19 de septiembre de 2020
4 de agosto de 2020

La Junta autoriza la licitación de los primeros fondos de capital riesgo para expansión empresarial

La Junta autoriza la licitación de los primeros fondos de capital riesgo para expansión empresarial
De izquierda a derecha, los consejeros Elías Bendodo, Rocío Blanco, Rogelio Velasco, Juan Bravo y Jesús Aguirre, en una reunión del Consejo de Gobierno andaluz. - JUNTA DE ANDALUCÍA

SEVILLA, 4 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Consejo de Gobierno andaluz ha aprobado este martes el inicio de la contratación de dos de los tres fondos de capital riesgo que la Consejería de Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad licitará a través de la Agencia de Innovación y Desarrollo de Andalucía (IDEA).

Se trata de fondos Capital Riesgo Expansión, dotados con 19 y 10 millones de aportación pública cada uno, que se completará con una aportación privada de 5 y 2,5 millones de euros, respectivamente, según ha informado la Junta en la referencia del Consejo de Gobierno.

A estos dos instrumentos financieros se unirá próximamente un tercero, 'Capital Riesgo Startup', destinado al apoyo de las 'startups', que estará dotado con ocho millones de euros. Para su constitución, la participación privada deberá aportar un mínimo de un millón de euros.

La Consejería de Economía movilizará, por tanto, un total de 45,5 millones de euros para la licitación de tres fondos de capital riesgo. Estas herramientas de impulso empresarial forman parte del Fondo Público Andaluz para la Financiación Empresarial y el Desarrollo Económico, que, según destaca la Junta, ha perfeccionado durante los últimos meses su base normativa, con la Agencia IDEA como agente financiero.

Los dos fondos Capital Riesgo Expansión se destinarán a proyectos de pymes y microempresas en fase de expansión temprana; es decir, empresas con proyectos iniciados, preparadas para una ronda de inversión de envergadura, aunque no haya empezado a facturar. Las empresas deben estar instaladas en Andalucía y no estar en crisis.

Para optar a este fondo, deberán contar con proyectos empresariales alineados con la Estrategia de Innovación de Andalucía 2020 (RIS3 Andalucía) y el Plan Andaluz de Investigación, Desarrollo e Investigación (Paidi 2020).

La línea para Capital Riesgo Expansión incluye la licitación de dos fondos distintos para que se pueda cubrir un espectro más amplio de tipología de proyectos y licitadores.

PARTICIPACIONES

A través de participaciones en capital o préstamos participativos como principales instrumentos de financiación, el importe de riesgo total por destinatario no podrá superar el 15% del patrimonio del fondo, garantizando así la diversificación de la cartera. Ninguna ronda de financiación superará los dos millones de euros.

El Fondo Capital Riesgo Startup contará con una aportación pública de ocho millones de euros, a los que la participación privada deberá aportar, para su constitución, un mínimo de un millón de euros. Se trata de capital semilla, esto es, para pymes y microempresas en fase temprana, con no más de siete años desde su constitución. Las empresas también deberán estar instaladas en Andalucía, no estar en crisis y con proyectos en línea con la RIS3 y el Paidi.

El fondo utilizará principalmente dos instrumentos financieros: entrada en el capital y préstamos participativos. El importe máximo por ronda de inversión será de 600.000 euros anuales, con un tope de 200.000 euros máximo por hito o desembolso. En cualquier caso, un mismo beneficiario no podrá recibir el 10% del total del patrimonio comprometido por el fondo.

El plazo para realizar inversiones a través de estos tres fondos será de tres años desde su constitución. Tendrán hasta final del año 2029 para el retorno de las inversiones y liquidación.

Los intermediarios financieros que opten a la gestión de estos fondos deben tener sede en Andalucía y estar autorizados por los organismos competentes y la legislación vigente para proporcionar y operar con capital riesgo en España.

Estos intermediarios financieros tendrán entre sus actividades la constitución y gestión del fondo, captarán inversores privados como partícipes en el fondo, detectarán y analizarán proyectos de inversión y controlarán la correcta ejecución de las operaciones. La oferta máxima de cada uno de los licitadores para la gestión de los fondos no podrá superar, en ningún caso, el 20% del importe de los mismos.