6 de marzo de 2021
18 de diciembre de 2009

Un 58% de los vascos sigue utilizando el coche privado de forma prioritaria en sus desplazamientos

SAN SEBASTIAN, 18 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Clúster del Transporte y Logística de Euskadi destacó hoy que un 58 por ciento de los vascos continúa utilizando el coche privado de forma prioritaria en sus desplazamientos, frente al 23 por ciento que se mueve en transporte público, el 15 por ciento andando y el 4 por ciento en otros medios de transporte.

En un comunicado, el gerente del Clúster, Jose Viteri, explicó que ésta es una de las conclusiones obtenidas a partir de las jornadas de trabajo 'Alternativas al uso del vehículo privado' que llevó a cabo, junto con Eusko Ikaskuntza y con la colaboración del Gobierno vasco y la Diputación de Gipuzkoa durante noviembre y este mes con el objetivo de promocionar los medios de transporte sostenibles para la movilidad personal.

Según indicó, esta iniciativa contó con la participación de más de 150 personas, entre ellas representantes del sector, autoridades y ciudadanos y sus sesiones de trabajo se desarrollaron en los tres Parques Tecnológicos vascos, la Universidad del País Vasco UPV y la comarca de Irun-Hondarribia.

Entre las conclusiones obtenidas a partir de estos encuentros destacó algunos datos "por su contraposición con la creciente conciencia medioambiental y sostenible de la ciudadanía", como, por ejemplo, que "los particulares continúan utilizando el coche privado de forma prioritaria en sus desplazamientos, un 58 por ciento" frente al "23 por ciento que usa el transporte público, el 15 por ciento que va andando y el 4 por ciento que recurre a otros transportes.

Además, apuntó que el 94 por ciento del consumo energético derivado de la movilidad se origina en la carretera, el coche supone el 50 por ciento de este modo y el transporte en general, el 36 por ciento del consumo energético final.

Asimismo, subrayó que el 40 por ciento de las emisiones totales de CO2 y el 70 por ciento de los agentes contaminantes provienen del tráfico en áreas urbanas y añadió que los costes externos del transporte en Euskadi ascienden a 1.952 millones de euros al año, de los que un 40 por ciento corresponden a accidentes, un 26 por ciento a contaminación y un 14 por ciento a congestión.

Para un ciudadano vasco, eso representa 482 euros por persona y año. Viteri consideró que este modelo de movilidad tiene un coste ambiental y económico "que no es sostenible".

"La importancia de ciclos como éste radica en la involucración de ciudadanos e instituciones para trabajar en medidas concretas y para fomentar una conciencia de cambio, especialmente en entornos de lo que se denomina movilidad obligada, esto es, entre otros, transporte asociado al trabajo y a los estudios", apuntó.