25 de marzo de 2019
  • Domingo, 24 de Marzo
  • 11 de marzo de 2010

    Azkuna reclama a PSE y PP que se respete en las próximas elecciones que los alcaldes sean los candidatos más votados

    Dice que será "más constitucionalista que nadie" y exigirá el desarrollo de la Adicional Primera sobre los derechos históricos

    BILBAO, 11 Mar. (EUROPA PRESS) -

    El alcalde de Bilbao, Iñaki Azkuna, reclamó hoy al PSE-EE y al PP que respeten en las próximas elecciones municipales de 2011 que los alcaldes sean los candidatos más votados, aunque se mostró convencido de que, si socialistas y populares pueden, le arrebatarán la Alcaldía.

    Además, se mostró convencido de que todos pueden convivir "dentro del Estado", pero aseguró que él será "el más constitucionalista" y exigirá el desarrollo de la Disposición Adicional Primera de la Carta Magna, que habla de los Derechos Históricos.

    En una entrevista concedida a ETB, recogida por Europa Press, Azkuna afirmó que, "si las bases del PNV y el partido así lo quieren", será el candidato jeltzale, por cuarta vez, en Bilbao de cara a los comicios de 2011. "Y haré lo posible para ganar las elecciones", señaló.

    También expresó su convencimiento de que, tras retirarse él, el PNV habrá preparado "un buen candidato o candidata" a la Alcaldía para "seguir ganando". "El PNV lleva 30 años, pero es que lo ha hecho bien, y no es falsa modestia. Creo que ha tenido unos buenos alcaldes antes que yo, y yo, modestamente, hago todo lo que puedo. Desde luego, mi pasión es Bilbao y me dedico a Bilbao, no me dedico a nada más", dijo.

    Tras recordar que tiene 67 años, por lo que, "según Zapatero", se podría jubilar en base "a los nuevos deseos del Gobierno central", dijo que está "muy a gusto en la Alcaldía, que es tremenda", porque "tienes una gran responsabilidad sobre las espaldas, pero hay que tener una idea de servicio a la comunidad". "Y ahí estoy", indicó.

    El primer edil se mostró convencido de que si el PSE-EE y PP pueden sumar para obtener la Alcaldía, lo harán. "Lo han dicho ellos, están esperando tener 15 votos para quitarnos el puesto. Es absolutamente legal, lo harían legal y sería legítimo", añadió.

    Sin embargo, apuntó que "el alcalde debería ser el más votado" y señaló que habrá que ver "si eso se respeta". "Yo espero que la gente tenga el señorío y la responsabilidad suficiente para respetar al alcalde más votado", manifestó.

    A su juicio, "en el tema de las alcaldías, no así en los Gobiernos autónomos y central, se debería elegir al alcalde más votado, aquí y en Almería". "Yo llevo tres ediciones ganadas y en las tres ediciones, no lo he dicho yo, lo ha dicho algún contrincante, que tiene que ser el más votado. Pues espero que eso se cumpla y que respeten eso. Ahora, están en su derecho, naturalmente, de juntarse el PSE y el PP y no me extrañaría que lo hagan", manifestó.

    DERECHOS HISTORICOS

    Iñaki Azkuna, se refirió al acto del BEC del PNV y señaló que él coincide "en muchas cosas" con el presidente del EBB, Iñigo Urkullu, aunque no utilice "la misma terminología". "Yo soy fuerista y yo sí creo que hay que aprovechar lo que pone la Constitución, y en su Adicional Primera habla de los Derechos Históricos de este país, y todavía eso no se ha desarrollado, y por lo tanto, yo creo que eso se debe desarrollar", aseguró.

    Tras afirmar que él, "naturalmente, puede convivir con castellanos, asturianos, leoneses, gallegos, catalanes y andaluces en un Estado", puntualizó que es nacionalista y cree en "la nación vasca".

    "Naturalmente que podemos convivir dentro del Estado, pero yo ahora voy a ser más constitucionalista que nadie y exijo el desarrollo del artículo de la Adicional Primera de la Constitución, que para eso se puso, no para adornar. Para adornar se hubiese puesto una estampa de un Santo. Eso se puso porque nosotros hemos creído toda la vida en los fueros y hemos pervivido. Aquí ha pervivido el Concierto Económico y en otros sitios no, aquí han pervivido la foralidad y las diputaciones forales", indicó.

    Por ello, señaló que los vascos tienen "unas peculiaridades que no tienen otros, y España no tiene que ser uniforme y todos iguales". "Nosotros tenemos unas singularidades importantes y hay que conservarlas. Yo, desde luego, soy del país y abogo por conservar esas singularidades", dijo.

    En su opinión, "el derecho a decidir se puede tomar desde muchos puntos de vista, como lo tomaba Ibarretxe" o como cuando se votó el Estatuto que "también decidimos". "Y eso también lo dijo Urkullu el otro día, que, cuando votamos al Estatuto, este país decidió por sí mismo, por un Estatuto, y si nuevamente tenemos otro Estatuto, o como se llame, también decidiremos", indicó.

    Azkuna precisó que el derecho a decidir "no tiene que ser siempre la independencia", sino que "puede ser muchas cosas". "Urkullu también dijo lo del Estatuto, hay que decir todo, no sólo la coma", destacó.

    GOBIERNO VASCO

    El alcalde se refirió al Gobierno de Patxi López para afirmar que es un Ejecutivo "triste, sin pulso". De esta forma, se refirió al Departamento de Cultura, "que es un departamento con fuerza y que tiene que mover los entresijos del país". "¿Qué es lo que ha hecho?, se ha dedicado un año entero al complejo del 'Guggenheim Bilbao, ha estado todo el día con el señor Vidarte, con el señor Cearsolo, que, por cierto, está en la cárcel y no ha salido de ahí", indicó.

    Por ello, se preguntó "qué ha hecho de positivo" y señaló que lo desconoce. "Bueno, en Bilbao, un proyecto que había para mejorar el Museo Vasco en las siete calles del Casco Viejo lo han quitado, en el Museo Marítimo parece que se descuelga. En María Díaz de Haro, la Biblioteca Nacional estaba pensada ya y presentada por la anterior consejera", señaló.

    De esta forma, explicó que no encuentra "motivos de satisfacción con el Departamento de Cultura". "Y, luego, la fijación con el Guggenheim, que lo mejor que pueden hacer es dejarlo en paz, que ha sido la gallina de los huevos de oro para Bilbao y nuestro icono internacional", indicó.

    En esta línea, reprochó que se hayan pasado "todo el día hablando del Guggenheim de Bilbao" y de sus cuentas. "Las cuentas están clarísimas y, por lo tanto, hay que tirar para adelante, vender Bilbao, vender Euskadi y salir de la crisis", afirmó.

    Asimismo, no quiso profundizar en el tema del Guggenheim que la Diputación vizcaína pretende para Urdaibai, porque no corresponde a "su condado" porque él es "Sheriff" del de Bilbao.

    "Ahí hay un proyecto que ha presentado la Diputación, y en este mundo lo importante son los proyectos y las ideas, el dinero sale luego. La Diputación tiene un proyecto, otros no tienen ninguno. Cuando unos dicen que hay que hacer algo para los noveles vascos, eso se dice cuando no tienes nada", manifestó.

    LA OPOSICION DEL PNV

    A su juicio, el PNV ahora está haciendo oposición, y recordó que la oposición que él tiene en Bilbao "es dura". "A mí me zumban cuando pueden, y si me cogen en un renuncio, me dan hasta en el carnet de identidad, tengo que salir a llorar a la Ría", señaló.

    En este sentido, afirmó que la formación jeltzale tiene que ser "respetuosa, pero dura en su crítica política". "El PNV se ha amoldado a la oposición la ha aceptado y está haciendo oposición. Lo que el PNV no va a hacer es sacar el botafumeiro y estar todo el día dándoselo al Gobierno. Al Gobierno le tiene que controlar y criticar en las cosas que hace mal y apoyarle en las cosas que hace bien", manifestó.

    Iñaki Azkuna recordó que su partido ha respaldado los presupuestos "del Gobierno de España, tragando sapos y culebras, porque fíjate Zapatero cómo anda, nos ha llevado a una situación tremenda". "En Madrid el PNV ha sido responsable, y en este momento, está siendo también responsable en Madrid con la crisis económica. El PNV no se ha tirado al monte", apuntó.