29 de enero de 2020
  • Martes, 28 de Enero
3 de junio de 2009

Gitrans advierte del cierre de 270 de empresas en Gipuzkoa en el primer trimestre y exige medidas para superar la crisis

La patronal guipuzcoana del transporte de mercancías reclama un "plan de rescate" para evitar la "quiebra" de 11.000 profesionales

SAN SEBASTIAN, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Asociación Empresarial Guipuzcoana de Transporte de Mercancías por Carretera, Guitrans, aseguró hoy que un total de 270 empresas guipuzcoanas del transporte han tenido que cerrar en el primer trimestre del año como consecuencia de la crisis económica. Por ello, exigió un "plan de rescate" de este sector en el territorio.

El presidente de Guitrans, Ignacio Cepeda, ofreció hoy una rueda de prensa en San Sebastián con motivo de su asamblea anual, que la patronal celebrará este sábado en el Palacio Miramar de la capital guipuzcoana, donde afirmó que la situación actual del sector es "grave" y que éste "se encuentra en la UVI".

Cepeda recordó que en el primer trimestre de 2009 la economía guipuzcoana "ha experimentado una caída histórica en su cartera de pedidos" y apuntó también que el "fuerte" descenso de las exportaciones (12,4%) e importaciones (29,3%) han afectado "gravemente" al transporte guipuzcoano.

"Según datos aportados por la IRU (International Road Union), en el ámbito europeo la actividad de transporte de mercancías por carretera ha disminuido hasta un 50 por ciento, se ha multiplicado por dos el número de cierres y 140.000 profesionales del transporte han pasado a engrosar las cifras de paro", señaló.

FACTURACION

En esa línea, el presidente de Guitrans aseguró que las empresas que realizan transporte internacional sufren "con más fuerza el descenso en la cartera de pedidos, cifrando la reducción de facturación en el 40 por ciento", mientras que en el transporte nacional la reducción de facturación "oscila entre el 20 y el 50 por ciento en función del sector de producción al que vaya ligado".

"El más significativo es el descenso del sector de automoción que ha bajado un 70 por ciento, seguido de la construcción con una reducción del 45 por ciento y la siderurgia con un 30 por ciento", agregó.

Asimismo, explicó que las mayores dificultades a las que se enfrentan en la actual coyuntura las empresas de transporte son "la fuerte caída de la demanda de transporte, la morosidad, la dificultad de cobro con plazos excesivamente dilatados e incobros, la aplicación de unos precios por debajo del coste y la dificultad de acceso al crédito para el circulante".

Cepeda insistió en que la crisis económica está "golpeando al sector con especial virulencia" y teniendo "un efecto devastador en las empresas de transporte y autónomos, provocando el abandono de la actividad de un gran número de ellos". De este modo, detalló que, a día de hoy, hay 10.859 empresas de transporte menos que en el primer trimestre de 2008 en el Estado y en Gipuzkoa en el mismo periodo el descenso del número de empresas es de 270.

"PASIVIDAD Y ABANDONO"

A su juicio, la duración de la crisis "va a estar directamente relacionada con las medidas que adopten las entidades financieras y las administraciones" y denunció la "pasividad y el abandono" que sufre el transporte. "Este sector es esencial para el desarrollo de la economía, sin embargo es la actividad más abandonada, más incomprendida y sancionada por la Administración", criticó.

En ese sentido, aseguró que durante 2008 el importe recaudado por la Administración en concepto de sanciones de transporte ha sido de 142.427.000 euros, "sin que esta cantidad haya revertido para la contribución del necesario plan de rescate para el sector".

En su opinión, otra muestra del "abandono" de la Administración es la falta de infraestructuras para el transporte -áreas de descanso, o centros integrales para el transporte- que, según denunció, "propicia los ataques a conductores y camiones por parte de las bandas de crimen organizado".

Tras denunciar que únicamente se hayan aprobado 15 de los 54 puntos del acuerdo aprobado el pasado año con la Administración tras el paro del sector por el encarecimiento del petróleo, insistió en la necesidad de que se adopten "medidas organizativas, estructurales, económicas, sociales y legislativas precisas" que conformen un "plan de rescate" para el transporte de mercancías ante la actual "situación de emergencia".

REGULACION DE PAGOS

Entre las medidas que reclama Guitrans están "declarar el sector del transporte en situación de crisis, articulando las medidas necesarias para su reconversión empresarial" y establecer "con carácter urgente" una regulación análoga a la francesa que obligue al pago de las facturas en un plazo de 30 días, por decreto, "no como ocurre hasta el momento, que se efectúa en 90, 120, 150, 180 días o incluso más, lo que provoca graves problemas de liquidez".

Asimismo, solicita que se permita la posibilidad de realizar el descanso semanal después de 12 días de conducción "de manera que el conductor pueda realizarlo en su domicilio" y el "resarcimiento a las empresas" del sector por la pérdida de rentabilidad, (en torno a un 25%), que provoca "la falta de flexibilidad de la normativa sobre tiempos de conducción y descanso".

La patronal guipuzcoana de transporte de mercancías pide también una revisión del baremo sancionador aplicado por el Gobierno central "por su carácter abusivo, excesivo y desproporcionado, gestionado con un claro afán recaudatorio y muy superior a los de otros países del entorno, lo cual nos coloca en franca desventaja".

Finalmente, Guitrans exige la articulación de medidas de impulso económico que permitan a las empresas "acceder a la financiación del circulante en unas condiciones asumibles", el incremento de la inversión en infraestructuras y la realización de un centro integral para el transporte "con un aparcamiento para 1.500 plazas en nuestro entorno, equipado con todos los servicios necesarios para los profesionales del transporte".