15 de enero de 2021
4 de abril de 2012

El servicio de atención psicosocial a víctimas de accidentes de tráfico ha realizado terapias con 75 personas en un año

BILBAO, 4 Abr. (EUROPA PRESS) -

El servicio de atención psicosocial a víctimas de accidentes de tráfico, pionero en Euskadi y puesto en marcha por la Fundación Lagun Aro Mirada Social y STOP Accidentes hace un año, ha dedicado durante este tiempo cerca de 300 horas a la atención individualizada de las víctimas, ha realizado terapias de grupo en las que han participado 75 personas y ha atendido cerca de 500 llamadas.

Según ha informado STOP Accidentes, desde hace un año, una psicóloga especialista en atención a víctimas de accidentes de tráfico presta su apoyo y conocimiento a todas las personas que solicitan ayuda psicosocial a través del mail psicologa@stopaccidentes.org, del teléfono de atención al público 946 033 000 o en la delegación del País Vasco de STOP Accidentes, en la Plaza Pinondo del municipio vizcaíno de Durango.

Este año, la Fundación y STOP han decidido ampliar el horario de atención al público de la oficina de STOP accidentes cinco horas más a la semana, de tal forma que la oficina permanecerá abierta de lunes a viernes de 10.00 a 14.00 horas y se abrirá durante cinco horas a la tarde, en principio, los miércoles.

Además, ante las dificultades de algunas personas para desplazarse hasta la sede de Durango, la Fundación y la ONG han decidido incluir el servicio a domicilio para asistir a aquellas personas residentes en la geografía vasca que no puedan acudir a la sede.

El servicio ofrece ayuda sobre los trámites necesarios después de un siniestro y las instituciones a las que hay que acudir cuando ocurre un siniestro, así como apoyo para superar el duelo, ayuda para conocer en qué consiste el proceso judicial, qué derechos asisten a las víctimas y cuánto tiempo hay que esperar, entre otras cuestiones.

Otra de las modalidades de tratamiento que ha realizado el servicio es la organización de terapias de grupo y talleres de habilidades en los que intercambiar experiencias con personas que han pasado por la misma experiencia para facilitar así la superación del siniestro.

Por último, y en el caso de que la víctima o su familiar se enfrenten a un juicio por el accidente, el servicio prestará apoyo a las víctimas para afrontar mejor la situación y la sentencia, en el caso de que ésta resulte desfavorable.

La psicóloga que atiende este servicio asegura que la mayoría de las personas que ha reclamado su ayuda son víctimas de accidentes con resultado de muerte. "Incluso hay gente que sigue perdida aunque el siniestro haya ocurrido hace mucho tiempo y que no sabe que existimos", ha añadido.

"Cuando es muy reciente -ha explicado-, vienen desorientados, necesitan que les digamos que sus síntomas son normales. Les guiamos a lo largo del duelo. En una segunda fase, necesitan juntarse con otras personas que han pasado por lo mismo en terapia de grupo".