16 de octubre de 2019
7 de noviembre de 2009

Aguirre afirma que Euskadi "está saliendo clarísimamente del ciclo negativo" aunque sólo generará un leve empleo en 2011

Dice que aumentar el abaratamiento del despido no es "ni de lejos" la "fórmula mágica" para "mejorar las condiciones del mercado laboral" Asegura que BBK "no fracasó" en su intento con CCM, porque "se metió hasta donde se tenía que meter" sin "desequilibrar la entidad" Espera que la "contención salarial máxima" del Gobierno se imite "en el resto de sectores" y confía en la "responsabilidad" sindical

BILBAO, 7 Nov. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Economía y Hacienda del Gobierno vasco, Carlos Aguirre, aseguró hoy que Euskadi "está saliendo clarísimamente del ciclo negativo" aunque sólo generará un "leve empleo" en 2011. Además, rechazó la propuesta de "abaratamiento del despido" porque no es "ni de lejos" la "fórmula mágica" para "mejorar las condiciones del mercado laboral".

En una entrevista a Europa Press, Aguirre deseó que la "contención salarial máxima" del Gobierno se imite "en el resto de sectores" y confió en que los sindicatos harán un "ejercicio de responsabilidad". Por otra parte, consideró que BBK "no fracasó" en su intento con CCM, porque "se metió hasta donde se tenía que meter", sin "desequilibrar la entidad".

El responsable vasco de Economía y Hacienda se mostró convencido de que "la parte más baja del ciclo" ha pasado ya en la Comunidad Autónoma y, "a partir ahora se podrán moderar las tasas de crecimiento". "Lo que ha ocurrido es que hemos cambiado la tendencia. Antes se caía y caía cada vez más, ahora ya no, hemos retornado", dijo.

Aclaró que la economía vasca no se situará en tasas interanuales positivas hasta finales del año que viene, si bien a lo largo de ese ejercicio se producirán ya porcentajes de crecimiento intertrimestrales. "Estamos saliendo ya, no llegaremos a lo que había antes hasta un determinado momento, pero sí hemos cambiado la tendencia. Vamos saliendo clarísimamente del ciclo negativo", señaló.

Sin embargo, Aguirre advirtió de que, durante el próximo año, se mantendrá el aumento del desempleo, que podría finalizar el ejercicio con una tasa del 10,2 por ciento, y no se crearán puestos de trabajo hasta 2011. "En la primera etapa habrá muy poca creación de empleo. A partir de ahí, y estamos hablando de 2011, habrá una leve generación de empleo", puntualizó.

Previsiblemente, los nuevos puestos de trabajo se crearán, en un principio, en el sector servicios, mientras en la industria, con una capacidad de generación menor, el impulso llegará más tarde, "cuando tire la actividad económica".

REFORMA LABORAL

Aguirre se refirió también a la reclamación de una reforma del mercado laboral por parte de los empresarios, para asegurar que una medida de este tipo "no lo arregla todo". "Ésa es una posición de partida", enfatizó.

A su juicio, una posible modificación de ese marco debería "llevar a mejorar, por un lado, las condiciones de trabajo y, por otro, la empleabilidad, primando menos la precariedad, la temporalidad y más la estabilidad". "Yo en este momento lo que pienso es que aumentar el abaratamiento del despido no es una fórmula mágica, ni de lejos, para mejorar las condiciones del mercado de trabajo, que es el elemento básico que se está planteando", defendió.

Como alternativa, propuso "otras fórmulas" que permitan, buscando los "elementos comunes" entre las partes, "ir a un escenario que evite la temporalidad en el trabajo", así como "una mayor participación de los trabajadores en el mundo de la empresa".

MÁXIMA CONTENCIÓN SALARIAL

El responsable vasco de Economía insistió en la necesidad de una "máxima contención salarial" en la Administración pública vasca, sin "salirse de los límites que legalmente obligan", con incrementos del 0,3 por ciento y un acuerdo vinculado a la equiparación de pagas extra, que se mostró partidario de "escalonar". "Eso para mí es la contención máxima y es ahí donde nos vamos a mover, en ese campo de juego", aclaró.

Además, confió en que esta decisión "puede tener un efecto de muestra, de imitación" en el resto de sectores, "intentando que al final haya un esquema general de contención salarial en todos los sectores productivos".

Aguirre no prevé una oposición de los sindicatos de la Administración Pública porque "en estos momentos tienen un gran nivel de comprensión sobre cuál es la situación económica general del país, cuáles son sus necesidades y sobre cuál es la situación presupuestaria". "Creo que los sindicatos, en estos momentos, van a hacer un ejercicio de responsabilidad para que esa contención salarial se pueda llevar a cabo", dijo.

DEUDA

En cuanto a emisión de deuda vasca, Aguirre aseguró que es un "producto codiciado" que se diversificará en 2010 e incluirá euskobonos, "por aclamación popular, porque se demanda".

Recordó que la primera colocación, de 700 millones de euros, que concluyó hace más de una semana, se realizó "rápidamente y sin ningún problema". La mayor parte se realizó en el extranjero, "con la intención de no mermar ahorro de Euskadi", si bien, "la gran demanda de endeudamiento ha hecho que haya habido derivaciones hacia aquí".

"Somos un producto financiero bastante codiciado, porque tenemos la calificación AAA, y prácticamente, no tenemos deuda colocada en el mercado. Eso nos hace que tengamos una muy buena, tirando a óptima aceptación", señaló.

A lo largo del primer semestre de 2010, el Gobierno diversificará la deuda "y, aparte de colocaciones similares, acabarán viéndose euskobonos por aclamación popular, porque se demanda". Sin embargo, todavía no se han fijado ni los plazos, ni otros elementos, que se decidirán "casi en el último momento".

INSTITUTO VASCO DE FINANZAS

Sobre la actual situación de 'hibernación' del Instituto Vasco de Finanzas, precisó que "tiene capital y se va a utilizar" aunque, "otra cosa es que se contrate a gente" y se utilice "como una sociedad instrumental con gente, con equipo, con instalaciones, con un coste, algo que no está determinado".

"Eso acabará determinándose cuando el esquema esté completo y se vea si realmente merece la pena o no. Yo, en principio, no soy especialmente partidario de crear nuevos organismos, nuevas empresas, si es que no es absolutamente necesario", señaló.

Pese a todo, agregó que el Instituto Vasco de Finanzas "tiene un Consejo y va a decidir sobre muchas cosas, sobre muchas", aunque otra cosa es que "como instrumento viva, porque tiene recursos, que están ahí". "Tenemos que ver cuáles son los ensamblajes. No vamos a tomar decisiones de las que luego nos podamos arrepentir", indicó.

BBK

El consejero de Economía aseguró que BBK "no fracasó" en su intento de adquisición de Caja Castilla la Mancha (CCM), porque "se metió hasta donde se tenía que meter" sin "desequilibrar la entidad". "Lo que no ha hecho la BBK, y yo la apoyo totalmente, es plantear algo que va a desequilibrar su organización. Un fracaso es meterte en una aventura que te desequilibre", aseveró.

Afirmó que la Caja de ahorros vizcaína sólo fue invitada a participar en la "reflotación o consolidación" de una entidad financiera "con problemas" y "se ha metido hasta donde se ha tenido que meter, luego no es un fracaso". A su juicio, las condiciones de BBK "estaban bien", porque "permitía a ambas instituciones salir sin quebranto del proceso".

PRESUPUESTO SOCIAL

Aguirre aseguró que el proyecto de Presupuesto del Gobierno vasco se ha elaborado "en clave social", pero "también intenta dinamizar la actividad económica y la innovación". Además, se mostró convencido de que, gracias al pacto de estabilidad institucional rubricado por PNV y PSE, las Cuentas del Ejecutivo autónomo "acabarán siendo las que han tenido menor rechazo en la historia".

Respecto a la posibilidad de conseguir más apoyos que los obtenidos, respondió que "estaríamos encantados", pero recordó que la suma de los tres grandes partidos vascos supone prácticamente el 90 por ciento del arco parlamentario".