28 de noviembre de 2020
22 de octubre de 2020

Cebek pide al Gobierno Vasco que "asegure el cumplimiento" de servicios mínimos en la huelga de estibadores de Bilbao

Afirma que, de prolongarse la huelga, se producirá "un mayor agravamiento de sus efectos negativos en agentes y empresas"

BILBAO, 22 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Confederación Empresarial de Bizkaia, Cebek, ha denunciado que los servicios mínimos decretados en la huelga de estibadores del Puerto de Bilbao "no se están respetando", por lo que ha pedido al Gobierno Vasco que "asegure su cumplimiento". Además, ha advertido de que, de prolongarse la huelga hasta el 9 de noviembre, como advierten los sindicatos, se producirá "un mayor agravamiento de sus efectos negativos en agentes y empresas".

En un comunicado, la patronal vizcaína ha señalado que, "tras doce días de duración hasta el momento", la huelga convocada por los estibadores del Puerto de Bilbao "está ocasionando un grave perjuicio a las empresas usuarias del Puerto y a la economía de Bizkaia y Euskadi".

Además, ha destacado que ese perjuicio se produce "en un momento de una gran crisis económica producida por las consecuencias de la pandemia de la covid-19".

A su juicio, la ampliación de la huelga hasta el 9 de noviembre, "tal y como amenazan los sindicatos", podría suponer "un mayor agravamiento de sus efectos negativos en agentes y empresas, y más en esta difícil situación" en la que se encuentran.

SERVICIOS MÍNIMOS

Cebek ha denunciado, asimismo, que "no se están respetando los servicios mínimos decretados", por lo que ha instado al Gobierno vasco a "asegurar su cumplimiento".

Por ello, ha pedido a los estibadores "que se sometan al arbitraje ante el PRECO, tal y como piden las empresas afectadas", con el fin de "dar una pronta solución al conflicto planteado y a sus consecuencias".

Por otra parte, Cebek ha asegurado que "las exigencias de monopolio a la contratación por parte de los estibadores, además de ser ilegales, son contrarias a las normas de competencia vigentes".

Por último, ha denunciado "los actos violentos que se están produciendo en el recinto portuario desde el inicio de la huelga", así como "las amenazas y coacciones a otros trabajadores por parte de los mal llamados piquetes informativos".