17 de junio de 2019
21 de noviembre de 2010

La IA no contempla entrar en NaBai y dice que esta coalición no es "el agente del cambio" en Navarra

Dice que no pueden asumir las bases de NaBai, cuando las de Gernika "van más lejos" y acusa a Aralar de "acatar el veto" de PNV

La IA no contempla entrar en NaBai y dice que esta coalición no es "el agente del cambio" en Navarra
EP

BILBAO, 21 Nov. (EUROPA PRESS) -

La representante de la izquierda abertzale y concejal de Pamplona Mariné Pueyo ha asegurado que, en estos momentos, no contemplan entrar en Nafarroa Bai y ha subrayado que esta coalición no es "el agente del cambio" en Navarra. Asimismo, ha manifestado que no pueden asumir las bases de NaBai, cuando las del Acuerdo de Gernika "van más lejos", y ha acusado a Aralar de "acatar el veto" de PNV, además de constatar "que hay una gran distancia entre su dirección y sus bases".

En una entrevista publicada en el diario Gara, recogido por Europa Press, Pueyo ha destacado que les sorprendió "las formas" con las que EA y Aralar respondieron a su propuesta de unir fuerzas para las elecciones al Parlamento navarro de 2011 porque lo hicieron a través de la prensa, cuando la iniciativa se les había trasladado "en directo".

"Pero son sólo formas, ya veremos si responden a falta de voluntad política. En cuanto a contenidos, lo destacable ha sido el mensaje contradictorio de Aralar. En la misma rueda de prensa nos han dicho 'no' a conformar un sujeto, y al mismo tiempo 'sí', si aceptamos a Nafarroa Bai como el sujeto", ha indicado.

En este sentido, ha considerado que la formación de Patxi Zabaleta "acata el veto impuesto por el PNV, que además no llega de Nafarroa sino desde fuera". "No entendemos que Aralar priorice la defensa de la posición del PNV a la unidad de acción de izquierdas y abertzale. Y hemos constatado que hay una gran distancia entre su dirección y sus bases", ha destacado.

A su juicio, "hay condiciones para un cambio radical: el fraccionamiento de la derecha, la debilidad del PSN, la apuesta inequívoca de la izquierda abertzale por las vías políticas, la salida de Batzarre que configura otra NaBai, la constatación del ansia de cambio en el 'navarrómetro' o el contexto social de crisis que reclama una alternativa".

Para la representante abertzale, "hay una masa social que está exigiendo crear cauces para ese cambio y el agente de ese cambio no puede ser NaBai, como se demostró en 2007 y como se ha demostrado después". "Pero dejamos muy clara una cosa: no queremos confrontar con NaBai, queremos confrontar con la derecha", ha manifestado.

Tras señalar que el plano electoral no es "lo prioritario" para la izquierda abertzale, ha señalado que no se puede "obviar que las elecciones están ahí y que hay que hincarles el diente". "Tras el Acuerdo de Gernika, era el momento", ha asegurado.

Mariné Pueyo cree que las acusaciones de que pretenden romper NaBai "es una forma de desvirtuar el debate sobre los contenidos". "Nosotros queremos hablar de contenidos, no de sujetos, ni de candidatos, ni de listas, ni de sillones. Y es ahí donde no quieren entrar. Quien afirma eso demuestra que se basa en intereses partidistas. Las luchas de poder en Nafarroa Bai son evidentes. Veremos cómo se resuelven. Pero este debate se va a tener que dar"; ha aseverado.

ACUERDO DE GERNIKA

A su juicio, el Acuerdo de Gernika "suficiente para llegar a una unión electoral". "Las bases de Gernika van mucho más allá que las bases políticas de Nafarroa Bai. Por eso es sorprendente que nos propongan que asumamos las bases de NaBai, ¡pero si los compromisos de Gernika van mucho más lejos! Y no sólo en cuanto a los contenidos, sino en la aglutinación de una mayoría social", ha precisado.

Para Pueyo, "nadie puede decir que éstas son unas elecciones más" y ha recordado que en Navarra "esa unión podría ser la primera fuerza, o en cualquier caso sería una fuerza determinante para un cambio de gobierno y un cambio social".

Además, ha precisado que no contemplan la posibilidad de entrar "en estos momentos" en NaBai, "pero sí tenemos las puertas totalmente abiertas a una amplia coalición que sea un agente de cambio". "¿Cómo? Vamos a hablarlo, vamos a debatirlo. Nafarroa Bai no puede ser agente de cambio. No lo fue en 2007 y menos aún ahora, con esas peleas internas constantes que lo debilitan", ha reiterado.

A su entender, su propuesta "tiene la virtualidad de hacer temblar las bases de su marco, y eso no lo han visto tan cerca en 30 años". "Si no lo logramos ahora, es posible que dejemos que Nafarroa siga así otros 30 años o más, porque una situación tan favorable no se repite de manera frecuente. Por eso, resulta importante apelar a la responsabilidad de estos partidos", ha precisado.

Mariné Pueyo ha resaltado que lo que proponen proponemos "es configurar un sujeto político en base a una serie de acuerdos abertzales, progresistas, de izquierdas". "Reiteramos nuestra apuesta por configurar esa alternativa y vamos a seguir trabajando en ella, con la mano tendida totalmente. Además, es una exigencia social. En la calle percibimos un apoyo total. El 68 por ciento pedía cambio en el 'navarrómetro', que no es nada sospechoso de estar manipulado por la izquierda abertzale", ha concluido.