5 de junio de 2020
9 de abril de 2020

Junta cuenta con un hotel para afectados por COVID-19 y una residencia de aislamieto voluntario para los asintómaticos

Junta cuenta con un hotel para afectados por COVID-19 y una residencia de aislamieto voluntario para los asintómaticos
Dispositivo sanitario de la prueba test del PCR para detectar la infección por coronavirus - ÁLEX ZEA - EUROPA PRESS

MÁLAGA, 9 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Junta de Andalucía prevé la medicalización del Hotel Ilunion (Fundación ONCE) de la capital malagueña para convertirlo en un centro de ingreso y tratamiento de personas afectadas por COVID-19. Además, de una residencia de aislamieto voluntario para los asintómaticos.

Sobre el hotel han explicado que en estos días, la Consejería de Salud y Familias trabaja en la adaptación de este complejo turístico con el fin de dotarlo de medios y recursos para que pueda trabajar el personal sanitario en caso de que fuera preciso.

Así, han explicado desde la Junta a través de un comunicado que este recurso se gestionaría como un complejo de hospitalización más en función de las necesidades que se puedan plantear, ya que de momento no se ha habilitado, pero se avanza en la realización y diseño del proyecto de acondicionamiento y medicalización del mismo.

El hotel cuenta con 179 habitaciones que irían destinadas a los ingresos derivados de casos leves de coronavirus que hicieran necesaria su puesta en funcionamiento en un futuro.

La delegada de la Junta en Málaga, Patricia Navarro, ha incidido en que el Gobierno andaluz "trabaja anticipándose a todas las situaciones que se pudieran generar durante esta crisis sanitaria para que los malagueños encuentren la respuesta sanitaria que demandan".

Actualmente, los centros hospitalarios de la red pública del Sistema Andaluz de Salud (SAS) en toda la provincia ofrecen "respuesta y tiene capacidad para albergar a más pacientes, por lo que ni este hotel ni el hospital de Carranque levantado en una semana son necesarios aún", aunque ambos se usarian si la crisis sanitaria lo requiriese durante los próximos días.

Estas y otras infraestructuras se enmarcan en el Plan 15.000, que plantea un escenario de 15.000 contagios en Andalucía y que en el caso de la provincia de Málaga se traduciría en 543 hospitalizaciones y 145 pacientes en UCI.

Así, con un índice del 61,9 por ciento de paciente no contagiados ingresados habría disponibilidad de 953 camas de hospitalización y con un índice de ocupación del 45,7 por ciento de pacientes no contagiados habría disponibilidad de 114 camas UCI públicas. A esto se sumarían la disposición de 281 dispositivos de respiración asistida.

En suma, ha manifestado, llegado dicho escenario se activará el Plan de Contingencia Provincializado junto a los planes específicos de los distintos centros asistenciales en función de las necesidades y presión epidemiológica, contando para ello con la red de recursos públicos de la provincia. Además, en este caso se activaría la transformación del 40 por ciento de las camas de reanimación (UPAR) en camas de UCI.

RESIDENCIA DE AISLAMIENTO VOLUNTARIO

Por otro lado, entre las medidas puestas en marcha por la Consejería de Salud y Familias en prevención a los contagios, se ha trabajado además en crear una red de residencias en todas las provincias para acoger a pacientes asintomáticos que de forma voluntaria quisieran aislarse mientras sea determinado por prescripción médica.

En concreto, se trata de otra de las medidas aprobadas en Consejo de Gobierno el pasado miércoles dentro del Plan 15.000 y que se pondría en marcha de forma inmediata si fuese necesaria.

Al tratarse de contagiados sin síntomas, tendrían un seguimiento médico ordinario, similar a quien se encuentra aislado en su casa, disponiendo de los servicios básicos necesarios para su estancia y manutención.

En el caso de Málaga dicho espacio será el edificio Betania de la Casa Diocesana, con una capacidad de 80 camas que permitirían el aislamiento voluntario y control del virus en pacientes positivos asintomáticos.

CONTRATACIONES

Por otro lado, Navarro ha recordado que la Junta de Andalucía ha incorporado ya 1.342 profesionales sanitarios en los hospitales y centros de salud de la provincia de Málaga.

Se trata de una medida que se pone en marcha para reforzar la plantilla sanitaria ante la situación excepcional derivada por la crisis del COVID-19 en la provincia.

La Consejería de Salud y Familias ha destacado que la incorporación de profesionales sanitarios obedece a una respuesta planificada y previsora ante el aumento de la presión asistencial que se ha generado en estos días debido a los casos de coronavirus en Málaga, que han hecho que 1.158 personas hayan necesitado hospitalización desde el comienzo de la crisis sanitaria.

De los 1.342 sanitarios contratados que ya trabajan de refuerzo en los hospitales y en los centros de salud malagueños, 764 se han incorporado desde el 18 de marzo en adelante, que es cuando se ha producido un mayor auge de la demanda sanitaria.

Los refuerzos forman parte del plan aprobado y anunciado por parte del Gobierno de la Junta de Andalucía, que se anticipa a las necesidades asistenciales dentro de una planificación que también contempla la ampliación de espacios para el ingreso de pacientes y la conversión de otras zonas hospitalarias para incrementar las plazas de las UCI.

Estas contrataciones se han realizado en numerosas categorías profesionales, con especial incidencia en enfermería y médicos de atención primaria y urgencias, que son los profesionales más demandados ante la situación excepcional generada por la crisis de COVID-19.

Todos estos profesionales parten de la bolsa de trabajo del SAS, que es la que establece el orden a la hora de acceder a los contratos laborales.