19 de octubre de 2020
25 de septiembre de 2020

Consumo comprobará precios y hojas de quejas y reclamaciones en más de 600 establecimientos

Consumo comprobará precios y hojas de quejas y reclamaciones en más de 600 establecimientos
Nuevas Hojas de reclamaciones en Andalucía, en una imagen de archivo - JUNTA - ARCHIVO

SEVILLA, 25 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Dirección General de Consumo de la Consejería de Salud y Familias de la Junta está llevando a cabo, a través de sus servicios provinciales, la campaña anual de inspección en establecimientos que venden productos u ofrecen servicios en Andalucía y tiene previsto realizar hasta final de año al menos 615 actuaciones de control.

Según ha informado la Junta en un comunicado, el objetivo es contrastar el cumplimiento de la información sobre los precios y otros requisitos que afectan a los productos y servicios puestos a disposición de los consumidores o usuarios. También comprobará la existencia de hojas oficiales de quejas y reclamaciones o la expedición de las facturas reglamentarias, entre otras cuestiones.

El personal inspector de los servicios de Consumo visitará todo tipo de establecimientos comerciales, tanto de venta de productos industriales como de productos de alimentación, incluyendo los mercados de abastos, así como establecimientos orientados a la prestación de servicios.

En los controles se revisan aspectos como la disponibilidad de hojas oficiales de quejas y reclamaciones de la Junta de Andalucía a petición del público, así como de la existencia del cartel anunciador, ambas cuestiones de obligado cumplimiento para todos los establecimientos de Andalucía.

Además, se verifica que se pueda acreditar la procedencia de los productos y su trazabilidad, así como que los establecimientos emiten las correspondientes facturas o justificantes de pago y que incluyen los datos obligatorios.

En el caso de que la compra se realice mediante contrato por escrito, se revisan los últimos contratos realizados en el establecimiento para comprobar que no se hayan incluido cláusulas que puedan ser consideradas abusivas.

También se realiza una comprobación general de los precios, que deben estar disponibles al público indicando precios finales y completos, con impuestos incluidos. Se comprueba la indicación de los precios por unidad de medida (precio por kilo, metro, litro, docena, etc.), y se verifica, además, que los precios indicados son los mismos que se cobran en la caja.

Asimismo, en el caso de que se vendan productos al peso, se examinan las balanzas para comprobar que cuentan con la etiqueta de verificación periódica y que ésta se encuentra dentro del plazo de validez establecido por la normativa aplicable. Igualmente, se comprueba que el pesado de los productos se realiza de forma visible al público y que se realiza la tara correspondiente cuando se pesa sobre algún soporte como papel o bandeja.

Por otra parte, se realizan comprobaciones para asegurar el cumplimiento de la ley de medidas sanitarias frente al tabaquismo, verificando la prohibición de fumar en el interior de los establecimientos y la existencia de carteles que lo anuncien, así como que en caso de disponer de tabaco a la venta se hace cumpliendo los requisitos que establece la norma.

Además, se comprueba la garantía de los productos ofertados y sus limitaciones y se verifica que se publicita adecuadamente el horario del establecimiento. Al mismo tiempo, el personal inspector facilita a los establecimientos visitados la información relativa al registro de comerciantes y actividades comerciales, un registro público y gratuito de obligatoria inscripción.

La campaña se desarrolla en el marco del Plan de Inspección de Consumo 2020, que, tras los ajustes realizados con motivo de las restricciones derivadas del Covid-19, comprende un total de 23 campañas que supondrán aproximadamente 5.600 actuaciones de control dirigidas a garantizar y reforzar la protección de los derechos de las personas consumidoras y asegurar que los productos y servicios que están a la venta cumplen los requisitos de seguridad y calidad que exige la normativa vigente.

CAMPAÑA 2019

En la campaña de inspección y control básico de establecimientos desarrollada en el año 2019 se realizaron 2.197 actuaciones inspectoras en un total de 1.498 establecimientos visitados de toda Andalucía, de las cuales 351 resultaron con actas positivas (que detectaron algún tipo de irregularidad), lo que supone un 15,97% del total.

Respecto a los resultados obtenidos, el mayor porcentaje de incumplimientos se observó en relación la indicación de los precios de los productos o servicios, por no exponer los mismos en los anaqueles o armarios del interior, o no publicitarse correctamente los precios por unidad de medida, entre otras cuestiones.

También han detectado incumplimientos en la existencia del cartel anunciador de las hojas de quejas y reclamaciones, y en el caso de los establecimientos destinados a la prestación de servicios, tras analizar diferentes contratos se han detectado cláusulas que se pueden considerar abusivas en el 10% de los casos.

Ante cualquier duda o consulta en materia de consumo, la ciudadanía puede contactar con Consumo Responde, un servicio gratuito de información a las personas consumidoras y usuarias, impulsado por la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía. Se trata de un servicio multicanal, al que se puede acceder de forma continuada a través del número de teléfono 900 21 50 80, de la página web www.consumoresponde.es, del correo electrónico (consumoresponde@juntadeandalucia.es); del perfil de Twitter (@consumoresponde); y el de Facebook (www.facebook.com/consumoresponde).

También se puede recibir asesoramiento en los Servicios Provinciales de Consumo de las delegaciones territoriales de Salud y Familias presentes en todas las capitales de provincia, así como en las Oficinas Municipales de Información al Consumidor (OMIC), y en las organizaciones.

Contador

Lo más leído