21 de noviembre de 2019
7 de septiembre de 2009

PP dice que Lazcoz sabía desde julio que los afectados por el granizo no recibirían ayudas por zona catastrófica

VITORIA, 7 Sep. (EUROPA PRESS) -

El portavoz del PP en el Ayuntamiento de Vitoria, Javier Maroto, mostró hoy su "decepción" por la forma en la que el alcalde, Patxi Lazcoz, ha gestionado la concesión de ayudas a los afectados por la tormenta de granizo del pasado mes de julio, al asegurar que el máximo edil conocía desde ese mes que la declaración de zona catastrófica era imposible porque esa figura "no existe en el ordenamiento jurídico".

Maroto, a través de un comunicado, recordó que los hechos se remontan al pasado 1 de julio, fecha en la que Vitoria sufrió una granizada sin precedentes que causó daños cuantiosos a particulares, comunidades de propietarios y empresas.

El portavoz 'popular' en el Ayuntamiento de Vitoria recordó que "el alcalde salió al día siguiente en rueda de prensa anunciando que Vitoria iba a solicitar la declaración de zona catastrófica para que los seguros cubrieran los gastos, lo que sin duda generó esperanzas e ilusión a miles de vitorianos".

No obstante, Maroto aseguró que el Ministerio de Interior advirtió a Lazcoz en julio, a través de una carta oficial, de que la figura de zona catastrófica "es imposible de conceder porque no existe en el ordenamiento jurídico".

Además, lamentó que "desde entonces no hemos sabido nada nuevo", a lo que añadió que "ahora, en septiembre, el alcalde anuncia que no se ha podido conseguir la declaración de zona catastrófica pero no ofrece más detalles". "Los afectados han estado todo el verano esperando a ver qué hacían, sin saber si lo tenían que pagar ellos, comprometiendo otras decisiones de gasto", censuró.

Maroto lamentó que, "una vez más, los vitorianos vamos a pagar el pato de una ocurrencia del alcalde". A su juicio, "no es responsable crear expectativas de que los daños pueden cubrirse por los seguros, pedir a los afectados que pierdan el tiempo y hagan colas interminables, y ocultar después, durante todo el verano, que la declaración de zona catastrófica no nos la iban a dar desde un principio".

Por ese motivo, acusó a Lazcoz de "tomar el pelo" a los miles de vitorianos afectados por el granizo, "al crear expectativas sobre algo que no era sino otra ocurrencia más del alcalde".