24 de agosto de 2019
  • Viernes, 23 de Agosto
  • Jueves, 22 de Agosto
  • 13 de mayo de 2014

    Los padres de Hodei dicen que se investiga una pista "que puede ser buena"

    Almunia ofrece "su colaboración" y que "los organismos vinculados al caso asignen más recursos a la investigación"

    Los padres de Hodei dicen que se investiga una pista "que puede ser buena"
    EUROPA PRESS/EJ-GV

       BRUSELAS, 13 May. (EUROPA PRESS) -

       Los padres de Hodei Egiluz, el joven vasco desaparecido el 19 de octubre del centro de Amberes (Bélgica), han confirmado que la Fiscalía mantiene abierto el caso y que la Policía investiga una pista "que puede ser buena". Por lo tanto, mantienen la "esperanza" de encontrarle, pero han pedido más medios para el equipo de investigación del caso y la colaboración ciudadana y de testigos.

       "Hay muchas llamadas de teléfono de testigos que dicen haber visto a Hodei. Sabemos que hay una pista que está investigando la Policía que puede ser buena. En realidad todo está en secreto de sumario y tampoco podemos contar grandes cosas. Pronto nos han dicho que se hará pública", ha explicado Pablo, el padre del joven, en declaraciones a la prensa tras el encuentro que han mantenido con el vicepresidente de la Comisión Europea y responsable de Competencia, Joaquín Almunia.

       Éste les "ha ofrecido su colaboración y apoyo institucional al más alto nivel y que los organismos vinculados al caso asignen más recursos a la investigación".

       Los padres han explicado que la Fiscalía de Amberes "ha devuelto, de nuevo, la investigación" al juez instructor de la causa, y que "sólo" les consta que permanecen detenidas dos personas por su relación el robo de las pertenencias del joven vasco. "La tercera salió libre después de Semana Santa. Salió en prensa que había pagado mil euros de fianza porque le faltaban papeles", ha recordado.

       Un portavoz de la Fiscalía de Amberes ha confirmado a Europa Press que "el juez sigue trabajando en la investigación del caso", pero ha evitado dar ningún detalle de la misma "porque está bajo secreto de sumario".

       Aunque los padres del joven se han mostrado "seguros" de que el equipo de Policías que realiza la investigación está haciendo "un gran esfuerzo"  han apuntado que "les falta medios, tanto personales como técnicos para llevar esta investigación", que, en su opinión, "se está alargando demasiado", tras recordar que Hodei lleva siete meses desaparecido.

       El comisario bilbaíno se ha comprometido a "hacer una serie de llamadas a personas que conozca para que tomen cartas en el asunto y relancen esta lentitud que está llevando el caso, dándoles medios humanos y técnicos a la investigación", ha explicado Pablo.

       "Tenemos esperanza de que Hodei esté por ahí vagando. En este momento, puede estar en cualquier sitio porque en siete meses puede haber ido hasta Polonia andando, pero creemos que puede estar perfectamente vagando por ahí. Por supuesto, si está vagando, está 'shockeado'", ha precisado.

       Por ello, ha realizado un llamamiento a la gente que le haya podido ver o a las personas que pudieran haber visto algo de lo que puedo ocurrir en Amberes aquella noche".

       "Pedimos desde aquí a todos las personas que pudieran estar el 19 de octubre del pasado año en el centro de Amberes, entre las calles Brouwesvliet y Suikerrui, que recuerden si vieron a un joven que se dirigía por la calle Jordaenaskaai sobre las 4.30 horas de la madrugada, así como a otros testigos que le hayan podido ver por Bélgica e incluso en otros países de los alrededores", han solicitado los padres.

       Éstoa han subrayado la importancia de contar con la "ayuda y colaboración ciudadana" para resolver el caso. También han pedido "máxima difusión" a los medios belgas y europeos del caso para ayudar a encontrar a Hodei.

       "Estamos convencidos de que hay testigos", ha asegurado el padre, recordando que "Hodei es el símbolo del joven que ha salido de su tierra natal por los programas de movilidad que las autoridades europeas están impulsando".

       La reunión con Almunia, en la que también han participado el alcalde de Galdakao, Ibon Uribe, los representantes de Child Focus, Dirk y Lise-Laura, así como el representante de la Asociación 'Hodei Bila', se enmarca en las muchas acciones promovidas por la familia para pedir la participación ciudadana y buscar testigos que ayuden en la búsqueda del joven.

       El joven vasco, ingeniero informático de 23 años, desapareció en la noche del viernes 18 al sábado 19 de octubre en los alrededores de una freiduría llamada 'Number One'. Su desaparición fue denunciada por los familiares el 21 de octubre en la comisaría de Galdakao, la localidad vizcaína de la que es natural, momento desde el cual la Ertzaintza mantiene contactos con la Policía belga para tratar de esclarecer lo sucedido.

    Para leer más