5 de junio de 2020
8 de abril de 2020

Andalucía estudia reprogramar fondos europeos para "minimizar" la crisis sanitaria y económica del Covid-19

Andalucía estudia reprogramar fondos europeos para "minimizar" la crisis sanitaria y económica del Covid-19
Comisión Europea - JUNTA

SEVILLA, 8 Abr. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad, Rogelio Velasco, ha informado este miércoles al Consejo de Gobierno de las primeras reformas legislativas aprobadas por la Comisión Europea (CE) que permitirán a los Estados miembros usar los Fondos Estructurales y de Inversión disponibles correspondientes a la programación 2014-2020 para financiar las medidas dirigidas a minimizar la crisis sanitaria y económica provocada por el Covid-19, con lo que Andalucía está así estudiando la reprogramación de los fondos frente a las consecuencias de la pandemia.

De acuerdo con el informe, esas modificaciones normativas acordadas a finales de marzo en Bruselas afectan tanto a las disposiciones comunes que rigen el funcionamiento de los cinco Fondos Estructurales y de Inversión --Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder), Fondo Social Europeo (FSE), Fondo Europeo Marítimo y de Pesca (FEMP), Fondo de Cohesión y Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (Feader)--, como a los reglamentos específicos de los tres primeros programas, según ha informado la Junta en una nota de prensa.

La Consejería de Economía ha comenzado los trabajos preparatorios para llevar a cabo la reprogramación de las partidas por ejecutar. En cualquier caso, todo este proceso estará condicionado por una segunda reforma que está en fase de propuesta en Europa, ya que fue presentada el pasado 2 de abril. Para acometer la reorientación de fondos, la Consejería de Economía actuará en colaboración con todos los departamentos de la Junta de Andalucía que gestionan estos instrumentos de financiación comunitaria.

Entre las novedades más relevantes que se derivan de las decisiones adoptadas por Bruselas, destaca la autorización de transferencias 'express' de recursos entre las líneas prioritarias de un mismo programa de financiación. Esa medida se aplicará a los fondos Feder, FSE y Fondos de Cohesión, aunque en el caso de España tendrá efectos sobre los dos primeros, ya que en el marco 2014-2020 el territorio nacional no es destinatario del último capítulo.

Con carácter general, se permite el trasvase de hasta el ocho por ciento del presupuesto de una prioridad a otra, siempre que no suponga más del cuatro por cien de la dotación global del programa. Estos traspasos no requerirán aprobación de la Comisión Europea, pero deberán contar con el visto bueno del comité de seguimiento.

Por otro lado, el Ejecutivo europeo ha establecido, como medida temporal, que los instrumentos financieros que se nutren de Fondos Estructurales y de Inversión también puedan destinarse a favorecer la liquidez de las pymes. Asimismo, fija el 1 de febrero de 2020 como plazo a partir del cual se podrán financiar con recursos comunitarios aquellos gastos generados por la crisis del Covid-19 que pasen a ser elegibles tras estas modificaciones legislativas.

CAMBIOS ESPECÍFICOS

En el caso de los Fondos Feder, Bruselas ha aprobado, con carácter temporal, destinar dicha financiación a aportar liquidez a las pymes y ha admitido como criterio elegible para este programa las inversiones de refuerzo de los servicios de salud en el caso de crisis sanitarias como la provocada por el coronavirus.

Para el Fondo Europeo Marítimo y de Pesca, se incorpora también la crisis sanitaria entre los supuestos admitidos para usar estos recursos tanto en la creación de mutualidades que cubran pagos a pescadores y pérdidas económicas, como en los seguros formalizados por pérdidas económicas de las poblaciones acuícolas.

Más de la mitad de las partidas de la Unión Europea se canaliza a través de los Fondos Estructurales y de Inversión, gestionados conjuntamente por la Comisión Europea y los Estados miembros. Todos esos recursos se destinan a estimular el desarrollo económico y la creación de empleo de los países de la UE, siguiendo los objetivos establecidos en la estrategia Europa 2020. Se concentran principalmente en cinco sectores: investigación e innovación, tecnologías digitales, economía hipocarbónica, gestión sostenible de los recursos naturales y pequeñas empresas.