9 de agosto de 2020
10 de julio de 2020

Sindicatos amenazan con movilizaciones si continúan los recortes en Educación y no hay interlocución y negociación real

Denuncian que, "aprovechando la crisis sanitaria, en lugar de aumentar los recursos para gestionar esta situación excepcional, se recorta"

BILBAO, 10 Jul. (EUROPA PRESS) -

Los sindicatos ELA, LAB, CCOO, UGT y Steilas han advertido al Gobierno Vasco que iniciarán movilizaciones si continúa con los recortes en Educación y si no se retoma la interlocución y la "negociación real" con los representantes sindicales de los trabajadores.

En un comunicado conjunto, los sindicatos ha considerado "imprescindible" reforzar la educación pública ante "los recortes que, aprovechando la crisis sanitaria, ha comenzado a realizar el Departamento de Educación".

Según han advertido, "si no se ponen los recursos necesarios para reforzar la educación pública, a la vez que se retoma la interlocución y la negociación real" con quienes representan a los trabajadores, el Departamento de Educación del Gobierno Vasco "recibirá una respuesta contundente" porque "no dudarán" en iniciar una dinámica de movilizaciones.

Los sindicatos han señalado que, "en esta época en la que lo más básico se ha puesto en cuestión, ha quedado en evidencia la importancia de los servicios públicos para sostener la vida". "Hemos vivido tiempos duros y los que vendrán no parecen ser fáciles. Ahora queda por ver si aprenderemos algo de lo vivido o, si en el futuro, repetiremos los mismos errores cometidos hasta ahora", han advertido.

Las centrales sindicales han lamentado que, al parecer, el Departamento liderado por Cristina Uriarte "ha aprendido poco, ya que en la educación pública ha emprendido la senda de los recortes".

En ese sentido, han explicado que, pese a que el Departamento de Educación "sigue la vía de las decisiones unilaterales impuestas y no ha comunicado nada directamente a los sindicatos", saben, por noticias recibidas de distintos centros, que, de cara al próximo curso, "se están empezando a aplicar recortes en diferentes áreas y colectivos", como "en los cursos de IRALE, en los Barnetegis, en las relaciones de puestos de trabajo que se han trasladado a los centros, y en los refuerzos generados por los índices de necesidades de los centros".

Además, han indicado que "está por ver cuál será el impacto de las decisiones unilaterales de Lakua en el programa Hamaika esku, en el colectivo de cocinas y comedores, en el colectivo de especialistas de apoyo educativo en educación especial, en terapeutas ocupacionales y en el Consorcio Haurreskolak".

DECISIONES "UNILATERALES"

ELA, LAB, CCOO, UGT y Steilas han denunciado que, ante la situación creada por la covid-19, el PNV "ha estado continuamente imponiendo decisiones unilaterales, de forma improvisada y sin planificación general".

"Ahora, aprovechando la crisis sanitaria, en lugar de aumentar los recursos necesarios para gestionar esta situación excepcional, comienza a aplicar recortes, justo cuando tocaba ampliar las plantillas y analizar las ratios, tanto por etapas como por colectivos de trabajadores", han criticado.

Los sindicatos han manifestado que "ahora toca apoyar a esos servicios públicos que tanto hemos aplaudido en los momentos difíciles", y han señalado la necesidad de "invertir en la educación pública, ya que es un instrumento de cohesión imprescindible para conformar nuestra sociedad".

"Como ha evidenciado la crisis, una educación pública fuerte es una herramienta esencial para compensar las desigualdades de origen que se generan en la sociedad, ya que en los centros educativos nos dedicamos a una práctica que va más allá de la simple transmisión de contenidos", han subrayado, para exigir una inversión en educación pública del 6% del PIB porque, según han defendido, "solo así podremos garantizar los recursos humanos y materiales imprescindibles en este momento".

Por todo ello, han exigido al Gobierno vasco que "facilite la interlocución y negociación real" con los representantes de los trabajadores, que "deje de lado los recortes" y que adopte medidas para "proveer de recursos necesarios que fortalezcan la educación pública". En ese sentido, le han pedido que adapte los presupuestos "incrementando la inversión para la educación pública, para poder así responder a las lagunas que son necesarias desde hace tiempo y que ahora se han vuelto urgentes".

Para los sindicatos, es "imprescindible bajar las ratios y aumentar las plantillas, implementar la gratuidad del Consorcio Haurreskolak, aumentar los recursos para necesidades educativas especiales, así como la de Pedagogos Terapeutas e HIPIs, garantizar la contratación de responsables de limpieza, cocina y comedores, adoptar medidas para aliviar la carga de trabajo de los trabajadores, poner en marcha un plan de rejuvenecimiento de la plantilla que permita la jubilación progresiva de los trabajadores, implementar medidas reales para la conciliación y posibilitar con garantías la consolidación del personal eventual".

Los sindicatos han dicho que, "desgraciadamente, parece que el Gobierno de Vitoria se dirige en sentido contrario, y ha tomado todas las decisiones de forma unilateral". "Y es que, aún cuando lo hemos denunciado una y otra vez, seguimos en la misma situación, sin tener ningún tipo de interlocución con quienes representamos a los trabajadores, y sin facilitar ningún tipo de negociación", han denunciado, para advertir de que "si esto no cambia, nos encontrará delante".