15 de septiembre de 2019
  • Sábado, 14 de Septiembre
  • 17 de octubre de 2009

    EB afirma que el PNV ha vendido su apoyo "a precio de saldo" porque las contrapartidas son "una obligación" del Estado

    Cree que se pretende impulsar "la unidad de acción entre PNV y PSOE" para "retroceder a la etapa de cohabitación del periodo Ardanza"

    BILBAO, 17 Oct. (EUROPA PRESS) -

    El portavoz de la Presidencia de EB, Serafín Llamas, aseguró hoy que el PNV ha vendido su apoyo a los Presupuestos Generales "a precio de saldo" porque las contrapartidas obtenidas a cambio son "una obligación" del Estado. Ademas, expresó su convicción de que el acuerdo "tiene como único objetivo impulsar a medio plazo la unidad de acción entre PNV y PSOE en Euskadi para retroceder a la etapa de cohabitación del periodo Ardanza" y desplazar al PP "paulatinamente".

    En una rueda de prensa celebrada en Bilbao, Llamas aseguró que el análisis que su formación hace del pacto presupuestarios entre socialistas y nacionalistas es "francamente negativa" porque no encuentra en el acuerdo "ningún elemento de peso que contribuya realmente ni a la profundización del autogobierno ni a la mejora de la calidad de vida de la ciudadanía vasca".

    A su juicio, el PNV "ha vendido sus votos a precio de saldo" ya que el "blindaje" del Concierto Económico, la devolución del IVA a Alava y las transferencias de las políticas activas de empleo "son una obligación y, en ningún caso, se pueden atribuir estos hechos a la presión y a las gestiones del PNV en Madrid".

    "El apoyo del PNV responde, única y exclusivamente, a razones partidistas y a estrategias ajenas a la voluntad mayoritaria de la ciudadanía vasca. De hecho, tenemos la convicción de que este acuerdo tiene como único objetivo impulsar a medio plazo la unidad de acción entre PNV y PSOE en Euskadi para retroceder a la etapa de cohabitación del período Ardanza, desplazando paulatinamente al PP como socio preferente", denunció.

    Según el dirigente de EB, el PNV "sabe perfectamente" que los presupuestos impulsados por el Gobierno de Rodríguez Zapatero "no son unos presupuestos buenos para la sociedad, no son unos presupuestos progresistas y avalan una política fiscal regresiva y reaccionaria que penaliza económicamente al conjunto de la ciudadanía y beneficia a las rentas más altas y a las rentas del capital".

    Por esta causa, consideró que la política "se ha convertido en un damero maldito" en el que "PSE y PP, que en Madrid son enemigos, en Euskadi son aliados, mientras que el PNV, que en Euskadi dice hacer oposición a Patxi López, en Madrid es aliado fiel de Zapatero". "Estas tres formaciones están haciendo de la política un espectáculo lamentable. Se trata de un cambio de cromos, en el que no importan las ideas y proyectos, sino los votos y la ambición de poder", criticó.

    ESQUIZOFRENIA POLÍTICA

    A su juicio, el mejor ejemplo de "esta situación de esquizofrenia política" se refleja en cómo "por un lado, el PNV actúa como socio de Zapatero en Madrid avalando unos presupuestos regresivos", mientras que "esta misma tarde sus máximos representantes políticos se manifiestan en Donostia contra el encarcelamiento de Arnaldo Otegi y otros dirigentes de la izquierda abertzale".

    "Mientras Erkoreka compromete el apoyo del PNV a las cuentas de Zapatero, Egibar asegura que la última operación contra la izquierda abertzale, avalada por el Ministerio del Interior, obedece a un deseo de que ETA no desaparezca", criticó.