2 de junio de 2020
25 de octubre de 2014

El Gobierno vasco remite a los presos la propuesta 'Hitzeman'

Destaca que "es necesario una autocrítica" por parte de los reclusos y deja la "puerta abierta" a que busquen la fórmula de hacerlo Cree que "no es factible" que Europa impulse un 'Peace program' en Euskadi porque "el Gobierno español no quiere facilitarlo"

El Gobierno vasco remite a los presos la propuesta 'Hitzeman'
EUROPA PRESS

   BILBAO, 25 Oct. (EUROPA PRESS) -

   El Secretario de Paz y Convivencia de Gobierno vasco, Jonan Fernández, ha afirmado que el Ejecutivo presidido por Iñigo Urkullu ha remitido a todos los presos recluidos en las cárceles de los Estados español y francés el programa 'Hitzeman' de reinserción y resocialización, que está abierto a aportaciones. Además, ha considerado que los reclusos deben hacer autocrítica del pasado, aunque el Ejecutivo dejará la "puerta abierta" a que éstos busquen la fórmula para expresarla.

   En una entrevista concedida a Europa Press, Fernández cree importante la colaboración que han emprendido delegaciones de Euskadi y de Irlanda del Norte porque, aunque son "realidades muy diferentes", se enmarcan "dentro del paraguas europeo". No obtante, cree que "no es factible" que Europa impulse el programa 'Peace' en Euskadi porque los estados tienen "capacidad de veto" y el Gobierno español "no quiere facilitarlo".

   El Secretario de Paz y Convivencia ha asegurado que 'Hitzeman', proyecto con el que el Gobierno vasco pretende facilitar la reinserción de condenados por delitos de terrorismo, "es una propuesta abierta que no se impone a nadie y un borrador sobre el que trabajar" en los próximos cinco meses con el fin de buscar un consenso social y político para impulsar procesos de resocialización.

   Tras recordar "la influencia" que esto puede tener en la convivencia, ha rechazado las críticas realizadas contra este programa por la izquierda abertzale al considerar que "legitima la legalidad excepcional" que el Ejecutivo español aplica a los presos.

   "Ni lo podemos entender ni lo podemos compartir porque, de alguna manera, el objetivo que tiene el programa 'Hitzeman' es sacar la reinserción de la excepcionalidad y traerla a la normalidad; hacer que los procesos de reinserción sean, tal y como la Constitución, establece como fin de la pena", ha subrayado.

   En este sentido, ha apuntado que, "si no es esta propuesta" la que se trabaje para lograr la reinserción de los reclusos, "tendrá que ser alguna otra". "Tendrán que decir cuál es su vía", ha apuntado.

   Jonan Fernández ha asegurado que buscarán consensos con diferentes agentes "con tranquilidad y sin prisas" porque es un tema "delicado". Con este fin, dialogarán con los parlamentarios, agentes sociales, los presos y las asociaciones de su entorno para explicarles "con transparencia de dónde parte y a dónde quiere ir 'Hitzeman'", ha añadido.

A TODOS LOS PRESOS

   En este camino hacia "el entendimiento básico" en esta materia, el Gobierno vasco ha remitido hace unos días el programa a "todos los presos, con su nombre y apellidos, tanto a los que están encarcelados en el Estado español como en el francés".

   "Y vamos a iniciar el diálogo, con serenidad", ha insistido, para precisar que el Gobierno vasco está "abierto a cualquier posibilidad que sea factible". "Nos interesa mucho la opinión de los propios presos y sus asociaciones y trataremos de conocerla por la vía que sea posible", ha manifestado el Secretario de Paz y Convivencia.

   Jonan Fernández ha admitido que el Ejecutivo de Urkullu no podrá realizar esta labor de forma unilateral. En ese sentido, ha dicho que el problema no es que tengan o no competencias porque, según ha asegurado, el Gobierno vasco sí las tiene, sino que "hay cosas para las que hay que ponerse de acuerdo y ésta es una de ellas".

   "Tenemos competencia y tenemos voluntad, pero, a partir de ahí, hay que saber que solos no lo vamos a poder hacer. La única manera de avanzar en estas cuestiones de reinserción es mediante vías legales y de consenso", ha apuntado.

AUTOCRÍTICA

   En su opinión, para la resocialización, "es necesario y básico un componente autocrítico en relación con el pasado" y un reconocimiento del daño causado a las víctimas. "Pero somos partidarios de dejar la puerta abierta a cómo formular eso. No creo que sea bueno obligarles. No se ha hecho con los presos de la 'Vía Nanclares', que expresaron con sus palabras su perspectiva autocrítica", ha manifestado, para añadir que "un preso puede pedir perdón y otro hacer otra formulación diferente".

   Fernández ha reconocido que hay "elementos en común" entre 'Hitzeman' y la 'Vía Nanclares', pero ha señalado que la diferencia radica en que el programa del Gobierno vasco "sistematiza de manera global todo un proceso de reinserción y resocialización", mientras que "la 'Vía Nanclares' fue un impulso casi personal de un grupo de presos que abrieron el camino de la reinserción", ha dicho.

GOBIERNO DE RAJOY

   A su juicio, facilitaría "mucho" esta labor que el Gobierno del PP colaborara y, por ello, ha recordado que el lehendakari, Iñigo Urkullu, le entregó en septiembre a Mariano Rajoy un ejemplar de la propuesta 'Hitzeman' antes de presentarse públicamente porque el Ejecutivo central "tiene que jugar un papel importante en la promoción de los procesos de resocialización".

   Asimismo, ha recordado que ésta es una de las cuestiones a las que Rajoy debe dar respuesta. "Y más que respuesta, esperamos entablar un diálogo sobre ello porque aquí no se trata tanto de fijar posiciones --que es otra de las tendencias de la política, fijar posición estáticamente y quedarse parado--, sino de iniciar un dialogo para entrar a buscar puntos en común y acuerdos", ha subrayado.

   A su entender, no es "comprensible ni de recibo que no cambie nada el hecho de que una organización como ETA haya anunciado hace tres años que ponía fin definitivo a la violencia, que eso se haya confirmado después de tres años y que no haya hecho variar en nada la política del Estado español, sobre todo en política penitenciaria".

   "El Gobierno español articuló una política penitenciaria para responder a una ETA activa y esa política penitenciaria realmente tiene elementos de excepción. Debe volverse a la normalidad legal en materia de política penitenciaria a estándares de normalidad", ha apuntado.

   Frente a los que identifican la resocialización de reclusos con "la impunidad", ha asegurado que son "conceptos completamente y legalmente incompatibles".

   "Hay que decir que, aunque ha habido legislación de rango inferior que, de forma excepcional, está dificultando la reinserción, hay legislación de rango superior, como es la propia Constitución que dice que el fin de la pena es la reeducación y la resocialización", ha recordado. En este sentido, ha remarcado que la reinserción se dirige a los presos que cumplen pena, no a los que han quedado "impunes".

COLABORACIÓN CON IRLANDA DEL NORTE

   También se ha referido a la colaboración entre delegaciones de Euskadi y de Irlanda del Norte para elaborar proyectos sobre víctimas, educación, juventud y reinserción para su eventual incorporación al programa europeo 'Peace IV', y ha considerado que se trata de "realidades muy diferentes, pero lo importante es que se enmarca dentro del paraguas europeo".

   "Creo que ésta es la clave. Es decir, que lo que estamos haciendo en Euskadi en esta materia, concretamente con el Plan de Paz y Convivencia, confluye con las corrientes europeas y esto creo que tiene una importancia grandísima", ha manifestado.

   Además, ha señalado que "no es factible" que Europa impulse el programa 'Peace' en Euskadi porque los estados tienen "capacidad de veto" y el Gobierno español "no quiere facilitarlo".

   En cuanto a las diferencias de modelos, ha destacado que en Euskadi no existe la cooperación "activa" que se da entre los Gobiernos de Irlanda del Norte y el de Reino Unido, y ha apuntado que "aquí el alto el fuego de ETA se ha retrasado muchísimo más de lo que habría sido deseable en cualquier caso".