23 de noviembre de 2020
21 de octubre de 2020

AMP.- Urkullu se abre a la reflexión sobre toques de queda cuando se agoten todas las medidas y sin estado de alarma

AMP.- Urkullu se abre a la reflexión sobre toques de queda cuando se agoten todas las medidas y sin estado de alarma
El Lehendakari, Iñigo Urkullu, en la conferencia de presidentes autonómicos vía telemática - M.ARRAZOLA/EJ-GV / MIKEL ARRAZOLA - ARCHIVO

"Yo pido, más que un estado de alarma, una gobernanza colaborativa de cara a las medidas que se puedan implementar", afirma

BILBAO, 21 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Lehendakari, Iñigo Urkullu, ha asegurado que está abierto a la reflexión sobre si hay que decretar toques de queda cuando se agoten "todas las medidas" que puedan establecerse para evitar la propagación del coronavirus, aunque debe ser algo que compartan el Gobierno el Estado y los Ejecutivos autonómicos. En todo caso, cree que, para ello, no es necesario decretar un estado de alarma. "Yo pido, más que un estado de alarma, una gobernanza colaborativa de cara a las medidas que se puedan implementar", ha afirmado.

En un desayuno de Fórum Europa-Tribuna Euskadi, recogido por Europa Press, Urkullu ha recordado que ya en agosto él planteó la posibilidad de que se analizara la aplicación de toques de queda en el Estado español, que ya se habían decretado en otros países.

"Yo creo que esto merece una consideración compartida entre el Gobierno de España y las comunidades autónomas sobre si es necesaria la aplicación del estado de alarma, en cuanto a que la limitación de los derechos fundamentales choquen con unas medidas necesariamente contemplables como el toque de queda", ha indicado.

En todo caso, ha recordado que él está abierto a la reflexión, como ya dijo en verano, pero considera que "hay que ser conscientes de si previamente se han adoptado todas las medidas necesarias, si las medidas son efectivas y si los confinamientos perimetrales son eficaces y efectivos".

Tras señalar que entiende que se pueda recurrir a esta medida en las comunidades en las que se han agotado todas posibilidades, ha llamado a observar "la eficacia" de las restricciones realizadas.

ESTADO DE ALARMA

El Lehendakari ha insistido en que, desde la aplicación del anterior estado de alarma, él ha defendido que existe legislación ordinaria que pueda facilitar la adopción de medidas, sin recurrir a esta figura. "Todavía hoy no esta resuelto si jurídicamente la limitación de un derecho como el de la movilidad, tiene que ser aplicada desde un estado de alarma o puede ser en base a otras medidas", ha añadido.

En todo caso, ha mostrado su preocupación por la forma en la que se declaró anteriormente el estado de alarma, con "un mando único" del presidente Pedro Sánchez, sin una fórmula colaborativa de cogobernanza.

No obstante, cree que después se ha instalado "el concepto de cogobernanza o de gobernanza colaborativa", pero "no se ha aplicado de esta manera". Por ello, apuesta porque, "si fuera necesaria otra medida homegénea" en el Estado español, su aplicación sea "acorde con las circunstancias que afectan a cada comunidad".

"Yo pido, más que un estado de alarma, una gobernanza colaborativa en cualquier caso, de cara a que las medidas que se puedan implementar puedan ser acordes en cada lugar en función de las circunstancias y recursos", ha explicado.

MEDIDAS DEL GOBIERNO VASCO

Además, ha recordado que la Fiscalía vasca ha avalado la prohibición de los encuentros sociales de más de seis personas en Euskadi, tal como ha planteado en su Orden el Departamento de Salud del Gobierno autonómico, para evitar la propagación de la pandemia del coronavirus y espera que el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV), que dará a conocer su auto mañana, ratifique esta restricción.

El Lehendakari ha manifestado que, si no se hubiesen celebrado elecciones autonómicas el pasado 12 de julio, este próximo domingo acabaría la legislatura y Euskadi entraría, a partir del próximo lunes, en una etapa de "vacío e indefinición legal, institucional y política", mientras que ahora, en esta difícil situación causada por la pandemia, los vascos cuentan con un nuevo Gobierno que tiene ahora "un plus de confianza" y que ya ha elaborado el Plan 'Berpiztu', de reactivación económica y empleo.

Iñigo Urkullu ha recordado que, una vez que se previó la segunda ola de pandemia, las instituciones vascas decidieron declarar la Emergencia Sanitaria y reforzaron las medidas. Como guía de actuación, ha apuntado que disponen del 'Plan Biziberri', de nueva normalidad, acordado con el Gobierno español, "que incorpora dos conceptos fundamentales, rigor y corresponsabilidad".

"Nuestra forma de vida no puede ser la misma que antes de la pandemia. Debemos cumplir con rigor las medidas de prevención y autoprotección. Además, la corresponsabilidad es fundamental, porque el virus no tiene fronteras", ha indicado.

El presidente del Gobierno Vasco ha explicado que Euskadi se encuentra ahora en el cuarto nivel de los cinco establecidos en el 'Plan Biziberri'. En esta línea, ha precisado que la tasa de positivos está por debajo del 10% y la Comunidad Autónoma Vasca también se sitúa por debajo de los 500 casos por 100.000 habitantes, en torno a los 360 aproximadamente. En cuanto a la tasa de ocupación de UCIs es inferior a la del 35% establecido como límite.

En todo caso, no ha querido ocultar que "la situación es muy preocupante y se va a prolongar a lo largo de los próximos meses". "Tenemos unos niveles de contagio altos, pero estamos multiplicando los test y las pruebas, que han llegado a superar los 12.000 en un solo día. Nuestro nivel de rastreo es acorde con las recomendaciones de la OMS, contamos con stck de material suficiente para los próximos cinco meses y nuestro sistema hospitalario está demostrando capacidad para afrontar esta nueva ola", ha manifestado.

LABI

Asimismo, ha afirmado que "todas las instituciones vascas estamos preocupadas y volcadas en esta prioridad". Precisamente, este jueves analizarán, en el seno del LABI --Plan de Protección Civil de Euskadi--, la posibilidad de implementar nuevas medidas "focalizadas y quirúrgicas" para evitar la propagación del coronavirus en municipios de más 5.000 habitantes que tengan una tasa mayor a los 500 casos positivos por cada 100.000 habitantes.

Iñigo Urkullu ha destacado que en la Comunidad Autónoma Vasca se realiza "un seguimiento puntual de la evolución epidemiológica" de la covid-19. En este sentido, ha recordado que se asiste a "un incremento de contagios" y a "un esfuerzo ímprobo" por parte de Osakidetza y el Departamento de Salud para hacer pruebas masivas y cribados "en función de poblaciones diana" que se han identificado en ciertos municipios.

"Estamos asistiendo a localidades en las que hemos identificado a población diana entre los 13 y 40 años. Vamos a ver cuáles son los resultados. Lo tenemos que ver en unos días", ha asegurado. Asimismo, ha subrayado los test antígenos que se realizan "para saber resultados con una cierta brevedad en el tiempo" respecto a las PCR.

También ha apuntado que la reunión del LABI se celebrará después de conocer cuáles son las medidas que, en su caso, se adoptan en el Consejo Interterritorial del Ministerio de sanidad con los responsables de Salud de las comunidades autónomas, y tras saber qué decide el TSJPV sobre las nuevas restricciones.

El Lehendakari ha recordado que las medidas que confía ratifique el alto Tribunal Vasco, después del aval recibido por la Fiscalía, se deben publicar en el Boletín Oficial del País Vasco (BOPV) para que entren en vigor.

Urkullu ha dicho que están con la "preocupación" de la posibilidad de implementar "nuevas medidas que pudieran ser necesarias en municipios de más de 5.000 habitantes, en los que la tasa de incidencia sea mayor a los 500 casos positivos por cada 100.000 habitantes". Se trata, según ha explicado, de medidas, en principio, "localizadas y quirúrgicas". "Estamos en esa reflexión y mañana por la tarde queremos abordarla de manera compartida en la reunión del LABI", ha apuntado.

El Lehendakari cree "fundamental" que la sociedad e instituciones "mantengan el compromiso porque, si se baja la guardia, habrá que adoptar medidas mucho más severas". A su juicio, hay que insistir en que hay que controlar la transmisión comunitaria.

Para leer más