1 de diciembre de 2020
19 de octubre de 2020

Junta y Roche Farma impulsan una alianza en oncología médica de precisión para impulsar la investigación del cáncer

SEVILLA, 19 Oct. (EUROPA PRESS) -

El impulso de la investigación traslacional, liderada desde la clínica, para conseguir soluciones innovadoras para los pacientes de cáncer de mama, pulmón, colorrectal o páncreas es el objetivo de una alianza público-privada entre la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía y Roche Farma.

En este sentido, esta alianza estratégica en Oncología Médica de precisión tiene como objetivos científicos la concreción de biomarcadores diagnósticos para mejorar e incrementar la predicción y los pronósticos en diferentes tipos de cáncer, así como la evaluación de nuevos agentes y estrategias de inmunoterapia, aportando soluciones innovadoras a los pacientes desde un enfoque multidisciplinar.

Para ello, desde la alianza se persigue la implementación de herramientas moleculares y la caracterización del microbioma que ayude a mejorar los actuales métodos de diagnóstico y el desarrollo de nuevas plataformas preclínicas.

La Alianza Andalucía-Roche tiene como una de sus líneas prioritarias la investigación traslacional en cáncer de mama con el objetivo de mejorar el conocimiento biológico, el diagnóstico y el tratamiento de la enfermedad.

Así, una de las líneas de trabajo, liderada por Javier Salvador, investigador coordinador y jefe de servicio de Oncología Médica del Hospital Virgen del Rocío, predecir la respuesta al tratamiento neodayuvante, tratamiento farmacológico ante de la cirugía, mediante biopsia líquida (muestra de sangre) analizando los RNA largos no-codificantes (lncRNA), el DNA tumoral circulante (ctDNA), proteínas y diferentes vesículas, incluyendo exosomas.

Esto permitirá identificar biomarcadores predictivos, en muestras de fácil acceso, que ayuden a definir el tratamiento para la paciente en cáncer de mama.

La otra línea de trabajo se centra en definir las resistencias al tratamiento actual de la enfermedad luminal metastásica en cáncer de mama (receptores hormonales positivos y HER2-) mediante el desarrollo de plataformas preclínicas como son los organoides, procedentes del propio tejido tumoral de las pacientes, para alcanzar una medicina más precisa.

Esto permite estudiar tanto a nivel de expresión genética como de mutaciones todas las variantes que pudieran estar implicadas en tal resistencia.

Además, se correlacionarán estos resultados, con tejido y sangre de pacientes, para poder definir un conjunto de biomarcadores predictivos de respuesta a inhibidores de ciclinas y poder definir la estrategia terapéutica combinada más apropiada a cada paciente.

Por otro lado, Emilio Alba, investigador principal del proyecto del nodo de Málaga y jefe de servicio de Oncología Médica del Hospital Regional y del Virgen de la Victoria de Málaga, lidera una línea de trabajo que investiga el papel de la biopsia líquida en el cáncer de mama localizado y metastásico.

La biopsia liquida consiste en la identificación de pequeños fragmentos de ADN circulante segregados desde el tumor por medio de técnicas de secuenciación masiva.

Esta tecnología permite detectar cantidades mínimas de ADN tumoral en sangre periférica que permite conocer la cantidad de células tumorales presentes y sus características biológicas.

En el cáncer localizado se está investigando la utilidad de esta tecnología en el diagnóstico de la enfermedad con el objetivo de detectar tumores más pequeños que los detectados por técnicas de imagen y en la detección de enfermedad mínima residual tras la cirugía con el objetivo de permitir conocer con más exactitud si hay enfermedad microscópica no detectable por ningún otro método de diagnóstico de los utilizados en la actualidad.

Asimismo, en el cáncer diseminado esta técnica permite monitorizar casi en tiempo real los cambios biológicos del tumor que nos permitan detectar la resistencia precozmente y adecuar el tratamiento a la nueva situación biológica.

Este hecho es importante porque estos cambios biológicos se producen meses antes que los cambios radiológicos o clínicos.

El equipo de Emilio Alba también está investigando si los diferentes patrones de microbiota se asocian a la presencia de cáncer y si hay también patrones diferentes en los diferentes subtipos de cáncer de mama (hormonosensibles, HER2, etcétera).

Asimismo, se está estudiando si la microbiota intestinal está relacionada con la sensibilidad o resistencia al tratamiento hormonal del cáncer de mama.