21 de mayo de 2019
  • Lunes, 20 de Mayo
  • 23 de abril de 2019

    La población donostiarra crece en 751 personas y San Sebastián alcanza, por primera vez, los 187.418 habitantes

    Aumenta la tasa de envejecimiento con 1,94 habitantes mayores de 65 años por cada menor de 15, frente al 1,88 del año anterior

    SAN SEBASTIÁN, 23 Abr. (EUROPA PRESS) -

    La población donostiarra ha aumentado en 751 personas el pasado año y San Sebastián ha alcanzado, por primera vez, los 187.000 habitantes. La edad media de los residentes en la capital guipuzcoana es de 45,87 años y la persona de mayor edad tiene 107 años.

    En rueda de prensa en la capital guipuzcoana tras la Junta de Gobierno local, el alcalde, Eneko Goia, ha dado cuenta de los datos del censo a 31 de diciembre de 2018 y ha señalado que la capital guipuzcoana cerró el año 2018 con 187.418 habitantes, un 0,4% más que el año anterior (186.667), y superó por primera vez la barrera de los 187.000 habitantes, tras siete años estancada en los 186.000 vecinos.

    Goia ha apuntado que también se ha incrementado la edad media de los donostiarras, "que ha pasado de 45,71 años en 2017 a 45,87 en 2018, siendo mayoría las y los donostiarras entre 50 y 54 años (14.504)".

    Según ha indicado, los barrios de Centro y Gros son los que tienen una mayor edad media, 49 años, mientras que Aiete e Ibaeta son los que tienen una edad media más baja, 42 años.

    Del mismo modo, Goia ha destacado que "las mujeres son mayoría en Donostia, representando el 52,8% de la población, y también, viven más". "De hecho, si nos fijamos en las personas mayores de 65 años, las mujeres representan un 59,8% de la población", ha destacado. Amara Berri, Centro, Altza y Gros son los barrios en los que vive un mayor número de mujeres.

    Respecto a los barrios, Goia ha apuntado que Amara Berri con 30.479 (130 más que en 2017) habitantes sigue siendo el barrio más poblado, seguido del Centro (21.921, 88 más que en 2017) y Altza (20.453, 134 más que en 2017).

    Por su parte, el menos poblado sigue siendo Zubieta (287 habitantes, dos menos que el año anterior) e Igeldo (1.064, siete menos que el año anterior). Según ha destacado Goia, el barrio que más creció en número de habitantes fue Loiola (175 habitantes más, provocado por el efecto del nuevo Txomin), seguido de Altza (134 más) y Amara Berri (130 más). Por otra parte, Gros registra 38 habitantes menos, Intxaurrondo 26 menos, Igeldo siete menos y Zubieta dos menos.

    La población extranjera también ha aumentado en la ciudad, un 8,9% hasta las 14.375 personas censadas provenientes de 133 países diferentes, 1.175 más que en 2017, algo "lógico" según Goia en una ciudad que registra cada vez mayor envejecimiento y menor población activa y que ofrece "calidad de vida y bajas tasas de desempleo".

    Los extranjeros representan el 7,7% del total (7,1% en 2017). Honduras con 1.971 personas continua siendo el país de origen mayoritario, seguido de Nicaragua (1.697) y Marruecos (984). Estos tres países repiten como los que más personas del extranjero aportan a una ciudad a la que se han incorporado personas procedentes de Yemen, Ruanda, Arabia Saudi, Kenia y Somalia.

    Goia ha añadido que las personas procedentes de diferentes Américas (norte y sur) son mayoría (7.177), seguidas de las originarias de países europeos (4.331 personas), mientras que las personas de África, Asia y Oceanía suman 2.867.

    NATALIDAD Y ENVEJECIMIENTO

    Por otro lado ha afirmado que en 2018 se registraron 6,98 nacimientos por cada 1.000 habitantes, por los 6,95 de 2017. Miracruz-Bidebieta fue el barrio con mayor tasa de natalidad en 2018 (8,49), seguido de Amara Berri (8,17) y Loiola (8,06). Por el contrario, Zubieta no registró nacimientos y Martutene (5,17), Intxaurrondo (5,44) e Igeldo (5,64) fueron los barrios con menor tasa de natalidad.

    En total el pasado año finalizó con 1.309 niños de cero años, 12 más que a finales de 2017, pero 247 menos que a finales de 2008. En cuanto al índice de envejecimiento continua subiendo (194) y San Sebastián ha pasado de tener 1,88 habitantes mayores de 65 años por cada habitante menor de 15 en 2017, a 1,94 en 2018.

    Los barrios del Centro y Gros son los más envejecidos con tres y 2,94 habitantes mayores de 65 años por cada habitante menor de 15, mientras que Aiete e Ibaeta son los mas jóvenes, con 1,12 y 1,17 habitantes mayores de 65 años por cada menor de 15, respectivamente. En lo que a porcentajes se refiere, el 23,94% de los donostiarras es mayor de 65 años, mientras que el 21,71% tiene menos de 25 años.

    Contador

    Para leer más


    Lo más leído en País Vasco