26 de febrero de 2020
17 de enero de 2020

PNV, E-Podemos y PSE piden recurrir el decreto digital ante el TC para activar su reforma

La Cámara vasca insta a Sánchez a negociar la modificación de la norma, tal y como se prevé en el pacto con el PNV

PNV, E-Podemos y PSE piden recurrir el decreto digital ante el TC para activar su reforma
Reunión de la Diputación Permanente en el Parlamento Vasco - PARLAMENTO VASCO

VITORIA, 17 Ene. (EUROPA PRESS) -

El PNV, Elkarrekin Podemos y el PSE-EE han aprobado en el Parlamento Vasco una resolución que insta al Gobierno autonómico a presentar un recurso de inconstitucionalidad contra el decreto de seguridad pública y administración digital, con el fin de activar un procedimiento de negociación para modificar esta normativa, cuya reforma ya estaba contemplada en el acuerdo de investidura entre el PSOE y el PNV.

El Gobierno del PSOE aprobó el pasado 31 de diciembre un real decreto ley en materia de administración electrónica que, entre otros fines, tenía el objetivo de combatir los sistemas destinados a crear una "república digital catalana", tal y como explicó entonces el propio presidente, Pedro Sánchez.

La iniciativa acordada este viernes por el PNV, E-Podemos y el PSE-EE, que ha recibido el voto en contra del PP y la abstención de EH Bildu, ha sido aprobada por la Diputación Permanente del Parlamento Vasco, el órgano que sustituye al pleno en los periodos que, como enero, resultan inhábiles en el Legislativo autonómico.

La Cámara vasca ha debatido sobre este asunto a propuesta de EH Bildu, cuya propuesta, no obstante, ha sido rechazada, al no recibir el apoyo de ninguna otra formación.

Entre otras medidas, la propuesta de la coalición soberanista instaba al Gobierno Vasco a "defender los derechos básicos" de los ciudadanos de Euskadi, que a juicio de EH Bildu se ven "amenazados" por este decreto, que refuerza los controles y obliga a que todos los servidores de las administraciones públicas estén localizados en la UE. En su iniciativa, EH Bildu pedía al Gobierno Vasco que adoptara "las iniciativas judiciales y políticas necesarias" para proteger a los ciudadanos de esta "mordaza digital".

En lugar de la proposición no de ley de EH Bildu, el Parlamento ha aprobado una enmienda consensuada entre el PNV, E-Podemos y el PSE-EE. Esta resolución insta al Gobierno Vasco, integrado por 'jeltzales' y socialistas, a interponer un recurso de inconstitucionalidad contra este decreto de seguridad digital.

COMISIÓN BILATERAL

A través de la interposición de un recurso ante el Tribunal Constitucional (TC), se pretende poner en marcha el procedimiento contemplado en el artículo 33.2 de la Ley Orgánica del Tribunal Constitucional para constituir una comisión bilateral de cooperación, con el fin de que ambas administraciones -la central y la autonómica- puedan solventar sus diferencias sobre la constitucionalidad de la norma, antes de que se active el recurso en el seno del TC.

Al margen de esta fórmula -que ya se ha empleado en numerosas ocasiones para resolver las discrepancias entre ambos gobiernos respecto a otras normativas--, el Parlamento Vasco insta al Gobierno de España a negociar con los grupos del Congreso de los Diputados la reforma del decreto de seguridad digital, cuya modificación ya estaba contemplada en el punto 12 del pacto de investidura suscrito entre el PSOE y el PNV.

El objetivo de dicha reforma -según se recoge en la iniciativa aprobada este viernes- ha de ser la superación de las "discrepancias" surgidas en el debate en el Congreso sobre la convalidación del decreto, en el que solo el PP y Ciudadanos votaron a favor del texto.

"DERECHOS FUNDAMENTALES"

En la enmienda aprobada por la Cámara autonómica se indica que los cambios en el decreto deben garantizar que ninguna actuación que pueda llevarse a cabo al amparo de esta norma "afecte a los derechos fundamentales" a la información y a la libertad de expresión, así como que toda actuación que se lleve a cabo esté bajo control judicial.

Además, se reclama que no se puedan intervenir redes y servicios de comunicación electrónicos si dicha intervención supone una "restricción" de los derechos y libertades públicas.

En el transcurso del debate, el parlamentario de EH Bildu Josu Estarrona ha denunciado que la aprobación de este decreto en plena campaña electoral, en un contexto de "hooliganismo facha", fue un "escándalo", que se enmarca en una deriva de "recentralización en involución democrática".

En todo caso, y pese a que su propuesta haya sido rechazada, se ha felicitado por el hecho de que el PSE haya "movido su posición" y reclame ahora que se interponga un recurso contra el decreto.

Desde las filas del PNV,Gorka Álvarez ha criticado que el decreto realiza una "invocación genérica" a conceptos como el de la seguridad pública para abrir la puesta a algunas actuaciones que "ponen en entredicho las libertades y derechos".

"CUMPLIR LA PALABRA"

Además, tras recordar que la reforma del decreto es una de las medidas recogidas en el pacto de investidura con el PSOE, se ha dirigido a Pedro Sánchez para invitarle a que aproveche esta "oportunidad" para demostrar que "cumple la palabra dada" y que, como ha asegurado, esta va a ser "la legislatura del diálogo y el entendimiento".

El parlamentario de Elkarrekin Podemos Yahcov Ruiz ha afirmado que el decreto fue aprobado por el Gobierno del PSOE en un contexto "complejo y de muchísimas presiones", y ha censurado que Sánchez actuó en aquella ocasión de forma "precipitada" y poco "reflexiva".

Sin embargo, ha mostrado su esperanza en que el "nuevo ciclo" que se abre con el Gobierno de coalición entre PSOE y Unidas Podemos permita abordar el desafío territorial "desde el diálogo y sin imposiciones".

Por parte del PSE, Alexia Castello ha asegurado que el respaldo de su grupo a una iniciativa que reclama un recurso contra el decreto no debe interpretarse, en ningún caso, como un "rechazo" de los socialistas vascos a esta norma, sobre la que ha asegurado que es "necesaria".

PSE "RATIFICA" EL DECRETO

Por el contrario, ha asegurado que con esta resolución se "ratifica" el decreto, y que la interposición de un recurso ante el TC es tan solo una fórmula para que, al amparo de la propia normativa que regula este tribunal, se pueda abrir una negociación para resolver las "dudas" que puedan existir sobre la posibilidad de que el decreto digital dé lugar a "actuaciones arbitrarias" de la Administración.

A su vez, el parlamentario del PP Carmelo Barrio ha rechazado que el texto aprobado por el Gobierno del PSOE "invada" competencias o "vulnere" preceptos constitucionales. A su juicio, se trata de una norma "necesaria" para afrontar los retos del entorno digital.

De esa forma, ha denunciado las "predicciones apocalípticas" de EH Bildu, a la que ha acusado de "proyectar fantasmas" sobre unos riesgos que, según ha dicho, "no existen".