28 de mayo de 2020
28 de septiembre de 2018

PP vasco pide que se prohíba por ley el sacrificio de animales abandonados

Registra en el Parlamento Vasco una proposición de ley de Protección y Defensa de los Animales de Compañía

PP vasco pide que se prohíba por ley el sacrificio de animales abandonados
REMITIDA - ARCHIVO

VITORIA, 28 Sep. (EUROPA PRESS) -

El grupo parlamentario del PP ha registrado en el Parlamento Vasco una proposición de ley de Protección y Defensa de los Animales de Compañía, en la que plantea que, "en ningún caso, se podrá sacrificar animales por el simple hecho de su permanencia en centros de acogida, ni en otros centros para el mantenimiento temporal de animales de compañía, independientemente del tiempo transcurrido desde su entrada en los mismos".

En un comunicado, los populares vascos han explicado que, después de 25 años de la Ley actual, "resulta muy necesario contar con un instrumento jurídico totalmente renovado, que profundice en medidas de concienciación social y endurece el régimen sancionador para conductas incívicas y crueles en los animales de compañía".

La proposición de ley que ha registrado el PP se estructura en cuarenta y seis artículos, tres disposiciones adicionales, cuatro disposiciones transitorias, tres disposiciones finales y un anexo, que recoge una relación de los animales cuya tenencia está prohibida fuera de los recintos expresamente autorizados

En la misma se plantea que, "en ningún caso, se podrá sacrificar animales por el simple hecho de su permanencia en centros de acogida, ni en otros centros para el mantenimiento temporal de animales de compañía, independientemente del tiempo transcurrido desde su entrada en los mismos".

El PP vasco ha destacado la importancia de lograr el "sacrificio '0' para que ningún animal doméstico abandonado sea sacrificado" y, en su iniciativa, incluye que "no se podrán sacrificar animales con enfermedades susceptibles de ser tratadas de forma que, a juicio o informe del veterinario, el animal pueda llevar una vida digna".

Asimismo, dedica especial atención a subrayar que la eutanasia de los animales "será siempre prescrita y realizada por un veterinario, de forma rápida e indolora, previa sedación y mediante métodos que impliquen el mínimo sufrimiento y provoquen una pérdida de consciencia inmediata".

No obstante, las Administraciones competentes en materia de protección y sanidad animal podrán establecer excepciones en los métodos de eutanasia en situaciones de emergencia o peligrosidad. "Como consecuencia de una conciencia nacida en el seno de las sociedades de los países económicamente y culturalmente más avanzados, existe una corriente cada vez más extendida que entiende necesaria una regulación de la relación de las personas con los animales", señala el preámbulo de la propuesta del PP.

Entre las obligaciones de los poseedores y de los propietarios de animales, la proposición destaca el de procurar la alimentación necesaria para su normal desarrollo, mantenerlo en buenas condiciones higiénico-sanitarias, adoptar las medidas necesarias para impedir que ensucie las vías y los espacios públicos o privados de uso común, adoptar medidas de seguridad y protección que procuren evitar la huida o escapada de los animales, y evitar las agresiones del animal a las personas o a otros animales, así como la producción de cualquier tipo de daños.

También resalta que recae en los poseedores o propietarios la responsabilidad de denunciar, directamente a la autoridad competente en materia de sanidad animal, o bien a través del ayuntamiento o del veterinario habilitado, la pérdida del animal en el plazo de setenta y dos horas desde su extravío.

"Esta ley tiene como finalidad lograr el máximo nivel de protección y bienestar de los animales de compañía, y establecer una responsabilidad más elevada y una conducta más cívica de la ciudadanía en la defensa y la preservación de los animales, evitando situaciones de crueldad y maltrato", indica el texto.

PROHIBICIÓN DE PELEAS

Entre las prohibiciones, la proposición de ley apunta el sacrificio de animales, el maltrato animal o su sometimiento a cualquier práctica que les puedan producir sufrimientos o daños injustificados, el abandono de animales, su utilización en peleas o cualquier otra actividad que impliquen crueldad o maltrato, ejercer mendicidad o cualquier actividad ambulante utilizando animales como reclamo.

"Nuestro propósito es fomentar una tenencia de animales responsable, donde haya una conciencia clara de cuáles deben ser las condiciones adecuadas para los animales", han destacado los 'populares'.

Respecto al acceso a los establecimientos públicos, la propuesta del PP recoge la prohibición de entrada con animales en locales donde se almacenen o manipulen alimentos; espectáculos públicos de masas, incluidos los deportivos; y edificios; y edificios y dependencias oficiales de las administraciones públicas dedicados a uso o servicio público.

En el caso de los transportes públicos, se permite el acceso de los animales de compañía, excepto transporte aéreo, siempre que reúnan las condiciones higiénico-sanitarias y de identificación previstas en esta ley. Los perros deberán ir provistos con correo y bozal.

Respecto a las sanciones, se prevén multas que van desde 100 euros, para las infracciones leves --como no recoger los excrementos de los perros en las calles--, hasta 30.000 euros, en los casos de infracciones muy graves --en casos en los que se mantenga a los animales sin alimentación, la venta ambulante de especies, o la cría sin requisitos sanitarios ni permisos, entre otros--.

La propuesta de texto legal también incluye una relación de los animales cuya tenencia está prohibida fuera de los parques zoológicos o recintos especialmente autorizados.

Para leer más