15 de diciembre de 2019
  • Sábado, 14 de Diciembre
  • Viernes, 13 de Diciembre
  • 17 de junio de 2014

    El presidente del TSJPV cree que la jurisprudencia de la AN ha evolucionado hacia una interpretación "progresista"

    Considera que, si desaparece la prórroga de detención de 48 horas, no se perderá "eficacia policial"

    El presidente del TSJPV cree que la jurisprudencia de la AN ha evolucionado hacia una interpretación "progresista"
    EUROPA PRESS

    BILBAO, 17 Jun. (EUROPA PRESS) -

    El presidente del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV), Juan Luis Ibarra, cree que la jurisprudencia de la Audiencia Nacional ha evolucionado hacia una interpretación jurídico-penal "progresista" y ha considerado que "los macroprocesos suelen ser macrodesastres" en términos procesales por su complejidad. Además, ha señalado que, si desaparece la prórroga de detención de 48 horas, que se aplica a caos de terrorismo, no se perderá "eficacia policial".

    En una entrevista concedida a Onda Vasca, recogida por Europa Press, Ibarra ha afirmado que la sentencia de la Audiencia Nacional que absuelve a 40 jóvenes que fueron acusados de pertenencia a Segi es "muy crítica con una determinada forma de instruir y, sobre todo, con el uso de una previsión legal, que es la de la prórroga de la detención", es decir, con el hecho de que, en determinados casos, se pueda ampliar otras 48 horas más el máximo de 72 horas de detención que prevé la Constitución.

    Para Juan Luis Ibarra, "probablemente, tendrán que revisarse los criterios" para emplear el uso de esta prórroga, que llega a sumar un total cinco días de detención. También cree que deben "revisarse" las condiciones en las que se encuentran los detenidos en esa situación de prórroga. "El camino de revisión es el que, probablemente, va a ser confirmado por el Tribunal Supremo", ha indicado.

    En este sentido, ha afirmado que los jueces, en general, piensan que las 72 horas previstas constitucionalmente, "ya no son sólo suficientes, sino que están un poco por encima de lo que se prevé en otros países europeos". "Por lo tanto, esta prórroga de 48 horas, si desapareciera, no se perdería ninguna eficiencia policial", ha manifestado.

    Ibarra ha apuntado que, en los delitos relacionados con el terrorismo "la obtención de pruebas y la valoración de esas pruebas siempre tienen la complicación de que el Código Penal ha ido modificando esos delitos y ha ampliado de manera muy importante el ámbito en la línea de defensa".

    De esta forma, ha señalado que "la prueba reina ha pasado a ser, no la prueba directa, lo que se recoge en el lugar del crimen, sino la indirecta, sobre todo la prueba de indicios, que es muy complicada". "Y, luego, la valoración que se ha dado a las declaraciones de las personas imputadas también ha ido evolucionado", ha apuntado.

    El presidente del TSJPV ha considerado que, por todo ello, "la pequeña jurisprudencia de la Audiencia Nacional, porque la jurisprudencia real es la del Tribunal Supremo, ha evolucionado en un sentido que, en términos de interpretación jurídica-penal", se podría denominar como "progresista". Además, ha considerado que los macroprocesos "suelen ser macrodesastres en términos procesales" dada su complejidad. AUDIENCIA NACIONAL

    El máximo representante del TSJPV ha afirmado que la estructura actual de la Audiencia Nacional "es una heredera directa del Tribunal de Orden Público y está pensada para una política de lucha contra el crimen en la que el terrorismo tenía un gran acento".

    No obstante, ha dicho que, con ese nombre o con otro, tiene que haber un órgano penal "que tenga jurisdicción en toda España porque el crimen tiene también ese movimiento que supera a las comunidades autónomas y, probablemente, también hay que repensar sus competencias".

    "Sus competencias hoy están definidas muy de acuerdo con la extensión que alcanzaron los delitos terroristas, y sobre todo la organización terrorista ETA en los años 80, fundamentalmente, y hoy esto no tiene mucho sentido que permanezca igual", ha señalado.

    En su opinión, "habrá algún tribunal con ámbito de jurisdicción estatal, que no sea el Tribunal Supremo". "Lo habrá porque lo hay en todos los países", ha concluido.