17 de agosto de 2019
  • Viernes, 16 de Agosto
  • 6 de septiembre de 2018

    PP Bizkaia pide que empresas de excargos forales no puedan recibir contratos públicos por más del 30% de su facturación

    Presenta 19 enmiendas al proyecto de norma foral de conflicto de intereses e incompatibilidades para frenar "el clientelismo político"

    PP Bizkaia pide que empresas de excargos forales no puedan recibir contratos públicos por más del 30% de su facturación
    EUROPA PRESS

    BILBAO, 6 Sep. (EUROPA PRESS) -

    El PP de Bizkaia ha presentado 19 enmiendas al proyecto de norma foral de conflicto de intereses e incompatibilidades, entre las que destaca que empresas en las que figuren ex altos cargos de la Diputación Foral vizcaína no puedan adjudicarse contratos públicos cuyo importe supere el 30% de la facturación de la compañía, según ha dado a conocer este jueves el portavoz del PP en las Juntas Generales, Javier Ruiz.

    La Diputación vizcaína aprobó el pasado mes de junio el proyecto de Norma Foral de Conflicto de Intereses e Incompatibilidades, que regula el estatuto de las personas designadas cargos públicos forales, recoge los principios éticos y de buen gobierno que deben orientar el ejercicio de las funciones de dichos cargos, establece una regulación normativa de prevención e identificación de los conflictos de interés y estipula los regímenes de incompatibilidades y sancionadores de aplicación a partir de la entrada en vigor de esta normativa.

    En su articulado se recoge también la creación de un Órgano de Garantías encargado de la vigilancia y cumplimiento de las obligaciones establecidas en esta Norma Foral. Este proyecto de Norma Foral se remitirá próximamente a las Juntas Generales para su tramitación y posterior aprobación.

    En rueda de prensa, el portavoz del PP en las Juntas Generales de Bizkaia, Javier Ruiz, ha considerado que el texto presentado por el Gobierno foral de Unai Rementeria es "de mínimos", por lo que los populares han presentado enmiendas para "tratar de mejorarlo".

    Según ha explicado, han dividido las enmiendas en tres bloques, el primero de ellos relacionado con "la contratación pública y la despolitización de determinados órganos". Ruiz ha señalado que el órgano de garantías será el que tenga que dirimir las situaciones de incompatibilidades o de conflictos de intereses, por lo que ha advertido de que sus miembros "deberán ser personas elegidas en base al criterio de especialidad, de forma que no haya nadie que tenga ningún tipo de vinculación política", al igual que debería ocurrir, a su entender, en las mesas de contratación o de los tribunales de selección de personal.

    Ruiz ha insistido en que en estos órganos "no debe haber ni cargos públicos, ni excargos públicos, ni personas que hayan figurado en una lista electoral, ni personas que puedan tener responsabilidades orgánicas relevantes en un partido político".

    En ese sentido, ha señalado que si un ex alto cargo pasa a formar parte de una empresa, ésta "tenga una limitación a la hora de contratar con la administración y, sobre todo, con el departamento con el que ha tenido vinculación". Por ello, el PP establece en sus enmiendas el límite de "un máximo de un 30% de su facturación total".

    Así mismo, el PP plantea que las empresas que liciten y tengan en sus consejos de administración ex altos cargos de la Diputación Foral "que lo comuniquen a la mesa de contratación" y que el órgano de garantía elabore un listado "en el que figuren esas empresas que tienen en sus órganos de dirección ex altos cargos forales" y que, además, se publique en el portal de transparencia "para que la ciudadanía tenga conocimiento y haya una transparencia real".

    Ruiz ha rechazado las adjudicaciones realizadas "en base a criterios de amiguismo y nespotismo fraguadas en torno a una comida de txoko", y ha exigido "limitar" este tipo de prácticas y, sobre todo, que haya "la máxima transparencia, que es el mejor antídoto contra el clientelismo político".

    REGALOS

    Un segundo bloque de enmiendas se refiere a la recepción por parte de los altos cargos forales de regalos o dádivas. En este apartado, presentan una enmienda en la que determinan que "únicamente se podrían recibir aquellos regalos que se consideren de cortesía habitual, hasta un límite de 50 euros".

    Ruiz ha indicado que, en el caso de que existan dudas sobre el importe, "se debería remitir al órgano de garantías para que éste decida el destino de ese regalo".

    Otro de los bloques de enmienda está relacionado con los viajes, desplazamientos y gastos de representación. En ese sentido, el PP ha considerado que "el criterio tiene que ser el de la racionalización del gasto públicos". Así, Ruiz ha explicado que una de las enmiendas plantea que "únicamente deberían viajar aquellas personas cuya presencia en ese viaje esté justificada por razones de la responsabilidad del cargo que ocupan", con el fin de evitar "lo ocurrido en el viaje a Estados Unidos en el que se gastaron en una semana 400.000 euros porque Rementeria fue acompañado de un séquito de personas que no procedía su presencia en aquel viaje".

    En cuanto al uso de vehículos oficiales, el PP considera que "se tienen que limitar únicamente a labores institucionales", por lo que "no se pueden utilizar esos vehículos para acudir a actos de partido, como tenemos constancia de que se está haciendo". Cuando se produzcan desplazamientos fuera de la Comunidad Autónoma Vasca, los populares vizcaínos cree que "deben hacerse preferentemente en transporte público y en clase turista, salvo autorización expresa del órgano de garantía por una razón justificada y siempre con criterios de racionalidad política".

    En relación a los gastos de representación, Javier Ruiz ha explicado que su formación demanda que se elabore "todos los años una memoria detallada, desglosada por conceptos, para conocer el importe que se destina a este tipo de gastos" porque, en la actualidad, según ha criticado, "hay una absoluta opacidad".

    Para leer más