18 de noviembre de 2019
  • Domingo, 17 de Noviembre
  • Sábado, 16 de Noviembre
  • 14 de julio de 2010

    Caja Laboral dice que las perspectivas de crecimiento manejadas por Gobierno vasco para 2011 son "demasiado optimistas"

    Afirma que "esperar un crecimiento del 1,6 por ciento es mucho", cuando las previsiones de la Caja al cierre de 2010 son de un 0,3

    BILBAO, 14 Jul. (EUROPA PRESS) -

    El director del Departamento de Estudios de Caja Laboral, Joseba Madariaga, ha afirmado este miércoles que las perspectivas de crecimiento manejadas por Gobierno vasco para 2011 son un "tanto optimistas" y hablan de un crecimiento que a su juicio es "mucho, demasiado", al aludir a un crecimiento de un 1,6 por ciento, mientras que los indicadores de la entidad financiera hablan de un aumento del 0,3 por ciento al cierre de diciembre de 2010.

    "Para 2011 es difícil tener una previsión que tenga un grado de error pequeño", ha indicado Madariaga en una comparecencia en la que se ha presentado el trigesimocuarto Informe de la Economía Vasca, relativo a 2009.

    Según ha indicado, "hay una predicción publicada, que es la del Gobierno vasco", que habla de un crecimiento de un 1,6 por ciento, pero "dada la situación en la que nos encontramos la magnitud de crecimiento de 1,6 por ciento es un tanto optimista".

    Madariaga ha indicado que en la media de previsiones realizada por los analistas acerca de diferentes economías, la referencia a España habla de un media de crecimiento del menos 0,5 por ciento para este año, mientras que para 2011 la media de crecimiento esperada es del 0,7 por ciento y "esperar que la economía vasca crezca el 1,6 por ciento pensamos que demasiado, pensamos que es mucho".

    El director del Departamento de Estudios ha subrayado que, según los indicadores de la Caja, el crecimiento esperado para la economía vasca es del 0,2 por ciento a corto plazo y del 0,3 a medio plazo, a finales de 2010, mientras que el Gobierno vasco habla de un 0,5 por ciento para 2010.

    El responsable de la Caja ha asegurado que aún no han hecho "todavía un análisis exhaustivo del año 2011, porque se están produciendo cambios estructurales prácticamente continuos en la economía, fundamentalmente por las medidas que se están tomando y eso hace que hacer predicciones en estos momentos sea un ejercicio que tiene escaso valor".

    A pesar de ello, ha asegurado que en materia de empleo "estamos muy cerquita de empezar a crear empleo" en Euskadi, aunque otra cuestión será "cuándo empezaremos a disminuir la tasa de paro, porque para conseguir disminuirla, el crecimiento del PIB tendrá que ser mucho más dinámico que el que estamos teniendo y lo que tendremos que hacer es crecer a una cifra cercana al 1,6 por ciento en la Comunidad Autónoma Vasca para poder disminuir esa tasa de paro".

    ANÁLISIS DE 2009

    En la comparecencia de hoy, tanto Magariaga como el director del área de Desarrollo de Negocio de Caja Laboral, Xabier Egibar, han realizado un desglose de los datos económicos de 2009, con previsiones para el cierre de ejercicio de 2010.

    Egibar ha recordado que el PIB vasco descendió un 3,3 por ciento, lo que convierte el pasado año en un ejercicio de "recesión", pese a que la Comunidad Autónoma Vasca y Navarra estaban el pasado año en el "segundo y tercer puesto" en términos del Producto Interior Bruto per cápita".

    Egibar ha indicado que la primera parte del año en curso podría considerarse "convulsa" por un ajuste fiscal de magnitud en la Eurozona, unas políticas "de carácter restrictivo que amenazan no sólo a la recuperación de los países periféricos, sino incluso del conjunto de la zona Euro". Por ello, ha indicado que el corto plazo resulta "poco ilusionante y las dudas se ciernen incluso en el medio plazo".

    Según ha dicho, "si los agentes perciben que la política fiscal puede no necesitar ser restrictiva en el futuro" se puede potenciar la riqueza y el crecimiento económico, mientras que si la "reducción del déficit incluye medidas de ajuste salarial a los funcionarios o de las transferencias podría inducir a una moderación salarial más generalizada en el resto de la economía, lo que también impulsaría el empleo, la acumulación de capital y el crecimiento económico en el largo plazo".

    Por su parte, Madariaga ha lamentado que 2009 fue un año "francamente negativo tanto a nivel de España como de Euskadi, con "destrucción de empleo e incremento de la tasa de paro que muestra el deficiente funcionamiento del mercado laboral español y un mercado laboral vasco que ha evolucionado de formas claramente desfavorable.

    El responsable de Caja Laboral ha destacado que, según los datos de 2009, la "industria vasca atraviesa un momento de escasa actividad, con un difícil momento para las empresas y una "acusada contracción de actividad económica en 2009".