6 de agosto de 2020
8 de marzo de 2018

Más de 60 personas participan en un proyecto que fomenta la actividad física a través del baile

Más de 60 personas participan en un proyecto que fomenta la actividad física a través del baile
JUNTA DE ANDALUCÍA

MÁLAGA, 8 Mar. (EUROPA PRESS) -

La tercera edición de 'Bailando Voy', un programa que fomenta la actividad física a través del baile, va a reunir en sus sesiones a más de 60 personas con insuficiencia cardiaca, con factores de riesgo cardiovascular así como personas mayores de centros de participación activa, según ha informado la delegada de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, Ana Isabel González.

Así, González ha explicado la "importancia" de la iniciativa que se celebrará hasta el 30 de mayo, una vez por semana. "Estas actividades, por un lado, ayudan a cuidar de la salud de los más mayores y, por otro, sirven de estímulo para hacer deporte y llevar un estilo de vida saludable".

Este año, una treintena de las personas que acudan a las actividades serán pacientes del Hospital Regional mientras que, el resto, acudirán de los Centros de Participación Activa de personas mayores de Málaga Perchel y Málaga Trinidad de la Delegación de Igualdad, Salud y Políticas Sociales. También asistirán miembros de la Federación Provincial de Asociaciones de Mujeres Málaga Ágora.

El enfoque inicial del ejercicio aeróbico que se realiza en estas sesiones "no es más que la mejoría del tratamiento de la insuficiencia cardiaca, además del control de la hipertensión, la diabetes, el sobrepeso y las dislipemias --alteración del metabolismo de los lípidos--", ha explicado González.

Así, el objetivo del programa es fomentar la actividad física de forma atractiva y divertida. La práctica de ejercicio físico regular se realiza con fines terapéuticos tanto en la prevención como en el control y rehabilitación de diversas enfermedades crónicas, entre ellas, las asociadas a trastornos metabólicos.

La primera sesión tuvo lugar el miércoles 7 de marzo y, de este modo, se llevará a cabo todos los miércoles a lo largo de 14 sesiones. Cada una de ellas se iniciará con 20 minutos de ejercicios de entrenamiento psicológico para mejorar la memoria, la atención, la concentración, la destreza mental y desarrollar la autoconfianza, así como la fuerza de voluntad, la asertividad y las habilidades sociales.

Tras la charla, la sesión continuará con una hora de entrenamiento aeróbico de baja intensidad, que se iniciará con ejercicios sentados en sillas, centrados en extremidades superiores, inferiores, tronco y cuello y en la que también participa la monitora de fitness María Soledad Rodríguez.

"Después harán ejercicios de desplazamiento, orientación espacial, movilización y equilibrio y, una vez hayan calentado, se iniciará el baile con coreografías sencillas al ritmo de salsa y zumba para finalizar con ejercicios de respiración y relajación", ha señalado la enfermera de la Consulta de Enfermería de Prácticas Avanzadas de Insuficiencia Cardiaca, y responsable de la actividad, Sonia Castillo.

Esto supone, ha asegurado, "una mejora fisiológica, independencia funcional y calidad de vida". Tras la experiencia de las ediciones previas, según Castillo, los corazones de sus pacientes han recuperado fuerza, disminuyendo el número de ingresos. "Esto se traduce en un aumento de su tolerancia al esfuerzo físico en sus tareas cotidianas, haciéndolos más independientes y seguros", ha afirmado.

COREOGRAFÍAS

En cuanto a las coreografías, la enfermera ha detallado que en las dos anteriores ediciones "han conseguido mejorar la sincronización de brazos y piernas, la lateralidad, y el equilibrio, que ayudan a evitar el riesgo de caídas".

"Este entrenamiento aeróbico de baja intensidad también favorece la pérdida de peso, el mejor control de la glucemia, tensión arterial y demás enfermedades cardiovasculares que suelen ir asociadas", ha establecido.

Además, la enfermera de la Consulta de Enfermería de Prácticas Avanzadas de Insuficiencia Cardiaca ha apostillado que 'Bailando Voy' "no sólo ayuda a mejorar el estado físico de los participantes, sino también el psicológico porque los pacientes socializan con iguales y esto les hace sentirse identificados y entendidos".

En este punto, ha detallado que "van acompañados de familiares, haciendo partícipes a otros miembros de la actividad y de la diversión. Es un 'empujoncito' para salir a la calle para algunos que no tienen a nadie", ha manifestado.

Según Sonia Castillo "la actividad física, moderada y controlada, es una prescripción adecuada en personas afectadas de algún tipo de cardiopatía, ya que no sólo no empeora el curso natural de la enfermedad, sino que por el contrario contribuye a una mejora del rendimiento general".

Así, ha agregado que "la relación inversa entre actividad física y el ejercicio cardiovascular ha quedado constatada en algunos de los pacientes asistentes mostrando en sus revisiones una gran mejoría en su estado funcional, calidad de vida y capacidad de esfuerzo, no precisando ninguno de ellos reingresos hospitalarios".

Por ello, ha establecido que "la música y el baile juegan un importante papel en la capacidad de integración del individuo en el grupo, refuerza la autoestima y confianza en sí mismo".

Por su parte, esta iniciativa de promoción de la actividad física forma parte de las actividades que se desarrollan en el seno de la Consulta de Enfermería de Prácticas Avanzadas del Hospital Regional para pacientes con insuficiencia cardiaca.

La Unidad de Gestión Clínica del Corazón y Patología Vascular del Hospital Regional de Málaga, que desarrolla desde hace tres años esta iniciativa con la colaboración de la Delegación de Turismo y Deporte, diagnostica a unas 800 personas al año de insuficiencia cardiaca.