25 de mayo de 2019
  • Viernes, 24 de Mayo
  • 17 de junio de 2008

    Eustat incluye en su web un apartado de indicadores sobre las diferencias de género

    Los datos reflejan que las rentas de trabajo son un 30% inferiores en las mujeres y que una de cada cuatro personas sin hogar es mujer

    BILBAO, 17 Jun. (EUROPA PRESS) -

    El Eustat ha puesto en marcha un nuevo apartado de su web en el que recoge una serie de indicadores que pretenden reflejar diversos aspectos económicos y sociales desde una perspectiva de género y que reflejan, entre otros aspectos, que "el mayor grado de desigualdad" se produce en el ámbito económico y las mujeres siguen dedicando mayor tiempo a las tareas del hogar y el cuidado de personas y menos al ocio.

    Este apartado, denominado 'Igualdad de mujeres y hombres', consta de cerca de 200 tablas y se ha diseñado en colaboración con Emakunde con el objetivo de "dar visibilidad a la información estadística disponible por género" para facilitar la evaluación de políticas en esta materia.

    En función de los datos recogidos en la web, un total de 1.089.405 de los 2.129.339 habitantes del País Vasco son mujeres. Si bien el número de hombres es superior en grupos de edad inferiores a los 44 años, esta situación se invierte a partir de ese momento y se va acentuando a medida que aumenta la edad.

    La esperanza de vida asciende en Euskadi a 84,8 años, mientras que la media de la UE-25 es de 81,9. En 2006, esta comunidad autónoma contabilizó 18.507 defunciones, de las que 8.697 son mujeres.

    La tasa de natalidad en esta comunidad asciende a 9,3 nacimientos por cada 1.000 habitantes, inferior a la media de la UE-25 (10,5) y la del Estado (10,7). Del total de 20.043 niños nacidos vivos en 2006 en Euskadi, 9.095 corresponden a madres de entre 30 y 34 años y 5.332 de entre 35 y 39 años, con un aumento progresivo de los nacimientos a edades cada vez más avanzadas a lo largo del tiempo.

    El número de matrimonios se ha reducido en el País Vasco de los 17.336 celebrados en 1975 a los 9.227 de 2006. La edad más habitual de las mujeres que contraen matrimonio oscila entre los 25-29 años, seguida por la franja de edad de 30-34 años y por la de 35-39.

    En el apartado de Trabajo, la web pone de manifiesto que mientras las mujeres dedican a preparar comidas 1 hora y 51 minutos y los hombres 50 minutos; a la limpieza 1 hora y 11 minutos las mujeres y 44 minutos los hombres; al cuidado de la ropa 1 hora y 1 minuto las mujeres y 28 minutos los hombres; y a las compras 1 horas las mujeres y 51 minutos los hombres.

    Las mujeres también dedican más tiempo que los hombres al cuidado de personas ya que pasan 1 hora y 33 minutos al cuidado de niños, frente a 1 hora y 1 minuto en hombres, y 1 hora y 48 minutos al de adultos, frente a 1 hora y 21 minutos de los hombres.

    En cuanto al trabajo fuera del hogar, la tasa media de actividad de las mujeres fue el pasado año de 44,9 por ciento y la de paro del 3,6 por ciento, mientras que en los hombres la tasa de actividad fue de 65 por ciento y la del desempleo del 3 por ciento. En el colectivo de mujeres, la tasa de ocupación ha pasado en Euskadi del 45,7 por ciento de 2001 al 57,3 por ciento en 2007.

    Los datos recogidos por el Eustat reflejan que es en el ámbito económico donde se puede apreciar en mayor grado la desigualdad que sufre la mujer frente al varón. De esta manera, teniendo en cuenta la población mayor de 18 años, el porcentaje de hombres sin renta personal asciende al 12,94 por ciento y el de mujeres al 20,67 por ciento. Además, el 20,43 por ciento de mujeres cuenta con renta inferior a los 1.500 euros, frente al 4,80 por ciento de hombres.

    La renta personal media asciende a los 18.846 euros en el caso de los varones y a 8.744 para las mujeres. Analizando las rentas del trabajo correspondientes a la población ocupada, la renta personal media de la mujer es un 30 por ciento inferior a la del varón, de 14.128 euros frente a 20.212.

    En la población jubilada, la renta personal media de un varón en situación de jubilación es de 15.888 euros, mientras que la de una mujer es de 9.136 euros.

    Teniendo en cuenta los datos del curso 2006/2007, las mujeres predominan en la Enseñanza Universitaria (35.885 mujeres y 30.192 varones) y en las Enseñanzas de Régimen especial (21.106 mujeres y 10.127 varones), mientras que los hombres lo hacen en Educación Infantil, en Primaria y en Secundaria (167.403 mujeres y 174.032 varones). Además, las mujeres predominan en los estudios universitarios de ciclo largo y los hombres en los estudios universitarios de ciclo corto.

    En la enseñanza de Formación Profesional el número de varones es superior al de mujeres, tanto en la Formación Profesional de grado medio como en la superior (15.101 varones frente a 10.838 mujeres). Por el contrario, el número de mujeres que consiguen títulos universitarios es superior al de hombres (7.478 y 5.189, respectivamente). Predominan en las áreas de Ciencias Sociales y Jurídicas (53,8%), en tanto que los hombres tienen una presencia superior en las Enseñanzas Técnicas (47,8%).

    En el ámbito docente, se registran 24.207 mujeres de un total de 36.702 profesores. Las profesoras predomina sobre todo en Educación Infantil (6.576 mujeres de un total de 7.241 docentes) y en Primaria (8.174 mujeres de un total de 10.237 profesores), en tanto que los hombres son mayoría en la Enseñanza Universitaria (1.936 mujeres de un total de 5.307 docentes).

    Por otra parte, el colectivo de mujeres ocupadas en servicios sociales supone más del doble que el de hombres. Entre el personal sanitario, se dan porcentajes del 31,9 por ciento en mujeres y 6,7 por ciento en hombres y, en el personal técnico, tasas del 9,5 por ciento en mujeres y 2,6 por ciento en hombres. Sin embargo, los niveles con mayor cualificación en estos sectores (médicos, psicólogos y pedagogos) corresponden a hombres. Entre el personal educativo, las mujeres se encuentran en menor proporción que los hombres (9,7% de mujeres frente al 15,4% de hombres).

    POBREZA

    La web recoge además los datos de pobreza elaborados en 2005 por el Eustat, de los que se concluye que de una de cada cuatro personas sin hogar es una mujer. Se trata de mujeres jóvenes -el 77 por ciento tiene menos de 44 años- con un estado de salud percibida 'bueno o muy bueno' en el 55 por ciento de los casos y que no ha consumido drogas o alcohol (en el 53% de los casos).

    En general, el consumo de tabaco y de alcohol es menor entre las mujeres que entre los hombres. Las mujeres consideradas bebedoras ocasionales ascienden al 46,3 por ciento, frente al 31,2 por ciento de los hombres. Además, la proporción de personas no bebedoras es de 21,3 por ciento en mujeres y del 4,9 por ciento en hombres. En bebedores moderados, la proporción de hombres es de 45,2 por ciento y la de mujeres de 23,5 por ciento. Además, el 65,8 por ciento de las mujeres se declara no fumadora, frente al 43,3 por ciento de los hombres,

    En cuanto al reparto de la jornada, las mujeres dedican 6 horas y 25 minutos a trabajo profesional y formación, frente a las 7 horas y 22 minutos de los hombres, y 3 horas y 53 minutos a las tareas domésticas, frente a 1 hora y 47 minutos de los hombres. Las mujeres dispone de un tiempo de ocio inferior a los hombres: menor en vida social (14 minutos menos), menor en ocio activo (27 minutos menos) y menor en ocio pasivo (15 minutos menos).

    En 2007, el País Vasco contabilizó 274 casos de mujeres víctimas de delitos contra la libertad sexual, de los que 122 casos fueron considerados como agresión sexual, otros 122 fueron de abuso sexual y 22 de exhibicionismo y provocación sexual. El grupo de 12 a 17 años es el que recogió el mayor número de casos (65), seguido por el de 18 a 22 años (41 casos).

    En cuanto a la participación de las mujeres en las instituciones, cuenta con 37 representantes en el Parlamento vasco, frente a 38 hombres. En los ayuntamientos hay 907 concejalas de un total d e1.681 ediles. En las juntas generales, se encuentran representados 89 varones y 64 mujeres.