7 de agosto de 2020
18 de febrero de 2009

López asegura que si gana PSE no peligra el autogobierno, sino "los sillones a la sombra del poder" de PNV

Dice que aunque Ibarretxe se esconda tras su "disfraz de campaña" buscará la acumulación de fuerzas para imponer su proyecto excluyente

BILBAO, 18 Feb. (EUROPA PRESS) -

El secretario general del PSE-EE y candidato a lehendakari por esta formación, Patxi López, pidió hoy al PNV que abandone el "discurso del miedo" y de "asustar" a los electores sobre "los desastres" que ocurrirán si gobiernan en Euskadi los socialistas porque, si esto ocurre, "no peligra el autogobierno, ni el Concierto, ni la economía, ni la ikurriña", sino "los sillones a la sombra del poder" en los que los nacionalistas "llevan instalados toda la vida".

López participó hoy en un acto de campaña electoral en la cima del monte Betsaide, punto de unión de los tres Territorios vascos, hasta donde, de manera simbólica, los candidatos de Bizkaia, Álava y Gipuzkoa se reunieron con el candidato a la Lehendakaritza, tras acceder a la cumbre por caminos procedentes de sus respectivos territorios.

El líder del PSE-EE instó al candidato del PNV, Juan José Ibarretxe, y al PNV a dejar a un lado "el discurso del miedo que llevan toda la campaña haciendo" y a que "dejen de asustar a los electores sobre esos cuentos de miedo sobre los desastres que nos ocurrirán si el PNV sale del Gobierno, porque ni peligra el autogobierno, ni el Concierto, ni la Economía, ni nada".

López aseguró que "aquí sólo peligra la división, la desunión, la falta de cooperación entre gobiernos y administraciones o entre territorios que Ibarretxe ha alimentado de forma irresponsable durante estos diez años". "Aquí sólo peligra la desesperanza y la resignación, el conformismo de pensar que nada puede cambiar en Euskadi y que estamos condenados a no entendernos", agregó.

El candidato socialista insistió en que "aquí sólo peligran los años de frustraciones y de división que, en lugar de resolver nuestros problemas, han contribuido a perpetuarlos, y peligran sus cómodos sillones a la sombra del poder en los que llevan instalados toda la vida".

López explicó que los socialistas se acercaron hoy hasta el monte Betsaide, "punto en el que confluyen Alava, Gipuzkoa y Bizkaia, para hacer un ejercicio de geografía democrática, porque éste es el punto de encuentro geográfico de los vascos y las vascas, símbolo del reencuentro de todos los hombres y mujeres que vivimos en Euskadi".

"GRAN PUNTO DE ENCUENTRO"

El candidato socialista manifestó que "hacer de Euskadi un gran punto de encuentro es el eje central del proyecto de los socialistas vascos, porque, para nosotros, resume lo que significa el propio PSE-EE como expresión de unidad y cohesión de un colectivo plural y diverso; la voluntad de sumar, de volver a unir a la sociedad vasca después de demasiados años de división; y la necesidad permanente que tenemos en este país de buscar el acuerdo, de poner en valor lo que nos une y de hacer del entendimiento la herramienta fundamental con la que construir el futuro".

"Son tres ideas, tres valores: unidad, suma y acuerdo, que nos van a llevar a abrir un nuevo tiempo en este país, porque dan respuesta a lo que, de verdad, quiere y necesita la inmensa mayoría de la sociedad vasca", añadió.

López criticó que algunos, en referencia a PNV, "se han dedicado a hacer lo contrario durante diez años y se creen que hacen gracia diciendo que el punto de encuentro de Patxi López está en Madrid". "Pues no, ni estará en Madrid ni en la Sabin Etxea como ha sido su punto de encuentro, sino que está en el pleno corazón de Euskadi", subrayó.

Asimismo, aseguró a la ciudadanía vasca que "nuestros problemas tienen solución" y que "vamos a resolverlos como siempre, juntos, unidos y poniéndonos de acuerdo para ser más fuertes y más eficaces en las respuestas que les demos". "Venimos al Betsaide a decir a la sociedad vasca que la Euskadi auténtica es la que acoge a todos y no excluye a nadie, la que no nos clasifica en ciudadanos de primera y de segunda, la que no trata de imponer a todos proyectos rupturistas que una parte de la sociedad no acepta", advirtió.

Los socialistas, manifestó, quieren "proclamar a los cuatros vientos que venimos dispuestos a dejar atrás la Euskadi de la división y el enfrentamiento que nos ha legado Ibarretxe, para volver a la Euskadi de la unidad que yo me propongo impulsar y liderar con el apoyo de una nueva mayoría social".

López afirmó que, "frente a los que nos dividen, nuestro objetivo es sumar demócratas para combatir el terrorismo y su ideología totalitaria, sumar identidades diversas para reforzar la convivencia, sumar ideas plurales para consolidar y mejorar nuestro marco de autogobierno, sumar a sindicatos y empresarios para superar la crisis y pelear por el empleo, sumar voluntades para modernizar el país y todos sus servicios públicos y sumar ciudadanos y ciudadanas para hacer efectiva la igualdad".

En ese sentido, aseguró que Ibarretxe, "aunque ahora se esconda detrás de su disfraz de campaña, sigue siendo el que ha buscado y buscará la acumulación de fuerzas para imponer su proyecto excluyente". "Ibarretxe -añadió- sigue siendo el representante genuino del único frente que hemos conocido en estos últimos diez años, el de su coalición para la independencia, y volverá a ello si puede en el futuro".

El dirigente socialista criticó que Ibarretxe, por un lado, y el PP, por otro, "necesitan frentes y quieren seguir haciendo política desde la trinchera". Según denunció, "llevan semanas utilizando el discurso del miedo, pero como han visto que la ciudadanía no les cree, ahora se dedican, única y exclusivamente, a descalificar e insultar a los socialistas".

"CERDOS VOLANDO"

Por otro lado, criticó que ayer el portavoz del PNV en el Congreso, Josu Erkoreka, dijera, "con ese sentido patrimonialista de los que se creen que Euskadi es su batzoki particular, que el que yo gane las elecciones es como ver a un cerdo volando".

López dijo que, "aparte de ser un insulto para miles de ciudadanos que con su voto van a apostar por el cambio, lo siendo por él, porque cuando mire para arriba va a ver un cielo totalmente encapotado, no de cerdos voladores, sino de gente que no está dispuesta seguir aguantando la chulería de quien se cree que les corresponde el poder por derecho divino y de quien se piensa que puede seguir haciendo lo que quiera en este país porque es suyo".

López expresó su deseo de que la ciudadanía vea "que no somos como ellos; que si ellos necesitan frentes y trincheras, nosotros vamos a tender puentes; que si ellos necesitan miedo y crear inseguridad, nosotros ofrecemos estabilidad y confianza; y que si ellos necesitan que muchos vascos se consideren extranjeros en su propio país yo insistiré en la necesidad de que todos contemos y todos decidamos".

En ese sentido, reiteró que si los dirigentes nacionalistas "quieren utilizar la ikurriña, como volvió a hacer anteayer Egibar, para separar, clasificar, agredir o insultar a una parte de la sociedad vasca, yo quiero reivindicarla como símbolo de unidad y de libertad de este país".

López afirmó que los socialistas van a "devolver las instituciones a los ciudadanos, a poner el autogobierno a su servicio y vamos a devolverles el país que algunos creían que era de su propiedad privada".

"No venimos a romper nada, venimos a recomponer todo lo que Ibarretxe ha roto durante diez años de gobierno, empezando por el pacto entre diferentes para hacer país", aseveró, para añadir que, por eso, el PSE-EE va a poner en marcha "un gobierno en defensa de todos, de nuestra singularidad y del mestizaje, del euskera y del castellano, de nuestras tradiciones y de nuestra vocación de modernidad, en defensa de alaveses, guipuzcoanos y vizcaínos por igual".