29 de enero de 2020
  • Martes, 28 de Enero
15 de diciembre de 2019

El Parlamento rechazará este lunes las enmiendas a la totalidad de EH Bildu y PP tras el pacto del Gobierno con Podemos

EH Bildu acusa a Elkarrekin Podemos de "tragarse el anzuelo" del Gobierno Vasco, que ha recurrido a una "jugada de márketing"

El Parlamento rechazará este lunes las enmiendas a la totalidad de EH Bildu y PP tras el pacto del Gobierno con Podemos
El consejero de Economía y Hacienda, en una comparecencia de prensa - IREKIA

BILBAO, 15 Dic. (EUROPA PRESS) -

El pleno del Parlamento Vasco rechazará este lunes las enmiendas la totalidad de EH Bildu y el PP al proyecto de Ley de Presupuestos del Gobierno Vasco para 2020. Elkarrekin Podemos no respaldará la devolución del proyecto después de que el pasado 13 de diciembre suscribiera con el Ejecutivo un acuerdo para facilitar la aprobación de las cuentas.

El debate en la Cámara vasca comenzará a 09.30 horas con la intervención del consejero de Economía y Hacienda del Gobierno Vasco, Pedro Azpiazu. Posteriormente, será el turno de los grupos parlamentarios. PNV y PSE-EE, socios de Gobierno, defenderán su proyecto, mientras que EH Bildu y PP explicarán sus enmiendas a la totalidad en las que solicitan la devolución de las cuentas vascas.

Por su parte, Elkarrekin Podemos expondrá su posición después de la votación, en el turno de explicación de voto. Tras el pacto presupuestario cerrado con el Ejecutivo vasco, los parlamentarios de Podemos y Equo del grupo parlamentario no apoyarán la devolución de las cuentas, aunque sí los dos representante de Ezker Anitza en la Cámara, Jon Hernández e Iñigo Martínez, que hambién razonarán su postura de rechazo a las cuentas públicas.

Se prevé que el proyecto de ley supere el trámite de mañana y su recorrido en el Parlamento Vasco finalizará el próximo 27 de diciembre con la aprobación definitiva de los Presupuestos de 2019.

CONTENIDO DE LAS ENMIENDAS

En su enmienda a la totalidad, EH Bildu afirma que el proyecto de cuentas públicas es continuista, mantiene la "austeridad", no revierte los "recortes" y "agrava" la brecha social en Euskadi.

No obstante, apunta que, dada la habilidad del Ejecutivo "para el regate en corto", en estas cuentas se recogen "algunas preocupaciones muy presentes en la sociedad, sobre todo el cambio climático y la lucha por la igualdad, "que han sido incorporadas como barniz". En alusión a Elkarrekin Podemos, aunque sin nombrarlo, subraya que "parece que alguien ha tragado el anzuelo con esta jugada de márketing".

Además de insistir en sus reclamaciones de "un empleo de calidad", un salario mínimo de 1.200 euros, "unas políticas publicas fuertes y una nueva ruta fiscal y financiera", entre otras cuestiones, exige que Euskadi asuma nuevas competencias, entre ellas, la de la Seguridad Social para "el fortalecimiento e integración del sistema de protección".

"REPÚBLICA VASCA"

EH Bildu aprovecha el debate sobre los Presupuestos para apuntar que, si se quiere "un sujeto político que realmente quiere proteger y cuidar a su gente", en su caso "la República Vasca entre iguales, todos los elementos para hacer política deben estar en sus manos".

"No podemos olvidar que la premisa para tener políticas públicas significativas es disponer de las competencias adecuadas, siendo imprescindible en el caso de la Comunidad Autónoma Vasca la adquisición de nuevas", insiste.

En todo caso, asegura que, "para tener políticas públicas significativas, es también imprescindible un instrumento actualizado", como es "un nuevo estatus político basado en la relación entre iguales y con todas las garantías".

"No es un capricho. A falta de estos instrumentos -en el ámbito sociolaboral es grave- todo esfuerzo queda cojo, a menudo se pierde coherencia y eficacia, y nos quedamos sin asideros para abordar las lagunas y situaciones injustas existentes. A menudo, además, esta falta de competencias es un motivo de excusa y alivio para no activar tampoco las opciones que están en manos del Gobierno", asevera.

PP

Por su parte, el PP, que en los dos años anteriores ha facilitado los Presupuestos, en esta ocasión pide también su devolución, al considerar, entre otras cosas, que el Gobierno Vasco no ha cumplido con los compromisos que adquirió con ellos, pese a los "sucesivos superávit".

Además, acusa al Ejecutivo vasco de tener como prioridad "la desestabilización de la economía e impedir la creación de empleos de calidad", tras haber firmado el pasado mes de julio el PNV y EH Bildu un acuerdo sobre las bases de un nuevo estatus, a su juicio, con el objetivo de "liquidar el Estatuto y la Constitución".

Los populares justifican su enmienda a la totalidad en que su "prioridad no es la desestabilización política, económica o financiera, que plantea el pacto PNV-EH Bildu, sino resolver los problemas de empleo de calidad", para que "los jóvenes puedan trabajar aquí" y que las mujeres "puedan competir en igualdad de condiciones y sueldos".

"Creemos que es posible hacerlo rebajando impuestos, reforzando la inversión y generando un escenario de estabilidad y confianza. Para ello, sobran apuestas soberanistas y de división entre los vascos", subrayan.