17 de noviembre de 2019
  • Sábado, 16 de Noviembre
  • Viernes, 15 de Noviembre
  • 7 de marzo de 2014

    Ayuntamiento de San Sebastián, sin apoyo del PP, insta al Gobierno central a que no tramite la ley contra el aborto

    Pide que modifique la reforma sanitaria, laboral y educativa en todos los aspectos que "conllevan una clara discriminación de las mujeres"

    Ayuntamiento de San Sebastián, sin apoyo del PP, insta al Gobierno central a que no tramite la ley contra el aborto
    AYUNTAMIENTO SS

    SAN SEBASTIÁN, 7 Mar. (EUROPA PRESS) -

    Los grupos de Bildu, PSE-EE y PNV en el Ayuntamiento de San Sebastián, sin el apoyo del PP, han instado al Gobierno central a que no tenga lugar la tramitación del proyecto de ley contra el aborto en una declaración institucional con motivo del Día Internacional de la Mujer.

    Concejales de estas tres formaciones, con el alcalde, Juan Karlos Izagirre a la cabeza, han dado lectura en el exterior del Consistorio al texto, que fue aprobado en el Pleno del pasado 27 de febrero. Los ediles populares no han tomado parte en el acto puesto que rechazan varios puntos de la declaración.

    El escrito, que consta de ocho puntos, señala que el Ayuntamiento reafirma la obligación de las instituciones públicas de hacer frente a las discriminaciones contra las mujeres y adopta el compromiso de mantener los recursos vinculados a tal objetivo.

    Además, "corrobora su voluntad de buscar la implicación entre hombres y mujeres, para promover la igualdad de oportunidades entre ambos sexos, puesto que enfrentarse a la discriminación sexual es responsabilidad de la sociedad entera".

    El Ayuntamiento donostiarra se compromete a potenciar, dentro de sus competencias, las acciones positivas para la promoción de las mujeres en el ámbito económico y financiero, el acceso y mantenimiento de las mujeres en el mercado laboral, en condiciones de igualdad salarial, y el empleo de calidad.

    Asimismo, continuará apoyando las campañas que erradiquen las diferencias de género aún existentes y que permitan modelos más igualitarios de comportamiento para hombres y mujeres.

    REFORMAS DEL GOBIERNO

    También insta al Gobierno central a que modifique la reforma sanitaria, la reforma laboral y la reforma educativa en todos aquellos aspectos que "conllevan una clara discriminación de las mujeres" y a que no tenga lugar la tramitación del proyecto de ley contra el aborto.

    El Consistorio ratifica la necesidad de profundizar en la estrategia de empoderamiento de las mujeres establecida por la ONU y por la Ley 4/2005 de la Igualdad, impulsando "la cooperación con los grupos de mujeres y con el movimiento feminista, profundizando en los proyectos para reforzar las capacidades de las mujeres, hasta que las mujeres alcancen unas posiciones sociales análogas a las de los hombres".

    Tras reconocer al trabajo del movimiento feminista y asociativo de mujeres, se compromete a impulsar, apoyar y fortalecerlos con el objetivo de favorecer la Igualdad de mujeres y hombres en la vida local.

    En el texto se destaca, entre otras cuestiones, que las mujeres sienten falta de seguridad en la ciudad con una frecuencia tres veces superior a los hombres y que un 12 por ciento de las donostiarras ha sufrido agresiones sexuales, mientras que las denuncias de los hombres no llegan al 1 por ciento.

    "Estamos viviendo uno de los momentos históricos de mayor involución de los derechos de las mujeres. Las normas segregadoras y sexistas como la reforma laboral y la reciente ley de educación que se han adoptado, junto con los recortes en sanidad y en la asistencia en la dependencia, la provisionalidad en los empleos, la privatización de lo público, son medidas que están produciendo un impacto de género que está generando el incremento de la feminización de la pobreza", denuncia la declaración.

    Además, remarca que la reforma legal sobre los derechos reproductivos que, "además de recortar libertad de las mujeres, hace caso omiso a las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud y pone en peligro la vida y la supervivencia de la mujer". "No podemos aceptar este recorte de derechos", subraya.