10 de abril de 2020
11 de septiembre de 2008

RSC.-McDonald's demuestra con el programa 'Testigos de calidad' sus medidas de seguridad e higiene a los clientes

TOLEDO, 11 Sep. (EUROPA PRESS) -

El restaurante de comida rápida McDonald's está dispuesto a cerrar el debate sobre la procedencia y calidad de la carne y, a través del programa 'Testigos de Calidad', invita a todos sus consumidores a conocer de primera mano las rigurosas medidas de seguridad e higiene que rodean la totalidad del proceso de elaboración de las hamburguesas.

Durante una visita de consumidores toledanos y mallorquines a la fábrica proveedora de hamburguesas ESCA Food Solutions, en Toledo, el gerente de Comunicación de McDonald's, Manuel de Morales, declaró hoy que "la empresa es consciente de la duda que produce la mitificación de un bulo como es la cuestión del origen de la carne" y precisamente por ello nace el programa 'Testigos de Calidad'.

Los momentos previos al comienzo del recorrido sirvieron para que los visitantes procedieran a colocarse el traje aislante que recubre todo el cuerpo y esterilizarse las manos, proceso que sigue a diario el personal que manipula la carne.

La visita dio comienzo en la sala de recogida de la materia prima, las faldas y los cuartos delanteros de la vaca, donde se realiza la primera inspección visual para asegurar la no contaminación microbiana. Acto seguido, se catalogan las piezas separándolas una a una manualmente según su tipo y se empaquetan en lotes en una máquina frigorífica a 4 grados centígrados para su posterior utilización.

En este sentido, la ley contempla que la materia prima animal con destino a locales de restauración debe llegar a fábrica a una temperatura mínima de siete grados centígrados. En este sentido, McDonald's "va más allá" congelando su producto a tres grados menos de los establecidos para garantizar un pérdida apenas apreciable de propiedades de la carne.

El lote que entra en la sala de elaboración pasa por una máquina trituradora que mezcla la cantidad exacta de faldas y cuartos delanteros para obtener una mezcla que contenga un 20 por ciento de grasa. Una vez obtenida la mezcla, vuelve a triturarse hasta lograr tiras de carne de 2 milímetros.

La masa conseguida llega a la máquina moldeadora en la que, a través de los moldes específicos, adopta la forma redondeada de la hamburguesa con los gramos correspondientes a los diferentes tipos. Inmediatamente después las piezas pasan por un detector de metales y se empaquetan en cajas esterilizadas de peso y número de unidades concretos.

Las cajas se precintan de forma automática, indicándose la fecha de producción, de caducidad, la procedencia del animal y el lugar de su sacrificio, y después se almacenan en una cámara frigorífica a una temperatura de 21 grados bajo cero.

De todos los lotes se extrae una muestra que se somete a un test de cocinado para comprobar que la carne cumplirá las expectativas esperadas en el restaurante, y para su preparación no se añade más que sal y pimienta.

SEGURIDAD EXTERNA

De forma independiente a las medidas tomadas en el proceso de elaboración, McDonald's tiene contratada una auditoría con la empresa Applus+, una compañía líder en certificación que controla cada uno de los pasos de la cadena, desde el nacimiento del animal y su alimentación, hasta el momento en que la hamburguesa se le sirve preparada al cliente.

La misma empresa realiza en los distintos restaurantes visitas periódicas sin previo aviso, actuaciones que controlan que la carne sea cueb por cien vacuno, piezas de carne entera y fresca, y total trazabilidad en cuanto a la seguridad para con la carne que llega a fábrica.

Applus+ garantiza, además, el cien por cien del compromiso de McDonald's con el bienestar animal y el cien por cien de hamburguesas recién hechas, no pasan más de diez minutos entre la salida de la hamburguesa de la plancha y la llegada al cliente.

PROGRAMA DE ÉXITO

Cerca de 500 consumidores ya han sido 'Testigos de Calidad' visitando las instalaciones de ESCA Food Solutions, y se espera que hasta finales de año, momento en que finalizará el programa, los consumidores "testigos" hayan sido más de 1.000.

'Testigos de calidad' busca reafirmar, una vez más, el compromiso de McDonald's con la calidad, tras la gran respuesta del programa piloto el pasado año, el departamento organizador decidió que cuantos más testigos haya, "antes caerá la mala fama que intentan achacar algunos", señaló Morales.

La fábrica ESCA Food Solutions provee de hamburguesas a España, Andorra, Portugal y Gibraltar con una media de producción de 1 millón de unidades al día.