3 de agosto de 2020
7 de octubre de 2009

El Gobierno inspecciona un centenar de operaciones del Plan Renove mobiliario y detecta irregularidades en algunos casos

BILBAO, 7 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno vasco ha inspeccionado más de un centenar de operaciones realizadas al amparo del Plan Renove Mobiliario, incluido dentro de las medidas '+Euskadi 09' y se han detectado "irregularidades" por parte de algunos comercios adheridos a la iniciativa que han cobrado el cien por ciento del importe de la compra a sus clientes y no les han aplicado el descuento del 25 por ciento sobre la base imponible que aporta el Gobierno vasco.

El Ejecutivo autónomo señaló que esta tarea de vigilancia está siendo realizada por una decena de inspectores en los tres territorios. En un comunicado, indicó que, de confirmarse las irregularidades o no ser subsanadas en plazo, los citados establecimientos perderían las ayudas.

Además, el Gobierno manifestó que las inspecciones, que se intensificarán en los próximos días, pretenden asegurarse de que los datos suministrados por los comercios adheridos y por los consumidores cumplen con los requisitos marcados en la normativa que regula el Plan.

La Dirección de Comercio, a través de las tres delegaciones territoriales, inició la semana pasada las inspecciones para evitar "picarescas e irregularidades". Uno de los puntos a los que se presta especial atención es la comprobación de la fecha de la compra para asegurarse que se ha reservado, encargado o realizado después del 15 de septiembre de 2009. Todas las compras anteriores a ese día no se admiten como válidas.

Previamente al comienzo de las inspecciones, el Departamento de Industria, Innovación, Comercio y Turismo, así como la SPRI -sociedad pública del Gobierno que ejecuta el Plan Renove-, informaron en "reiteradas" ocasiones sobre los detalles del Plan al sector del mueble a través de sus federaciones territoriales y de las patronales.

Además, la SPRI ha enviado estos días a los comercios adheridos una notificación en la que se explica que en los controles aleatorios realizados por los inspectores se han detectado "irregularidades" y se han abierto los correspondientes expedientes.

Asimismo, se les recuerda que el reglamento de ayudas no ampara a quienes envíen los muebles a un domicilio diferente al del comprador y a quienes incluyan ventas anteriores al día 15 de septiembre.

Las ayudas van dirigidas a los consumidores que compren muebles, colchones o lámparas por un valor del 25 por ciento de la base imponible de los productos comprados en pymes (menos de 250 trabajadores o 50 millones de euros de facturación anual). La compra mínima subvencionable es de 300 euros, hasta un máximo de 1.000 euros de ayuda por hogar. Los consumidores deben acreditar su residencia en el País Vasco, así como que la compra o la reserva se ha realizado a partir del 15 de septiembre.

Por último, el Gobierno vasco señaló que, a falta aún de los datos sobre la marcha del Plan, el sector del comercio ha trasladado al Ejecutivo su "satisfacción", al considerar que se ha cumplido "con creces" el máximo objetivo de la campaña de ayudas, que es la dinamización del mercado del mobiliario.