12 de agosto de 2020
5 de marzo de 2014

Osakidetza ofrecerá la vacuna a los crónicos ingresados

Impulsará la vacuna entre los sanitarios, ya que tan solo el 38 por ciento de los médicos y el 25 por ciento de las enfermeras se vacunan

Osakidetza ofrecerá la vacuna a los crónicos ingresados
EUROPA PRESS

VITORIA, 5 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Departamento de Salud del Gobierno vasco ha dado por finalizada la fase epidémica de la gripe en Euskadi, que ha afectado a alrededor de 45.000 personas. En total, 139 casos fueron calificados como graves en pacientes con una media de edad de 47 años, y el 73,5 por ciento de ellos no estaban vacunado a pesar de presentar algún factor de riesgo. Por ello, ha avanzado que todos los pacientes crónicos que ingresen durante la campaña antigripal del próximo año podrán acceder a la vacuna.

En rueda de prensa celebrada en Vitoria, el consejero de Salud, Jon Darpón, ha realizado un primer balance de la campaña antigripal, acompañado del director de Asistencia Sanitaria, Antonio Arraiza, y de la directora de Salud, Miren Dorronsoro.

El titular de Salud ha informado de que la epidemia registrado en 2014 ha sido "muy similar" a la registrada en los cuatro años anteriores, siendo la tercera semana de enero cuando se produjo el pico más alto de actividad gripal con 340 afectados por 100.000 habitantes, actividad que el consejero ha atribuido a la coincidencia con las vacaciones de Navidad y la vuelta al colegio de la población infantil y juvenil.

Asimismo, ha informado de que durante este año 45.000 personas han tenido la gripe en Euskadi, enfermedad que ha afectado por igual a mujeres y hombres, pero que ha tenido más incidencia en menores y adolescentes, especialmente entre la población de 0 a 4 años, ya que es en este tipo de pacientes donde "es más difícil de conseguir un alto grado de higiene personal y respiratoria".

Durante la fase epidémica se contabilizaron 139 casos graves, con una edad media de los pacientes de 47 años, "gente relativamente joven". Además, entre los casos hospitalizados cuyo estado vacunal es conocido, el 73,5 por ciento de los casos candidatos a vacunarse --con factores de riesgo o mayores de 64 años--, no habían recibido la vacuna antigripal de esta temporada.

Darpón ha recalcado la importancia de la vacunación, tanto de la población en general como de los profesionales de la salud y ha informado de que los datos registrados a través de la Red de Médicos Vigía de Osakidetza muestran que el 62,8 por ciento de los casos con factores de riesgo y candidatos a la vacunación, no estaban vacunados.

En este sentido, ha señalado que el 67 por ciento de los 22 fallecidos --12 hombres y 10 mujeres-- en la temporada gripal 2013-2014 y de los que se conoce su estado vacunal, no estaban vacunados, pese a que el 95,5 por ciento del total de fallecidos presentaban algún factor de riesgo.

VACUNAS EN HOSPITALES

Ante esta situación, ha adelantado que, entre otras medidas, en la próxima campaña se hará un "esfuerzo" para que todos los hospitales vascos ofrezcan la vacunación antigripal a los enfermos crónicos no vacunados que ingresen en temporada de gripe.

Por otro lado, ha informado de que se pondrán en marcha otras iniciativas orientadas a concienciar a los profesionales de Osakidetza de la necesidad de que se vacunen, ya que "tan sólo el 38 por ciento de los médicos y el 25 por ciento de las enfermeras se vacunan pese a estar en continuo contacto con personas infectadas por la gripe".

"Vamos a esforzarnos más si cabe en proteger también a nuestros profesionales, incidiendo sobre todo en ofrecerles más información y un contacto más cercano, de forma que entre todos podamos evitar que la gripe también afecte a los profesionales", ha insistido Darpón.

El consejero de Salud ha vuelto a insistir en la eficacia de la vacuna, en la que su Departamento ha invertido este año más de 1.200.000 euros en la compra de 380.000 unidades.

VACUNA SEGURA

Dorronsoro, por su parte, ha explicado que todos los años, con el respaldo de la OMS la vacuna antigripal trivalente inactivada contiene tres cepas --dos tipo A y una tipo B-- que representan los virus que más probablemente circulen en el invierno siguiente, por lo tanto, ha insistido en que se trata de una vacuna "muy segura".

En este sentido, ha informado de que los virus circulantes aislados en los casos graves han variado, siendo el A(H1N1)pdm09 predominante en los casos de la temporada 2013-14 (72%) y 2010-11 (92,1%), mientras que en la temporada 2011-12 predominó AH3N2 (78,1%) y en la 2012-13 predominaron los virus del tipo B (73,8%).

El director de Asistencia Sanitaria, Antonio Arraiza, por su parte, ha puesto de relieve la labor de seguimiento y control diario que se ha desarrollado en Osakidetza, tanto en lo que a recursos asistenciales como a la evolución del propio virus se refiere, y ha señalado que este protocolo se seguirá manteniendo de cara al invierno que viene.

Tras reconocer que durante la primera semana de enero se notó "saturación" en los servicios de Osakidetza por el incremento de la demanda y de la actividad, ha resaltado que "prácticamente no se ha suspendido ningún día la labor quirúrgica ordinaria y ha informado de que se han abierto más de 200 camas en el conjunto de los hospitales de agudos para hacer frente a las necesidades de la gripe.