18 de enero de 2021
24 de noviembre de 2020

La Junta concede al rey Felipe VI la primera Medalla de Honor de Andalucía

La Junta concede al rey Felipe VI la primera Medalla de Honor de Andalucía
El Rey Felipe VI - CASA DE S.M. EL REY - ARCHIVO

SEVILLA, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

   El Consejo de Gobierno andaluz ha acordado este martes, a propuesta del presidente de la Junta, Juanma Moreno, expresar su voluntad de conceder al rey Felipe VI la primera Medalla de Honor de Andalucía, al entender que "ahora más que nunca" el monarca es "el mejor símbolo de la unidad de España, y es más necesario que nunca en los tiempos que vivimos, uno de los momentos más comprometidos de nuestra historia contemporánea".

   Así lo ha señalado el consejero de la Presidencia, Administración Pública e Interior y portavoz del Gobierno andaluz, Elías Bendodo, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, en la que ha señalado que la concesión de esta medalla constituye "un motivo de orgullo y satisfacción" para todos los miembros del Ejecutivo de PP-A y Ciudadanos (Cs), y está "convencido" de que también lo es "para todos los andaluces".

   Bendodo ha explicado que, con esta medalla, Andalucía va a "reconocer los valores esenciales de una sociedad que busca el progreso, la convivencia pacífica, la solidaridad interterritorial y la suma en búsqueda de intereses comunes".

   Para la Junta, el rey Felipe VI, "al que unen unos lazos muy estrechos con Andalucía, ostenta méritos más que sobrados para esta alta distinción". "Desde la moderación y con ejemplaridad, el rey Felipe VI se ha hecho heredero de la confianza de todos los españoles y andaluces", ha agregado en esa línea el consejero portavoz del Gobierno andaluz.

"LAZO AFECTIVO SÓLIDO" CON ANDALUCÍA

   La Junta ha justificado en la referencia del Consejo de Gobierno la concesión de esta medalla al Rey "por constituir su figura el más sólido lazo afectivo de Andalucía con el conjunto de las instituciones del Estado".

   El titular de la Corona "personifica los principios y valores que sustentan y refuerzan nuestra identidad colectiva como Nación española y que aportan a Andalucía el mejor referente de concordia, de serenidad, de entusiasmo y de determinación con el que arrostrar las vicisitudes del presente, emprender la recuperación y trabajar juntos por el porvenir", sostiene la Junta.

   En esa línea, desde el Gobierno andaluz argumentan que "su Majestad el Rey responde de forma permanente a la lealtad incontestable de Andalucía con el respaldo de la Corona a sus principales inquietudes e iniciativas", y "la presencia y participación de Don Felipe, a lo largo de los años, en los muchos y muy diversos acontecimientos de la comunidad autónoma, añaden a estos no solo el aval de la más alta institución nacional, sino también un testimonio fehaciente de afecto, de simpatía y de aliento, en consonancia con el histórico vínculo de cariño entre la Familia Real y Andalucía".

   "Desde la moderación y con ejemplaridad, Su Majestad el Rey se ha hecho digno heredero de la confianza que los españoles, por amplísima mayoría, depositaron en la institución monárquica como cabeza del Estado en la Constitución Española de 1978, y que para Andalucía supuso el nacimiento de una época de esperanza hasta entonces solo soñada", según expone también la Junta.

   Desde el Ejecutivo de Juanma Moreno defienden también que "el espíritu regenerador que impregna Andalucía, y con el cual se impulsa hacia el futuro toma su inspiración, en buena medida, del carácter integrador, reflexivo y comprometido de Don Felipe".

   La Junta agrega que "la sociedad mundial en general, y dentro de ella la española y la andaluza, atraviesa uno de los momentos más comprometidos de la historia contemporánea; un desafío que pone a prueba, una vez más, y con inusitada dureza, su capacidad de organización; sus niveles de resistencia como sistema socioeconómico; la solidez e idoneidad de sus instituciones; y, como elemento clave, la colaboración entre estas y la cohesión de la ciudadanía y de sus representantes en torno a sus objetivos compartidos".

   "La figura de Felipe VI aporta a los andaluces, en esta coyuntura extraordinaria, un espejo nítido de sus fortalezas y un refuerzo moral de la mayor relevancia para el desarrollo de sus capacidades", según abunda la Junta.

   El Gobierno de PP-A y Cs agrega que, "durante los años transcurridos desde el inicio de su reinado, Don Felipe y Andalucía han estrechado el fuerte enlace que los une, constituyéndose como apoyo mutuo en su trayecto por la historia, y subrayando los valores compartidos, como son la convivencia pacífica; la solidaridad interterritorial; el carácter enriquecedor de la diversidad; la necesidad de construir sobre la generosidad, la cordialidad y la suma de todos en la búsqueda de los intereses comunes; la importancia de alcanzar una prosperidad sostenible y el papel de la educación y la cultura en la felicidad de los pueblos, entre otros".

ACTO DE ENTREGA

   Para la Junta, "es manifiesto, por tanto, que en Su Majestad el Rey Felipe VI concurren, en grado de excelencia, los méritos suficientes para hacerse acreedor a la primera Medalla de Honor de Andalucía", tal y como ha acordado el Gobierno andaluz de conformidad con el artículo 27.23 de la Ley 6/2006, de 24 de octubre, a propuesta del presidente, y previa deliberación del Consejo de Gobierno.

   A preguntas de los periodistas, el consejero portavoz, Elías Bendodo, ha indicado que la entrega de este reconocimiento "no tiene por qué" celebrarse el 28 de febrero, día de Andalucía, y al respecto ha avanzado que, "de acuerdo con Casa Real, se articulará una fecha para celebrar un acto para la entrega" de esta medalla.