomentar entre los trabajadores una cultura avanzada en lo que se refiere al respeto medioambiental y acorde con las políticas que persiguen el desarrollo sostenible", ha concluido.

Para leer más