25 de febrero de 2015

Tres personas en silla de ruedas crean una cooperativa pionera para sensibilizar a empresas sobre seguridad vial

Tres personas en silla de ruedas crean una cooperativa pionera para sensibilizar a empresas sobre seguridad vial
EUROPA PRESS

BARCELONA, 25 Feb. (EUROPA PRESS) -

Mireia Sanz, Josep Roca y Xavi Romero, los tres en silla de ruedas por accidente de tráfico, han creado la empresa cooperativa pionera Pr3vencon para "ofrecer un servicio de sensibilización y concienciación" en seguridad vial para empresas e instituciones.

Los tres han colaborado en los últimos años de manera voluntaria en campañas de prevención del Servei Català de Trànsit (SCT), el Instituto Guttmann, en los cursos del carné por puntos y con los Mossos d'Esquadra, pero se han dado cuenta de que su mensaje podía llegar a más gente si también se dirigían a empresas e instituciones.

"Queremos dar a conocer nuestro testimonio para evitar accidentes", ha explicado a Europa Press Josep Roca, que ha puntualizado que se dieron cuenta, tras seis o siete años dando charlas en colegios y a estudiantes del carné de conducir, que había un vacío y que muchas personas jamás han asistido a una charla de concienciación.

Roca tuvo su accidente a los 38 años, era profesor de karate, practicaba submarinismo y hacía viajes de aventura, y su vida "dio un vuelco" con el accidente; ese es el mensaje que ahora transmite en sus charlas: que le puede pasar a cualquiera y que es tan aleatorio como tirar una moneda al aire.

También explica que estar en silla de ruedas no es solo "no poder caminar", sino depender completamente de otra persona, no poder ducharse solo, levantarse de la cama ni hacer las actividades diarias más básicas.

"Siete de cada diez accidentes ocurren en horario laboral y el coste de un trabajador de baja es de media de 2.800 euros al mes", ha advertido Xavi Romero, por lo que asegura que dentro de los departamentos de riesgos laborales debería incluirse la concienciación en seguridad vial.

"Mi accidente fue a 50 kilómetros por hora a un kilómetro de casa", ha recordado Romero, que avisa de que nunca hay que bajar la guardia, aunque sea un trayecto conocido y en el que el conductor se siente seguro.

En el caso de Mireia Sanz, su accidente fue un día de mucho tráfico en la C-58, "no por un tema de drogas, alcohol, un despiste o ir gran velocidad, sino por la distancia de seguridad", ha explicado.

"No hace falta ir bebido o a 200 para tener un accidente grave. Hay que tener mucho cuidado en recorridos cortos, conocidos, de camino al trabajo, porque es cuando la gente baja la guardia", ha aconsejado.

"PROBLEMA DE FONDO"

El abogado del Col·lectiu Ronda Jaume Cortés, que les presta asesoramiento y ayuda en la puesta en marcha de la cooperativa, ha explicado que en este proyecto empresarial pionero hay un "problema de fondo": que pierdan sus pensiones de gran invalidez de la Seguridad Social por estar ejerciendo una actividad.

El abogado asegura que, según el artículo 141.2 de la Ley General de la Seguridad Social, es compatible trabajar con una pensión de gran invalidez siempre que la salud de la persona no haya mejorado y su situación sea la misma: "Es obvio que estas personas no han tenido una mejora, siguen estando en la misma situación".

Para abordar este tema, tienen prevista una reunión con la directora provincial de la Seguridad Social para informarles de la creación de la cooperativa, que en ningún caso contempla que estas personas tengan un horario completo, sino que ofrecerán algunas charlas semanales.

"No tendría sentido que como sociedad y administración, esta gente no pudiera regularizar una actividad que ya están haciendo ahora como voluntarios", ha indicado el abogado.