3 de marzo de 2021
15 de enero de 2021

Profesionales de Osakidetza inciden en la necesidad de lograr una "inmunización de grupo lo antes posible"

Profesionales de Osakidetza inciden en la necesidad de lograr una "inmunización de grupo lo antes posible"
Vacunación a los profesionales de Osakidetza - GOBIERNO VASCO

Euskadi ha comenzado este viernes a administrar las primeras vacunas para profesionales de Osakidetza

BILBAO, 15 Ene. (EUROPA PRESS) -

La vacuna Moderna contra la covid-19 ha comenzado a administrarse este viernes a los profesionales sanitarios de Euskadi para su inmunización. En este sentido, el jefe de Servicio de Medicina Intensiva de Cruces, Fermín Labayen Beraza, ha destacado la necesidad de lograr una "inmunización de grupo lo antes posible".

Las primeras dosis se han puesto en el Hospital Universitario de Cruces a profesionales de primera línea de Cruces, Basurto y Urduliz. Está previsto que la vacunación continúe en los próximos días en el resto de organizaciones de Osakidetza con la mitad de las dosis recibidas de la vacuna de Moderna, es decir, 700, según ha informado el Ejecutivo.

La Comunidad Autónoma Vasca recibió este pasado miércoles una primera entrega de 1.400 dosis y que serán administradas a los profesionales sanitarios, ya que su efectividad es menor en mayores de 65 años. En los próximos días se inoculará 700 dosis, mientras que la otra mitad se reservarán para la segunda dosis que requiere este fármaco, como ocurre con la vacuna Pfizer-BioNtech.

Hasta finales de marzo, se prevé que Euskadi reciba 24.900 dosis de Moderna en entregas que se realizarán cada dos semanas. Este fármaco no se requiere temperaturas tan extremadamente bajas para su conservación como la de Pfizer y, por ello, el Departamento de Salud ha optado por almacenarlo en los centros de Osakidetza, desde los cuales la manipulación y administración a los propios trabajadores del Servicio Vasco de Salud "es más fácil".

De este modo, la vacunación del colectivo de sanitarios continuará de manera paulatina y escalonada en función de la disponibilidad de las dosis de las vacunas, tanto de Moderna como de Pfizer. Esta vacunación paulatina se realizará en paralelo al proceso de vacunación en las residencias de personas mayores tanto a residentes como a profesionales.

El jefe de Servicio de Medicina Intensiva de Cruces, Fermín Labayen Beraza, ha destacado la importancia de la vacunación y ha abogado por "intentar conseguir una inmunización de grupo lo antes posible y lo más extensa posible". Para ello, ha incidido en que ello implica que un "porcentaje alto de la población tiene que ser vacunado".

Por su parte, la jefa de la Unidad de Enfermedades Infecciosas de Cruces, Josune Goikoetxea Agirre, ha señalado que la vacunación supone un hito que hayan llegado las vacunas y va a suponer "un antes y un después en la pandemia".

"La vacunación es uno de los hechos más importantes que se ha vivido en la pandemia porque es una vacuna segura y eficaz que producirá anticuerpos neutralizantes en la población. La vacuna se ha demostrado que disminuye la gravedad y mortalidad de la covid-19", ha añadido.

El Departamento de Salud y Osakidetza ha recordado no obstante que la vacuna no debe suponer relajación alguna. En este sentido, se recuerdan las medidas de prevención habituales para evitar el contagio: distancia social, mantenimiento la burbuja de contactos, higiene de manos, uso de mascarilla y ventilación de espacios cerrados.