9 de agosto de 2020
4 de julio de 2020

La Junta trabaja en la restauración de siete entornos degradados por residuos agrícolas en la provincia de Huelva

La Junta trabaja en la restauración de siete entornos degradados por residuos agrícolas en la provincia de Huelva
Nota Y Fotos Junta (Hu Restauración Entornos Depósitos Residuos Agrícolas) - DELEGACIÓN DE LA JUNTA EN HUELVA

HUELVA, 4 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Delegación Territorial de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta en Huelva tiene en marcha la restauración ambiental de siete entornos degradados por el depósito de residuos agrícolas en la provincia.

En concreto, se trata de trabajos en Los Barrancos de Lepe, la Dehesa del Pilar y Tariquejos en Cartaya, Avitorejos en Moguer y La Teja en Almonte --que se encuentran "muy avanzados"--, y actuaciones en Mojón Blanco de Lucena del Puerto y en La Rocina de Almonte, donde se han acumulado vertidos diseminados dentro del Espacio Natural de Doñana, y que están previstas para el próximo agosto, según ha informado este sábado la Junta en una nota.

El delegado territorial, Álvaro Burgos, ha supervisado actuaciones en Lepe, Cartaya, Almonte y Moguer, y ha defendido que el Gobierno andaluz desarrolla "un ambicioso proyecto de revolución verde en la que la reutilización, el reciclado y la valorización material serán determinantes".

Ha concretado que "el objetivo es consolidar a la comunidad como un modelo de investigación y desarrollo hacia una agricultura sostenible, y trabajará en propuestas como el aprovechamiento de las materias primas disponibles, como la biomasa o la gestión de residuos".

Las actuaciones de este programa incluyen la recuperación forestal de la zonas degradadas para reintegrarlas en el entorno natural en el que se encuentran después de años sometidas por el depósito de residuos, tanto por parte de empresas agrícolas como de particulares, según precisan desde la Junta.

"No existe una normativa que obligue a la administración a la gestión de estos restos agrícolas. Es una responsabilidad del productor y apelamos a ella, pero no podemos quedarnos parados ante los problemas de imagen y salubridad que genera el abandono indiscriminado de plásticos de invernaderos en estos casos", según ha reflexionado Álvaro Burgos.